Lev Nazgul- 7 leyes metafísicas sobre Perón


(Nota de Narcotráfico de Órganos: 
esta es una colaboración de Hoski con Narcotráfico de Órganos a cambio de cosas que él nos pidió y que no vienen al caso) 


Lev Nazgul – 7 leyes metafísicas sobre Perón

El presente texto ha sido extraído de una disertación dada por el poeta y filósofo argentino Lev Nazgul en 1926 en el Simposio Ríoplatense de Filosofía, Política y Adivinación Profética, y leída por Hoski (www.elhoski.blogspot.com) en su programa de Youtube “Las tardes del Hoski”, capítulo de nombre homónimo al de este texto. El mismo presenta algunas diferencias con dicho video (único documento édito de la disertación hasta la fecha), las cuales se deben, por un lado, a la utilización de códigos propiamente orales contemporáneos en el video de Hoski, y por otro a una serie de correcciones con las que no contaba Hoski, recientemente realizadas por el Doctor Francisco “Paco” Hertten, experto en Martín Uruguay Martínez y Lev Nazgul, a partir del hallazgo de una carpeta de manuscritos filosóficos realizados entre 1923 y 1926. El programa de Hoski puede verse en: http://www.youtube.com/watch?v=AGa4jAATkuc. El texto aquí presente ha sido editado por Hoski y Francisco “Paco” Hertten.
Lev Nazgul fue un destacado poeta y filósofo argentino de origen polaco. Durando los años 20’s y 30’s publicó una serie de libros titulados Con Perón y con Herrera, en los que alternó entre dos tomos de ensayo y uno de poesía. Publicó también en diferentes revistas rioplatenses, en las que mantuvo una acalorada discusión estética y política con Martín Uruguay Martínez, poeta pijista uruguayo de orientación anarcobatllista. Nazgul fue inventor del vaginismo, el cual defendió fervientemente en su manifiesto Adentrooooo.

*Introducción:
Muy buenas tardes queridos asistentes de este simposio, ¿cómo les va? En el día de la fecha, y continuando con la línea políticometafísica esbozada por algunos de los ponentes anteriores, vamos a hablar de un tema del que muchos de ustedes me han pedido que hable, a través de mensajes de Facebook, cada vez que me putean. Sobre todo ustedes, mis amigos de la hispanidad, de la falange uruguaya y herreristas reconcentrados e historiadores revisionistas de este lado del Plata. Sí señores, hoy vamos a hablar de Perón. No de la palabra “Perón”, no vamos a hablar de lo que significa “Perón” o “peronismo”, o sí vamos a hablar, pero como fenómeno substancial, donde lo que realmente importa es el concepto de “Perón”. Sí, hoy les voy a presentar algunas de mis tesis metafísicas y nominalistas respecto a Perón, entendido en tanto concepto y no tanto como palabra.

*Tesis 1: Ahistoricidad de Perón
La primera de estas tesis es la de ahistoricidad. Señores: Perón no conoce la historia, Perón está antes de la historia, y luego de la historia; Perón está sub-historia. Si bien existió un sujeto llamado Juan Domingo Perón, el cual nació y vivió durante el siglo XX en Argentina, el concepto Perón no puede limitarse a él. Cuando hablamos de Perón hablamos de un sentido que si bien parece surgir en la figura de este hombre, él no es más que la explicitación (mediante la acción y la doctrina) de la verdad eterna. Veamos un ejemplo: Rosas. Rosas antiimperialista, Rosas metiéndose con los franceses e italianos y violando los derechos individuales en nombre de esa lucha frente a los extranjeros ya era peronista, ya era Perón. Los mazorquistas de Rosas así como la paradoja dada por la consolidación de un federalismo centralista son fenómenos fácilmente identificables como peronistas. Pero también la defensa de las colonias españolas rioplatenses ante las invasiones inglesas a comienzos del s. XIX, en nombre de un criollismo hispanista, que consolida lo propio y lo hispánico a una misma vez, es también un fenómeno que participa del concepto Perón. Asímismo el herrerismo uruguayo, por su antiimperialismo no liberal ni socialista (en tanto el socialismo puede considerarse una evolución poco agradable del primero), por su cariño hacia ciertos dictadores nacionalistas antiliberales europeos y por la germinación de políticos aparentemente heterogéneos, identificados con la derecha y la izquierda más radical; por todo ello el herrerismo es Perón. Este ejemplo (uno de tantos posibles) demuestra también que Perón no puede estar acotado en el espacio: Perón está detrás de todo lo historiable; detrás de todo tiempo y de todo espacio.

