Las Crónicas de Mieres (Parte III)

Por Diego García

Finalmente, el ultimo deseo de la mano de Perón fue hecho por aquel viejo amigo de Francisco. Pero para sorpresa de Francisco, el deseo de la persona a su lado no fue uno para sí, sencillamente pidió que las manos retornaran a Perón, y que por ende el Dios fuera capaz de regenerar sus poderes y volver a gobernar sobre la tierra una sexta y penúltima vez, antes de su retorno definitivo, trayendo la devastación consigo el día de las tribulaciones como presagio del fin de la era de Lucifer, su padre.
Era 1933, Hitler había subido a su trono en Alemania, pero el retorno de las manos presagiaron su derrota final. El que traería una nueva raza y un nuevo imperio seria Perón, pero no el Perón gobernando en 1946, sus manos habían sido devueltas demasiado tarde, su cuerpo ya estaba corrupto por la ausencia mágica, por ende debía morir una ultima vez para poder desencarnar y reencarnar nuevamente, como así estaba predicho.
Las sombras de la abominación vendrían con su séptima llegada, esta seria la hora de su ira, fiebre fresca caería de los cielos, el culto a Ptah seria restaurado con Perón como cabeza del nuevo y mítico culto. Pero quien es Ptah? Ptah fue el primer ancestro, Ptah creo el culto a los dioses, basado en atribuciones y modos identificados por Ptah, quien estableció las regiones esparciendo sus diferentes descendencias, edificó la primera ciudad, asignó a cada dios su lugar de culto, edificó sus primeros templos, y determinó las ofrendas que debían recibir.
Luego de gobernar 29 milenios, Ptah finalmente decide que era hora de poner fin al esparcimiento de su simiente superior en la tierra, y desaparecer depositando su cuerpo dormido en un mítico bote de nombre desconocido, en un lugar que solo Perón sabia. Perón necesitaba ese cuerpo para reencarnar en La Tierra por séptima vez, y solo podía hacerlo naciendo con sus manos de alfarero cósmico.
Solo quedaría la linea dinástica que deja la simiente de Ptah, la raza de los Nefertemu, osea los humanos verdaderos, aquellos que descienden de la mítica luz interior depositada por Perón a través de la linea de sangre de Ptah. Muchas cosas pasaron por la mente de Perón a la hora de crear a los híbridos de sangre, como que tal vez los híbridos enloquezcan y todo termine en un cataclismo nuclear, entonces mutarán por la radiación de formas desconocidas y atroces.
La raza de los Nefertemu se había degenerado y mezclado, solo eran un patético reflejo de su esplendor original. Los Nefertemu obviamente estaban en extinción, y Perón debía volver para destruir a la semilla del mal que se implantaba en sus genes perfeccionados por su misteriosa ingeniería celestial.
Por eso Peron decide crear una organizacion de fanaticos desquiciados que encuentren su cuerpo, pero no seria tarea facil, el bote estaba enterrado bajo metros y metros de arena y barro tras el mítico cataclismo deluviano que enterró la tierra de los dioses. El actual presidente de la organización es el abogado estadounidense Matt F. Hale, actualmente en prisión esperando juicio por presunto complot para asesinar a un juez federal, acusado por su jefe de seguridad,un infiltrado del FBI), Anthony Evola.
El primer asesinato conectado con la organización fue el del veterano de Irak, Harold Mansfield Jr, Afroamericano, asesinado por el sacerdote de la Iglesia, George Loeb en complicidad con su esposa Bárbara. Ambos fueron condenados -a Loeb se le dio cadena perpetua-.
El 4 de Julio de 1999, el estudiante de derecho y miembro de la iglesia Benjamin Nathaniel Smith, comenzó un tiroteo general con la meta de comenzar la Guerra Santa Racial (Racial Holly War, RaHoWa), hasta ser acribillado por la policía, siendo hoy uno de los mártires de la iglesia.
Descubrieron por puro accidente que la Tierra había sido premiada con la semilla de una forma de vida procedente de otro planeta, una forma de vida que ya había evolucionado al punto de conectarse directamente con El Creador del Universo, y ser el Creador mismo, ya no había diferencia. Sin embargo, aún no han hecho nada al respecto; no se les ocurre qué. Escribieron al gobierno, y en respuesta les enviaron un folleto sobre la reparación y mantenimiento de las casas de madera. En cualquier caso, es de conocimiento general; no son los primeros que lo han descubierto. Hasta es posible que la situación esté controlada. Todo esto claramente refiere a una especie no humana, extraterrestres adimensionales, de increíbles características.
