Entrevista a los Hermanos Pelela




Por Mamerto Menapace
 
La dupla de cineastas uruguayos conocida como los hermanos Pelela ha cobrado notoriedad recientemente por haber dirigido una serie de spots promocionales de un reconocido festival musical. Conversamos con ellos para saber más acerca de su trabajo y sus virtudes sísmicas.

Mamerto: ¿Qué es el cine para ustedes?

Orlando: Yo para mí personalmente pienso que es un lugar que tiene que ser oscuro, y no se puede comer adentro, a menos que sea tortilla fría de papa en un taper de crufi de los verdes.

Jorge: Personalmente tengo una visión muy singular del sine. En primer lugar escribo "sine", así con ese. En segundo lugar considero que el sine consiste en proyectar imágenes en movimiento que generalmente van acompañadas de sonidos. Esto debe realizarse en una gran habitación oscura donde la gente se sienta en silencio durante largo rato, observando detenidamente las imágenes y escuchando los sonidos. Sé que es un poco polémico lo que estoy diciendo, pero esto es el sine para mí.

Orlando: Sí, eso es verdad.

Mamerto: Cuéntenme de algún proyecto que tengan en mente.

Jorge: Me gustaría filmar un documental sobre la discriminación hacia la gente que tiene cabeza de serpiente. Me consta que algunas personas nacen con cabeza de serpiente en lugar de cabeza humana y son tratados muy mal por esta causa. Es común ver como se les prohíbe entrar en algunos lugares. El otro día vi a dos niños con cabeza humana golpear a un niño con cabeza de serpiente. Esto ocurrió en el patio de una escuela. Es muy triste.

Orlando: Como proyecto importante de mi vida ahora estoy coleccionando camiones cisterna y bolsas de papas fritas que hayan volado por el aire.

Jorge: Se refiere a nuestra carrera audiovisual, Orlando.

Orlando: Ah, bueno, el otro día filmé todo el proceso mientras hacía un guiso de garbanzos, pero apenas hirvió el agua se empaño el lente y bueno. Creo que el área documental es un ambiente donde nos sentimos cómodos y creo que vamos a profundizar, pero tranquilamente, aunque los temas complejos nos imantan, es el caso que contaba Jorge recién o también el caso de las personas sin tórax ni miembros ni cabeza, es un tema extremo pero que ¡Irma, vení vení, te acordás de Ismael? Bueno, te llamó hoy de mañana, dice que tenés que pasar por el almacén a pagarle unos fideos y un lampazo que te fió hace como tres semanas me dijo. Bueno, ¿En que estábamos? Ah, si, bueno, eso.

Mamerto: ¿Piensan que Uruguay está preparado para guardar armas nucleares de destrucción masiva en la represa de Rincón del Bonete?

Jorge: No había pensado en esto pero ahora que lo mencionás creo que sí. Estamos varias décadas atrasados en el tiempo, todo el mundo tiene armas nucleares hace rato y nosotros no. Es que somos muy boludos los uruguayos, en este y en otros temas. Creo que las armas deberían ser guardadas en un lugar secreto, así que no me parece adecuado responder a tu pregunta, mirá si un potencial enemigo llega a leer esto y se entera de nuestras intenciones de guardar armas nucleares en un lugar que no voy a mencionar.

Orlando: Pah che no tenía ni idea de esto, pero el lugar esta bueno, cuando era niño fui a pasar un fin de semana y en el hotel te prestaban bicicletas para que pasearas por ahí, eran unas jazz violetas, y una estaba mejor que la otra, la que no tenía cambios, viste que los cambios siempre se joden y terminan siendo una cagada.

Mamerto: ¿Vieron la Era del Hielo II?

Jorge: No, no voy al cine, perdón, sine.

Orlando: No, no... ¡Che Irma, vos viste la Era del Hielo dos?

Irma: ¡¿Quéé?!

Orlando: Soltá el repasador y vení un poquito. ¿Vos viste La Era del Hielo dos? Porque el Mamerto nos está preguntando y ninguno la vio.

Irma: Páh, yo tampoco la vi. Creo que la vio mi nieto, el Juaquín. Pará que lo llamo...