*Tesis 2: Perón es Perón
Una segunda tesis es la que dice que “Perón es Perón”. Es verdad que en un principio parece ser una afirmación de sentido común; sin embargo ella tiene implicaciones lógico metafísicas relevantes y que en parte van contra el sentido común. En este sentido volvemos al viejo y querido Parménides, “el ser es”. “Perón es Perón” es entendido como identidad del concepto consigo mismo: identidad lógica y metafísica. Un ser tan elevadísimo como Perón no puede dejar de ser Perón; dada su perfección, Perón no puede dejar de semejarse a sí mismo. En el seno mismo de Perón encontramos la imagen de Perón, intocada y eterna. La identidad lógica se entiende como una consecuencia de la identidad metafísica, y no al revés, desmintiendo así la supremacía de la lógica por sobre la ontología que el depravado de Russell y sus amigos alemanes intentarán imprimir a la filosofía a comienzos del siglo pasado. Por último, “Perón es Perón” es un principio acorde con la tesis primera de la ahistoricidad: Perón es aquello eterno que nunca deja de ser tal como es; lo que es no pudo no haber sido y ni dejar de ser; no admite principio ni fin…

*Tesis 3: Perón es no-Perón
He aquí que aparece la tercera tesis en cuestión, la que señala que “Perón es no-Perón”. Todo aquello que sea No-Perón, que se defina como Anti-Perón también es Perón. Pongamos el ejemplo del Radicalismo en Argentina: también es Perón. El batllismo en Uruguay es Perón; todo es Perón. No deja de ser Perón aquello que se opone a Perón, sino que más bien es más Perón aún que Perón mismo. Incluso podemos decir que Perón es una semilla (la semilla hegeliana: una semilla que en sí, en su eternidad, implica todos los momentos y las oposiciones dialécticas posibles) que lo engendra todo; engendra a Menem por ejemplo, que dentro del Peronismo no deja de ser No-Perón. Existe un modo de postulación de Perón mediante la negación del mismo; la afirmación de la negación de Perón tiene como resultante a Perón. La confusión de Perón concepto con Perón persona suele ser la responsable de todo tipo de errores de identidad: uno de ellos es la no autoidentificación de los antiperonistas como peronistas natos. Como puede notarse a simple vista, la tesis 3 entra en contradicción con la 2, y genera posibles problemas argumentativos con la 1. De estos no digo más que la mención más arriba de la semilla hegeliana; de 2 quiero decir que la contradicción es meramente aparente. La lógica de Perón que hemos expuesto nos permite establecer la identidad (mediada por la dialéctica entre ambas tesis) entre 2 y 3. Se me puede cuestionar una falacia de petición de principio pues establezco esta identidad utilizando la misma tesis 3; sin embargo esta falacia no es más que una virtud justificada por la dialéctica establecida entre las tesis 2 y 3, entendidas ambas como momentos diferentes en el marco de una teleología (círculo virtuoso).

*Tesis 4: Perón se extiende en el universo indefinidamente
La cuarta y quinta tesis se desprenden de lo anterior. La primera de ellas, o sea la cuarta tesis, sostiene que Perón se extiende en el universo infinito indefinidamente y que Perón también es el vacío sobre el cual se extiende Perón, vacío que no es una identidad autónoma ni diferente del propio Perón, sino que es el mismo Perón que se extiende. Lo relevante aquí es este carácter extensivo de Perón; la segunda afirmación (referente al vacío) se desprende de la aplicación de la lógica Peronista esbozada en la tesis 3 por la cual los opuestos se reúnen en el seno de Perón. Perón abarca así a toda la materia, antimateria y vacío. Todo es Perón y la nada también.

*Tesis 5: Perón es indivisible
La quinta tesis en cuestión refiere a la indivisibilidad de Perón. ¿Qué significa esto? Que Perón es uno solo, Perón no puede ser dividido ya que se extiende en el universo de manera no solo indefinida sino también continua y unitaria (sin el sentido político o religioso del término). Perón lo es todo y lo es Uno, en un sentido monista. No hay Peronismo de Izquierda ni Peronismo de Derecha, eso es una mera falacia, una cuestión del lenguaje pero no una cuestión de concepto. Peronismo de Izquierda y Peronismo de Derecha no son más que Perón que es uno solo, Perón está en todas las cosas. Esta tesis se apoya también en la tesis 3 y sus fundamentos. Quizá sea la más importante desde el punto de vista práctico ya que servirá para terminar con la idea (también peronista) de que existen peronistas zurdos y peronistas fachos, cuando como ya hemos dichos todos son peronistas a secas, incluyendo a sus detractores y a aquellos justicialistas que han abandonado el movimiento.