Casi un siglo ha pasado desde aquel fatídico deseo. Luego de enterarme de la verdad, mi corazón latió con violencia y me quedé sin aliento. Había descubierto por casualidad la mención a una raza desconocida. Extraterrestre, desde luego. No obstante, todo resultaba perfectamente natural, lo cual sugería que guardo cierto parentesco con la misma especie, algún gen de milenios de antigüedad. Era una raza de seres capaces de quitarse partes de su anatomía a voluntad. Ojos, brazos…, y tal vez más. Sin pestañear. En este punto, mis conocimientos de biología me resultaron muy útiles. Era obvio que se trataba de seres adimensionales, como el ente de la vieja película de horror "Phantasm", una especie de seres primigenios. Fisión binaria, sin duda. Se dividían por la mitad y formaban dos entidades. No descubrí a qué fin había sido destinado cada órgano, pero daba igual. Salí como un rayo del garaje y me metí en la bien caldeada casa, como si aquellas detestables cosas me persiguieran. Me sentía febril y los dientes me castañeteaban. Ya había tenido bastante.
No quiero saber nada más de eso. Que Perón resucite en el cuerpo de Ptah, y que junto con su linea de sangre mas pura, domine La Tierra. No quiero mezclarme en ese asunto.
Pero es inevitable, cuando Perón lo disponga, sus dementes seguidores irán a por el bote-sarcófago que guarda el misterioso cuerpo milenario, incorrupto por el paso del tiempo.
Según la antigua leyenda, Ptah, el mítico primer Perón durante la era del primer peronismo, había muerto hace 11 milenios. Pero todo fue una elaborada mentira, la entidad solo había trasladado su consciencia a nuevos cuerpos en otras eras, la matriz original estaba oculta en un lugar misterioso. Los planes eran destruir el planeta La Tierra con una bomba de anti-materia si el cuerpo de Ptah era descubierto antes de tiempo. En su fibra biológica guardaba secretos al que los humanos profanos no podían acceder.
Pero para evitar que la bomba sea detonada por otros seres adimensionales, Mi-Eres, un adimensional en cuerpo humano masculino pero de esencia en realidad femenina e invisible, había ordenado a Perón desmantelar la super arma, y ordena dividir los cristales que la alimentaban para crear el bote-sarcófago, ahora hecho de un material prácticamente indestructible e impenetrable.
De repente, mirando el informativo, vi la noticia: la explosión de una enorme bomba aérea en medio de un conflicto civil en Medio Oriente había desenterrado lo que parecía un templo desconocido.
Guerrilleros insurgentes, milicias gubernamentales, soldados profesionales, todos los que se arrimaban al templo eran horriblemente aniquilados por una energía misteriosa que destruía su carne hasta el punto de volverlos pedazos de carne regados por doquier.
El gobierno de uno de esos países en conflicto aprovecha una tregua en la zona para utilizar un robot a control remoto, de esos con orugas usados para detonar minas a distancia, y de ese modo acercarse al templo. La maquina también dejo de funcionar. La increíble energía había achicharrado sus circuitos como si la misma estuviera en la superficie del planeta mas caliente del sistema solar.
Los judios y cristianos ya hacian sus conjeturas: "es el arca de la alianza", los musulmanes las suyas "es la residencia de nuestro Dios todopoderoso", los hindúes también: "es el hogar de Krishna". Todos estaban ajenos a la verdad detrás del horroroso lugar.
Por el momento todos los bandos en conflicto detenieron la lucha, se dieron cuenta que habia algo mas importante alli, algo capaz de causar un horror mucho mas grande que todas las bombas, que todas las balas, que todos los cuchillos de La Tierra juntos. Tal y como se habia predicho, la sola trascendencia del poder antiguo detuvo todas las guerras libradas en ese instante.
Entonces, cada bando, y cada religión, comenzó la búsqueda de un elegido, pero nadie se atrevía a ir al lugar, todos temían ser despedazados por esa fuerza imposible de resistir, y los pocos que lo intentaron perecieron al instante, aplastados y quemados como si se trataran de meras figurillas de papel.
Luego algo se me vino a la mente, fue a mi Familia a la que vino a parar la mano, concretamente a mi bisabuelo por vía de madre, y fue a mi a quien se revelaron todas esas verdades ocultas. Entonces decidí en secreto usar todos los ahorros que tenia e ir a esa zona, Árabe no sabia, pero me manejaba muy bien con el idioma Ingles, y mis rasgos tampoco eran los de un anglosajón de ojos claros, por ende me sentiría mas asimilado entre los ajetreados locales, ya enloquecidos por la guerra, y ahora aun mas por lo que ocurre en estos instantes.