Mamerto: No, no hace falta, aunque le acepto un plato de guiso si tiene ahí que le sobre. Estemmm… Siguiendo con la entrevista, desde hace mucho tiempo, tengo una pregunta en mente para ustedes: ¿Saben en qué año vivimos?

Jorge: Sí.

Orlando: Bueno.

Irma: Pah, yo no idea, perdí la cuenta.

Juaquín: La vi sí.

Mamerto: Buenazo, ¿Che, ustedes no sienten un poco de olor a pedo?

Orlando: No

Jorge: No

Irma: No

(Silencio incómodo)

Mamerto: Desde un perspectiva tocreológica, más precisamente siguiendo la línea de la última etapa de la escuela de Jölmsbemberg: ¿Qué opinión les merece la coexistencia terrenal de la moneda de cincuenta pesos?

Jorge: Yo diría que no me gusta mucho, soy más de la moneda de diez. Siempre me gusto mucho, desde chiquito tengo gratos recuerdos de la moneda con el Puma Rodríguez. Las de cinco pesos también me gustan.

Mamerto: No te pregunté por las de cinco, pero ta igual…

Irma: Todos hemos navegado por las ramas palmerienses de la locura exorbitante que nos regalan las cintas contenedoras de imágenes efímeras y obtusas dividiendo ese fragmento de tiempo llamado segundo en veinticuatro apuñaladas intercostales de plumas de gaviota blanca y gris. El guiso es de ayer, ¿lo quieren con un huevo frito arriba?

Jorge: Esta es la mejor pregunta que me han hecho en lo que va de la noche. Y mi respuesta es extremadamente afirmativa.

Orlando: Yo las colecciono. Bueno, las coleccionaba porque un día me compré un gorro con visera de las tortugas ninjas y las tuve que gastar porque el señor no hacía trueque por dulce de mortadela. Así que, como diría el mismísimo Jölmsbemberg: “Szczęśliwy Claudia urodzin. Jesteśmy w piekarniku.”

Mamerto: Para mi dos por favor, gracias.

Juaquín: ¿Quieren jugar una conga?

Orlando: No Juaco, anda a hacer cosas de adulto que ya tenés cuatro años.

Jorge: No, perdón por la brevedad de mi respuesta, pero no. Pero no es de malo, es porque estoy lavando lechuga y tengo las manos mojadas, y no se puede jugar a las cartas con las manos mojadas.

Mamerto: Ni mamado.

Mamerto: Ni empedo.

Mamerto: Che, estoy medio borracho. ¿Ustedes que opinan de la guerra en Suecia?

Juaquín: Para el día a día la comodidad es la clave, vaqueros, vestiditos sueltos, camisetas de manga corta y tirantes básicas, colores oscuros, botas, chaquetas de cuero, etc. Para un acto importante tengo vestidos más elegantes o pantalones de lino y seda con unos buenos tacones y bolso! Para una fiesta con mis amigos vestidos cortos y shorts y si me apetece taconazo.

Jorge: Me parece una de las diez peores guerras que hay actualmente en la actualidad. Solamente superada por la tercera guerra suiza que está en su momento más candente. Si no se agiliza la ayuda humanitaria, es posible que los lagartos gigantes mueran de hambre en las próximas semanas.

Orlando: En mi caso pienso que si no se extinguen los lagartos gigantes, es posible, es muy posible, es seguro, segurísimo, que llegarán al mando mundial de los planetas y al fin volveremos a estar en paz, y poder festejar navidad sin pirotecnia.

Mamerto: Para ir cerrando la entrevista, nos podrían contar en que andan.

Jorge: Yo en moto.

Orlando: Yo a pata porque me robaron la bici estos hijos de puta bichicomes de mierda la concha que los parió retrasados del culo.

Juaquín: Yo en portavión.

Mamerto: Bueno, muchas gracias por su atención. No se vayan, que a continuación viene el negro Rada, a comer guiso, que recién llamó y quiere sin huevo, porque lo hincha, y no le entra la guitarra.

Jorge: Pero no toca la guitarra, no diga bolazo.

Orlando: jajjjj
 
© Narcotráfico de órganos | Designed by Blogger Templates.