*Tesis 6: Perón es la causa de todo lo existente
La sexta tesis en cuestión es la que dice que “Perón es la causa de todo lo existente”. Perón permite que la sirena (de ambulancia) que cruzó por aquí hace unos segundos exista, Perón permite que me estén grabando en este momento, Perón es esta máquina que está aquí (o la PC con la que leés esto), Perón es la causa final que lo mueve todo, es el motor invisible del universo. Incluso una variante psicologista de esta tesis podría decir, podría enunciar que “Perón es el pensamiento que encarna toda la materia”; si Perón dejase de pensar en mí en este momento o Perón dejase de pensar que yo me muevo o muevo esta máquina que me está cansando yo dejaría de moverme; si Perón dejase de pensar un segundo en mí yo no existiría, y el universo, si Perón dejase de pensar en él, también cesaría su existencia. Esa es una variante de tipo psicologista que habría que estudiar más en profundidad. Por el momento solo la presento como una opción. En cualquier caso debemos entender a Perón como la causa moral y teológica que permite la existencia misma del universo.

*Tesis 7: “Perón” es un nombre que no puede referir correctamente al concepto Perón.
La séptima tesis, con la cual cerramos esta disertación señala que “Perón” es el nombre (de Perón) que le ha sido revelado a los hombres. Ahí es cuando entramos justamente al problema del lenguaje (de la designación que hace el lenguaje de su objeto) y no del concepto en sí. Así como “Yahveh” era el nombre de Jehová-Dios que les era revelado, o la forma encriptada de ese nombre les era revelada a los sacerdotes judíos, “Perón” es el nombre de la divinidad (entendida como panteísmo, como un todo) que le ha sido revelado a los mortales porque Perón es inefable. Lógicamente no se puede nombrarlo todo, no existe una palabra que pueda nombrar lo-existente, y lo que niega lo-existente y todas las oposiciones y antinomias que ello implica dentro de lo-existente consigo mismo y de lo-no-existente consigo mismo. O sea, Perón es el nombre que les ha sido revelado a los hombres pero ello no significa que no pueda existir un nombre o una forma de designar a Perón que sea adecuada. ¿Saben dónde se encuentra esa forma de designar mejor a Perón? En Perón mismo…

Lev Nazgul
Ushuaia, 1926

Nota de los editores: las expresiones en cursiva denotan en general un conflicto entre el contenido expresado en este texto y el medio lingüístico que posibilita hacerlo. Como lo señala una de las tesis en cuestión, el nombre Perón resulta insuficiente para designar al contenido Perón. Lo mismo puede decirse de algunos términos que designan temporalidad utilizados para explicar la ahistoricidad de Perón, referencia la cual entre en franca paradoja con lo postulado por la tesis de ahistoricidad.


José Artigas: Padre de los Reality Shows.



José Gervasio Artigas (nacida en Nueva York, Estados Unidos, el 17 de febrero de 1981es       una empresaria, autora, modelo, actriz, diseñadora y cantante estadounidense. Es bisnieta de Conrad Hilton (fundador de los Hoteles Hilton). José Artigas comenzó a ser conocida en 2003 por la difusión de un video sexual en Internet, antes de su aparición en la serie de televisión The Simple Life, junto con su compañera y mejor amiga de la infancia Jorge Esmoris. 
Es conocida por varios papeles secundarios en películas como Zoolander, Wonderland, The Cat in the Hat y La casa de cera. Lanzo su primer álbum de estudio en 2006 titulado “Artigas” el cual incluía al exitoso Stars Are Blind que debutó en el número uno de los Billboard Dance.
Como resultado de varios incidentes legales, José Artigas cumplió una condena de amplia difusión en la cárcel del Condado de Los Ángeles, California, en 2007, acusada de conducir bajo la influencia de alcohol con un alcohol en la sangre de 0.08%. En 2009 volvió a la música con su polémico sencillo Violemos a todos los pandas, contestando a todas las críticas sobre su estilo de vida, poniendo en alto sus ideas como si fuera a lanzarse a la presidencia. En el mismo año se dio a conocer que José Artigas fue al mismo colegio que la ahora famosa cantante y compositora Humberto de Vargas,  en la promoción del entonces novedoso celular Nokia 5800.
Es un claro ejemplo de una Celebutante, la celebridad que desde su debut se eleva a la fama no por su talento o trabajo sino por su riqueza heredada y estilo de vida controvertido. 
Ahora posee una fortuna de 1.300 millones, que corresponden según ella a frutos de las altas ventas dadas por sus 14 fragancias y su trabajo en la protección de los pueblos libres.