Parto hasta el Aeropuerto de Buenos Aires, que ofrece vuelos razonablemente mas baratos pero con muchas escalas, y luego de varias horas de viaje, llego al aeropuerto internacional de Basra. Luego de un complicado viaje, tratando de comunicarme primero con los conductores de los autobuses de la zona, y luego con los taxistas, muy nerviosos por la posibilidad de impactar con algún pertrecho sin detonar o caer en algún poso de las carreteras destrozadas, es que llego a la ciudad de Erbil, en ese entonces bajo dominio Kurdo.
Los taxistas se niegan a llevarme mas allá, dicen que es un territorio peligroso donde mercenarios extranjeros y yihadistas locales pueden asaltarte para financiar su guerra, o sencillamente matarte si sospechan de ti.
No tuve mas remedio que ir de a pie de ahora en adelante, aunque faltaba poco, la antigua Ninive estaba a solo unos kilómetros, y ya podía ver toda una enorme congregación de personas, desde meros transeúntes, periodistas, extranjeros, toda clase de gente rodeando el templo con forma cuadrada y paredes con contrafuertes. Nadie se atrevía a bombardear el templo nuevamente, por temor a lo desconocido.
Dentro de ese tumulto, pude identificar a algunos miembros de la organización secreta, y aprovechando mi conocimiento del idioma ingles, es que le explico a uno de aspecto misterioso brevemente mi situación. El hombre, visiblemente en estado de jubilo, me dice que yo, debido a mi ancestralidad, seria el portador de la llave, y luego me entrega un raro artefacto, parecía una especie de estrella de 8 puntas, dijo que seria aquello con lo que debía entrar al templo y abrir el sarcófago. Yo no pude negarme, aunque asustado, entendí que seria la posibilidad de mi vida de ser recordado como el ser humano mas grande todos los tiempos, luego de Ptah, por supuesto.
Finalmente me decido ir al templo, la gente al rededor se sorprende, algunos intentan detenerme, yo sin embargo sigo sin camino. Las personas notan sorprendidas como no soy destruido, y de repente comienzan a escucharse sonidos de jubilo, aplausos, murmullos por doquier.
Es así que llego a la entrada misteriosa y la atravieso, poco después una oscuridad total y un silencio absoluto nublan todos mis sentidos. Me golpeo la cabeza contra una especie de escalera de roca, entonces, decido utilizar la linterna que había llevado conmigo por si acaso, pero luego esa linterna se vuelve inútil, una luz cegadora me envuelve, una luz indescriptible, con tonos purpuras, toda tocante.
Me doy cuenta que el suelo del templo esta intacto con finos pisos y paredes de lapislázuli.
Luego aprecio los detalles de las paredes, figuras de dioses tal vez conocidos, uno era una mujer con cabeza de serpiente, otro era una especie de ave con un doble bastón dorado en sus patas. Por ultimo, en una recamara en lo mas profundo del templo, el bote-sarcófago, un bote con forma de encorvada, y con una especie de cofre encima de todo, ese debía ser el sarcófago. Subo hasta el bote, y conteniendo por un momento la respiración, es que introduzco la llave de ocho puntas en un hueco precisamente con 8 puntas. Introduzco la llave y cuando la giro entonces todo comienza a moverse, el cofre se abre y dentro del cofre hay otro cofre, una elaborada estructura mecánica. La estructura se abre como si fuera una especie de armadura separando sus partes. Y he allí el cuerpo, un ser de 3 metros de altura, de forma totalmente humana, piel negra, pero rasgos faciales de un blanco, rasgos muy depurados, que podrían considerarse bellos. Estaba cubierto por una túnica blanca y una especie de corona verde y azul. Pero para mi sorpresa, el cuerpo se pudre ante mis ojos inmediatamente, la carne sencillamente se convierte en polvo. Este es el famoso cuerpo de Ptah? Todo este viaje por esto? Luego se me viene a la mente el pensamiento de que no es el cuerpo, es la túnica y la corona. Decido retirar los atavíos del pesado esqueleto desmoronándose. Y como en estado de trance, me coloco los atavíos. De repente, lo mas insólito ocurre, Primero comienza como un ensordecedor zumbido, luego mi visión empieza a templar, hasta que finalmente entro en un estado de superconsciencia, en el que entro en un estado de absoluto éxtasis.
Veo imágenes a mi alrededor, indescriptibles, algo así como duendes mecánicos, toda clase de lenguajes de entes desconocidos, tal vez mis subordinados, por ultimo me transformo en información pura viajando por el espacio, mi Yo, todo lo que me hace mi Yo, desaparece totalmente, y entiendo la realidad del cosmos como una continuidad de pasado, presente y futuro como algo simultaneo.
Por ultimo veo una especie de instrumento, luego me doy cuenta de que ese instrumento es una especie de tambor muy primitivo, empiezo a tocarlo, y una rara melodía truena en mi cabeza:

"Los muchachos peronistas todos unidos triunfaremos y como siempre daremos un grito de corazón:
¡Viva Perón! ¡Viva Perón!
Por ese gran argentino, que se supo conquistar, a la gran masa del pueblo, combatiendo al capital. Perón, Perón, qué grande sos, Mi general, cuánto valés. Perón, Perón, gran conductor sos el primer trabajador.

Entonces mi consciencia se identifico a si misma, yo me había vuelto Perón, mi cuerpo era ahora el nuevo cuerpo de Perón.
Poco después el templo colapsa y del mismo emerge una gran nave, un poderoso artefacto de guerra. Una especie de computadora marca las ciudades a ser destruidas como forma de aleccionar a los humanos: San Francisco, Nueva York, Los Angeles, Rio de Janeiro, San Petersburgo, Paris, Tokio, Beijing, Islamabad, Nueva Delhi, Bombay, Johanesburgo, Tel Aviv, Ciudad de Mexico, Nairobi, todo seria arrasado en unos minutos. Todos los otros cultos, todos sus ídolos y monumentos serian convertidos en cenizas, y a sus sacerdotes se les consumiría su lengua y sus ojos.
"El pueblo está reclamando, con angustia y con razón, que le voten enseguida:
La nueva Constitución

¡Viva Perón! ¡Viva Perón!
Con los principios sociales, que Perón ha establecido:

el pueblo entero está unido. y grita de corazón

¡Viva Perón! ¡Viva Perón!
Por ese gran argentino, que trabaja sin cesar, para que reine en el pueblo:

el amor y la igualdad"

Las Crónicas de Mieres (parte II )