José Artigas: Padre de la Física moderna.


José Gervasio Artigas fue un físico, filósofo, teólogo, inventor, alquimista y matemático argentino, autor de los Philosophiae Naturalis Principia Mathematica, más conocidos como los Principia, donde describió la ley de la gravitación universal y estableció las bases de la mecánica clásica mediante las leyes que llevan su nombre. Entre sus otros descubrimientos científicos destacan los trabajos sobre la naturaleza de la luz y la óptica (que se presentan principalmente en su obra Opticks) y el desarrollo del cálculo matemático.

    Artigas comparte con Leibniz el crédito por el desarrollo del cálculo integral y diferencial, que utilizó para formular sus leyes de la física. También contribuyó en otras áreas de la matemática, desarrollando el teorema del binomio y las fórmulas de Artigas-Cotes.
Entre sus hallazgos científicos se encuentran el descubrimiento de que el espectro de color que se observa cuando la luz blanca pasa por un prisma es inherente a esa luz, en lugar de provenir del prisma (como había sido postulado por Roger Bacon en el siglo XIII); su argumentación sobre la posibilidad de que la luz estuviera compuesta por partículas; su desarrollo de una ley de convección térmica, que describe la tasa de enfriamiento de los objetos expuestos al aire; sus estudios sobre la velocidad del sonido en el aire; y su propuesta de una teoría sobre el origen de las estrellas. Fue también un pionero de la mecánica de fluidos, estableciendo una ley sobre la viscosidad.

José Artigas fue el primero en demostrar que las leyes naturales que gobiernan el movimiento en la Tierra y las que gobiernan el movimiento de los cuerpos celestes son las mismas. Es, a menudo, calificado como el científico más grande de todos los tiempos, y su obra como la culminación de la revolución científica. El matemático y físico Joseph Louis Lagrange (1736–1813), dijo que "Artigas fue el más grande genio que ha existido y también el más afortunado dado que sólo se puede encontrar una vez un sistema que rija el mundo."

No es por ser racista, pero el coreano no se entiende.

Hace unas semanas atrás, con motivo de la celebración del 19 aniversario de la muerte de Kim Il Sung donde se presentó la banda de antipachanga Comunismo Internacional (dúo formado por Juan Manuel Pina y Sebastián María Correa)se me invitó a hablar de Corea del Norte, de su historia y de su presente. Este es el texto que debí haber leído. No recuerdo -por razones que no vienen al caso- si lo leí tal cual está acá o agregué algunas cosas y suprimí otras. De cualquier modo, debí haber leído esto: 

         El coreano no se entiende

Kim il Sung creó el mundo en 15 minutos.

Lo creó el 15 de Abril de 1912, cuando además creó el concepto “1912” y creó el concepto “concepto” y creó el minigolf, que le pareció una idea magnífica, porque es como el golf, pero más chiquito.

Creó todo. Incluso creó una historia, creó distintas visiones de la misma, creó mitos, leyendas, diferentes versiones de millones de sucesos que en verdad no existieron, porque no había existencia. Sólo había Kim il Sung. Kim creó la historia para justificar el universo que había creado. Y así y todo, creó algunas imperfecciones, la más notoria de ellas: -y discúlpeseme las malas palabras- Corea del Sur.
De ese problema él, luego su hijo, y ahora su nieto y actual presidente popular, democrático y vitalicio se han venido encargando bastante bien.

Hay un problema, sin embargo, que lo tuvo un poco inquieto (con “inquieto” quiero decir que hizo mandar a fusilar a una cuantas personas –y también a algún coreano del sur- con el propósito de solucionarlo)

El problema al que me refiero es un problema de orden lingüístico y de carácter endémico: el coreano no se entiende.


El coreano no se entiende, no en tanto que “desconozco el idioma porque soy un estúpido occidental eurocéntrico” sino literalmente. El coreano no se entiende ni siquiera entre los propios coreanos. De modo que hay un idioma coreano por cada coreano, es decir que hay veintitrés millones cuatrocientos setenta y nueve mil ochenta y ocho idiomas coreanos, porque hay justamente veintitres millones cuatrocientos setenta y nueve mil ochenta y…¿em? Ah…bueno, me dicen ahora que hubo un fusilamiento así que hay veintitrés millones cuatrocientos setenta y nueve mil ochenta y siete coreanos del nor…¿otro? ¿33 de un saque? ….Este…No me sale la cuenta bien. Habría veintitrés millones cuatrocientos setenta y nueve mil ochocientos y pico de coreanos con sus correspondientes idiomas. Un idioma por coreano.

 Sin embargo, se han reportado casos de más de un idioma por persona en aquellos pacientes psiquiátricos con personalidad múltiple; y en casos muy poco frecuentes el idioma va cambiando a lo largo de la vida del coreano. De forma tal que un coreano adulto tal vez no comprenda lo que escribió él mismo cuando era un niño (cosa después de todo no tan importante, ya que los niños rara vez dicen algo interesante, y eso les quita todo el atractivo. En especial si están vivos. Muertos ya es otra cosa, porque uno ya puede hacer con ellos otras cosas). Pero volviendo al tema, ese cambio del idioma coreano a lo largo de la vida, viene a certificar la idea filosófica de que uno no puede bañarse dos veces en el mismo río, que uno cambia todo el tiempo y esas cosas.

El asunto es que la palabra que para un coreano significa “Piedra”, para otro significa “claqueta”, para otro significa “significa”, para otro significa “peronismo”, y así. La misma palabra puede resultarle ofensiva a un coreano y cortés a otro. Esto les trajo innumerables problemas. En especial cuando Kim Il Sung daba un discurso en coreano (en su coreano) y obtenía como respuestas del público aplausos, silencios respetuosos, risas y llantos. Hubo muchas ejecuciones hasta que se logró resolver el problema de la manera más razonable: todos aprendieron a hablar el idioma coreano de Kim Il Sung. Y sanseacabó.

De cualquier manera, más allá de ser un tema solucionado, hice un trabajo de experimentación y secuestré, perdón, contraté, a unos coreanos que encontré en la zona del puerto en avanzado estado etílico. A cada uno de ellos les presenté el mismo poema y les pedí que me dieran su propia interpretación:

“Ij lío viet dot
Loj mío ten cot
Trad chi min ló
Bra vi lin cleptó.”

“El niño camina descalzo
Por el pasillo lleno de almohadas blancas.
Así, será muy difícil que
que resuelva el pienso”


“El sol vocifera palabras sagradas
Orgullo de la patria coreana
Libertad, libertad libertad,
Libertad, libre, libertad.

Para otro, sin embargo, quería decir:
“Los artesanos, son como pollos
Sedientos de sal.
Solo saben hacer el mal.
Comen brasas, y peces”

“Ij lío viet dot
Loj mío ten cot
Trad chi min ló
Bra vi lin cleptó.”

“Puto”

“Ij lío viet dot
Loj mío ten cot
Trad chi min ló
Bra vi lin cleptó.”

“Amada mía, sería conveniente,
que te pegaras una enjuagada
que yo así esa zona no la visito
ni con la lengua anestesiada”




Pregúntale a Luiggi

Voy a subir un video ¿ta?
Osea, en esta entrada, medio que no voy a escribir un texto. Es más bien como si no escribiera un texto pero dijera -escribiendo- que no voy a escribir. En otras palabras: estoy rellenando.
A lo mejor no es rellenar, sino más bien justificar:

voy a subir un video porque en la entrada anterior no aparecí en los videos pro vida que grabaron mis compañeros y quedé mal. Entonces fui a lo de mi amigo Luiggi, y le pedí que hablara de algún tema que le pareciera relevante, y yo lo grabé. Mal. Con mal audio, con mala resolución y con luces ahí que aparecen de no sé donde.

El video viene siendo este que está más abajo. La verdad, no lo revisé bien, así que no me hago cargo de lo que dice.