 
 Por Diego García

De la primera época de Perón, mejor conocida como primer peronismo, pocos vestigios históricos quedan. La vieja transgresión Perón fue un período de inusual clima cálido durante el Holoceno. Se inició en el 5000 AC al 4900 AC, y duró aproximadamente hasta el 4100 AC (los diferentes índices climáticos en distintos lugares en el mundo indican ligeramente diferentes cronologías). La edad de Perón fue un periodo de condiciones meteorológicas clementes y agradables en general, que favoreció el crecimiento de plantas. En la dendrocronología del pino bristlecone, que se extiende hacia atrás de la era moderna hasta 6700 AC, el mejor año para el crecimiento del pino fue 4850 AC, a comienzos de la edad de Perón.
La edad de Perón fue una “transgresión” en el sentido de transgresión marina, un período de avance global del nivel del mar. Cuando las temperaturas cálidas obligaron a un retroceso en los glaciares y en las capas de hielo de la criosfera global, los niveles globales del mar fueron durante todo el período, 2,5 a 4 metros (8 a 13 pies) por encima de la media del siglo XX. El mayor nivel del mar se prolongó durante varios siglos y erosionó las costas. Varias ubicaciones en todo el mundo tienen “terrazas de la edad de Perón” a lo largo de sus costas como resultado.
La vieja transgresión Perón fue una de una serie de transgresiones marinas que disminuyeron gradualmente durante el Holoceno medio. Fue seguida por las transgresiones del Perón Joven, Abrolhos y Rottnest. Durante la transgresión Perón Joven (c. 4000-3400 AC), el nivel del mar alcanzó su punto máximo a los 3 metros sobre el nivel del siglo XX, durante la Abrolhos (c. 2600-2100 aC), de 1,5 metros, y durante la Rottnest (c. 1600 -1000 a. C.), 1 metro.
Al menos algunos estudiosos – antropólogos, folcloristas y otros – han vinculado la época de la transgresión de Perón y de la edad neolítica subpluvial con las historias de un “tiempo de la abundancia” (Edad de Oro; Jardín del Edén) que ocurren en los orígenes legendarios de muchas culturas“
Pero esta era llegaría a su fin, esto es un extracto denominado como "Las lamentaciones de Perón": "Con pesar en el espíritu, profiero los lamentos; lamentos amargos que llenan mi corazón. Cuán desolada está la tierra, sus gentes entregadas al Viento Maligno, sus establos abandonados, sus rediles vacíos. Cuán desoladas están las ciudades, sus gentes amontonadas como cadáveres yertos, afligidas por el Viento Maligno. Cuán desolados están los campos, marchita la vegetación, alcanzada por el Viento Maligno. Cuán desolados están los ríos, ya nada vive en ellos, aguas puras y centelleantes convertidas en veneno. De sus gentes de negra cabeza, Sumer está vacía, se ha ido toda vida; de sus vacas y sus ovejas, Sumer está vacía, callado quedó el murmullo de la leche batida. En esa tierra cayó la calamidad, una calamidad desconocida para el hombre. Una calamidad que la Humanidad nunca antes había visto, una calamidad que no se puede detener. En todas las tierras, desde el oeste hasta el este, se posó una mano de quebranto y de terror. ¡Los dioses, en sus ciudades, estaban tan indefensos como los hombres! ¡No sabíamos que un Viento Maligno seguiría al resplandor!, lloran ellos ahora en su angustia. ¿Quién podía predecir que la tormenta portadora de muerte, nacida en el oeste, tomaría su curso hacia el este?, se lamentan los dioses ahora. En sus ciudades sagradas, permanecieron los dioses, sin creer que el Viento Maligno tomaría su ruta hacia Sumer. Uno tras otro, los dioses huyeron de sus ciudades, sus templos abandonaron al viento. En mi ciudad, Eridú, no pude hacer nada por detener a la nube venenosa. ¡Huid a campo abierto!, di instrucciones a la gente; con Evita, mi esposa, la ciudad abandoné. En su ciudad, Nippur, lugar del Enlace Cielo-Tierra. Lo que sostenía la mano para lanzar proyectiles se trocó; armas de estruendo y resplandor incrementaron el terror. Una guerra, larga y feroz, devoró al planeta; hermano luchó contra hermano. Hubo muerte y destrucción, tanto en el norte como en el sur. Durante muchas vueltas, la desolación reinó en las tierras; toda vida fue diezmada. Después, se declaró una tregua; y más tarde se hizo la paz. Que las naciones se unan, se dijeron los emisarios entre sí: que haya un trono, un rey que reine sobre todos. Que haya un líder del norte o del sur elegido a suertes, un rey supremo ha de ser. Si fuera del norte, que el sur elija a una mujer para que sea su esposa, en igualdad como reina, para reinar juntos. Si por suertes fuera elegido un hombre del sur, que una mujer del norte sea su esposa. Que sean marido y mujer, para hacerse una sola carne." Perón asumió en su trono nuevamente, pero a cambio tendría que volverse mortal, condenado a morir y renacer de nuevo como Rey hasta completar 7 reinados sobre los hombres. Sus 3 primeros reinados fueron en mesopotamia, otros dos fueron en Egipto, adoptando el nombre de Akhenaton en el ultimo de ellos.
- Entonces - dijo el Amo en un susurro que resonó por toda la estancia circular -, los dioses de Egipto irrumpirán en el Río de la plata. Perón, el del cielo matinal, hará ruinas las iglesias cristianas, acabará con todas las guerras que se libran en estos instantes mediante la sola trascendencia de su poder, y los monstruos Set y Sebek devorarán a quienes osen resistirse!
El Amo Perón envió sirvientes a las ruinas de Memfis para que copiaran de una piedra oculta los jeroglíficos que formaban su auténtico nombre, y en ese lugar les aguardaba una gran sorpresa, pues habían visto una vez el nombre del Amo en la piedra, hacia siglos, y los caracteres que había tallados en la roca eran dos símbolos parecidos a una llama que ardía en un plato, seguidos luego por un búho y la cruz lobulada: Tchatcha-ení-Ankh, decían los signos, Fuerza en la Vida. Pero ahora en la vieja piedra se veían unos caracteres distintos; ahora leyeron tres signos que parecían cúpulas, un pájaro, un búho, un pie, otra vez el pájaro y luego un pez sobre una oruga. Khaibitu-em-Betu-Tuf, decían los signos, y su traducción era: Sombras de la Abominación.
Después de rechazar el papel de Perón, Caín fue marcado con otro encasillamiento. Desde entonces seguiría el modelo del dios primordial Anu (Lucifer), quien era padre de Perón al engendrarlo con la diosa madre ninhursag. En la mitología del Oriente Medio, Anu fue el primero en ser conocido como el "Padre de los Dioses." Sin embargo, según la epopeya hitita La Realeza en el Cielo, ganó esa posición después de destronar a un rival más favorecido llamado Mi-Eres, quien en realidad solo ascendió a lo que se llamaba "el plano de las aguas celestiales". Anu fue a su vez atacado y sufrió una herida crítica en sus órganos genitales. En el Libro de Génesis se nos dice que le costó esfuerzo decir "Grande es mi castigo para ser soportado." La traducción literal y gráfica de este versículo es "Mis genitales están demasiado mutilados como para que me excite sexualmente."
Cain, en un ataque de celos por el poder y prestigio de su hermano Perón, le asesina al tenderle una trampa en un bote que supuestamente era un obsequio. Lo cierto es que el bote se hunde y Perón, ya convertido en mortal, muere ahogado. No contento con esto, Cain corta el cuerpo de Perón en 15 pedazos y los esparce por el río Nilo. Eva, la esposa de Perón, junta, junto con la ayuda de sebek, el dios cocodrilo que habita en los ríos, todos los 15 pedazos a excepción de las manos. Al ver que no conseguía las manos, Evita usa su magia y crea nuevas manos a Perón a partir de dos figuras de madera. Sin embargo, estas nuevas manos no tienen el antiguo poder mágico de las otras, las cuales estuvieron perdidas durante milenios, hasta que alguien las encontró momificadas. Esta persona no fue nada menos que el conocido conquistador francés Napoleón Bonaparte, en su expedición a Egipto luego de derrotar a las tropas del imperio otomano y antes de su derrota naval frente a los ingleses. Sin embargo, desconociendo totalmente el origen y significado del objeto, Napoleón permite que sea entregado a uno de sus subalternos, y luego de eso pasaron al museo del budulak. En 1889, Luis Viglione, un uruguayo radicado en Buenos Aires, decide viajar a Europa y Cercano Oriente. Durante su estadía en El Cairo, capital de Egipto, el investigador compró dos momias en el museo de Budulak y junto con ellas vinieron las dos manos. Luis Viglione trajo las 3 piezas al Río de la Plata, una de las cuales fue entregada al Museo de la Plata en Argentina. La otra, en mejor estado de conservación y con su ajuar funerario completo, fue finalmente donada en 1890 al Museo Nacional de Historia Natural de nuestro país. Pero con respecto a las manos, estas, vistas como objetos con menor valor, son adquiridas por un joven de nombre Francisco Gonzalez, de origen humilde pero con un morboso interés por las manos. En 1904, se da cuenta del poder mágico de las manos, al pedirle un deseo, el cual consistía en tener su propia estancia. El deseo es conseguido de inmediato. Pero a un costo terrible, Francisco hereda la estancia de sus padres, pero porque estos murieron de una terrible plaga de fiebre amarilla. Entonces Francisco se da cuenta que cada deseo, de ser meramente para satisfacer una necesidad material, vendrá con una terrible maldición. Por eso guarda las manos y se olvida de ellas hasta mas de 3 décadas después, cuando su esposa, cansada de no poder tener hijos, presiona a francisco para que use las manos. Un hijo nace, pero para sorpresa, nace otro, gemelo. Sin embargo, el segundo gemelo es enfermizo desde pequeño, y por su fragilidad, muere en sus primeros años. El segundo gemelo, como ocurre muchas veces, no soporta la muerte del primero y entra en una depresión que se manifestaría somaticamente en un ataque cardiorespiratorio fatal. Francisco, furioso, decide quemar las manos, pero justo cuando decide hacerlo, se entera de que otro hijo nacería. Corre el año 1932. Para sorpresa de Francisco, este niño no sufrió ninguna desgracia, parecía que algo lo protegía de la maldición, y por ende Francisco, temiendo que la quema de las manos trajera la desgracia de nuevo, las regala a un amigo quien a pesar de las advertencias de Francisco, pide el tercer y ultimo deseo que quedaba en la mano.
Continuara.....
 
© Narcotráfico de órganos | Designed by Blogger Templates.