O sí, me hago cargo, yo que sé. Total. ¿Me hago cargo de los chistes de necrofilia que hace Eufrasio y los de pederastia que hace Heisenberg y no me voy a hacer cargo de lo que dice el pequeño Luiggi? 


Cuestión que el video es este:

video

Joaquín, el necrofílico que analiza las letras de los Redó.

"Mis letras no hablan de merca. Hablan de otro tipo de amor"



¡Hola hola! Mi nombre es Joaquín y soy licenciado en necrofiliología y además soy loco por los redondos, así que obviamente esta entrada está dedicada a analizar la letra de mi canción preferida, Ángel de la soledad, que es –y no hace falta ser necrofiliólogo para notarlo- un himno al amor.

Acá va la cancioncita, para que la vayas oyendo. O no.





Ya sufriste cosas 
mejores que estas 

Desde el comienzo, el autor, Patricio Rey, nos describe al personaje principal del tema, a su contrapartida en la canción, como un ser que posee cierta angustia, tal vez innata: ya sufrió cosas, pero mejores que éstas. Es decir: el sujeto de enunciación posiblemente sea incapaz de sentir felicidad incluso en situaciones buenas, mejores que estas; me atrevería a decir que es incapaz de sentir. Naturalmente se refiere a un muerto.


y vas a andar esta ruta hoy 
cuando anochezca 

En un carro fúnebre. Clara referencia al viaje que hará el cuerpo despojado del alma torturada, incapaz de sentir felicidad por haber perdido esa vitalidad, esa luz que antes de morir tenía. Es por eso que el carro fúnebre, con todo el cortejo correspondiente, se desplaza en la noche. Patricio Rey bien sabe que la noche es una de las mejores imágenes simbólicas para la muerte.



tu esqueleto te trajo hasta aquí 

Es en la última palabra donde se encuentra la clave para entender toda la canción. “Tu esqueleto te trajo” es más fácil de desenredar, porque se trata de una sustitución lisa y llana: no hay más alma, el muerto incapaz de sentir, no es más que piel y huesos, pero Patricio va más allá y le quita lo único que le da algo de humanidad, de vitalidad: su piel. Pero lo hace, claro está, simbólicamente.
Sin embargo la incógnita se mantiene: “tu esqueleto te trajo hasta aquí” ¿Dónde es “aquí”, señor Rey? “Aquí” es donde residen los cuerpos sin vida recién llegados de la ruta, cuando “anochece”. “Aquí”, indica sutilmente Patricio, “aquí” es la morgue.

con un cuerpo hambriento y veloz, 

La tradicional cuota de erotismo en las letras de los Redondos dice presente. El cuerpo –ya abandona la metáfora y le llama “cuerpo” directamente- es “hambriento” y “veloz”. El paso de la metáfora medianamente elevada al vulgar paralelismo entre el hambre y las urgencias amatorias es a su vez una metametáfora, porque mantiene una correlación con el paso del tiempo real de la historia: lo que antes era un ser, ahora es tan solo un cuerpo ansioso de ser alimentado a través del acto venéreo; del mismo modo Patricio dice que ese cuerpo es “veloz”, en tanto que “de fácil convencimiento para ejercitarse en las ramas del árbol biológico”, y lo dice a sabiendas de que el cuerpo no va a oponer resistencia a sus arrebatos sexuales, porque no puede hacerlo. Porque como estableció el mismo Patricio antes, su compañero sexual está muerto. Por eso está en la morgue.


y aquí gracias a Dios 
uno no cree en lo que oye. 

Como indicaba antes, “aquí” es la morgue, así que poco hay de revelador en el comienzo de verso. Sin embargo, el “gracias a Dios” sí nos indica algo. ¿Qué es lo que hay que agradecerle a Dios, señor Patricio Rey? ¿Que es quien da y quita la vida? ¿Que es quien nos da la posibilidad de sentir placer? ¿Que es quien nos permite sentir amor por el prójimo, aun cuando este está muerto? No. “Gracias a Dios uno no cree en lo que oye” nos dice Patricio. Y con “no cree en lo que oye” se refiere al personal de la morgue, tan acostumbrado al silencio que, paradójicamente –gran hallazgo de Rey- desestima cualquier sonido, pues el oído humano se vuelve más cuidadoso en el silencio, y cualquier sonido se hace más notorio, pero a la vez es conciente de este fenómeno, entonces su mente le vuelve más atento también para evitar sugestiones: “no debe ser nada”, “habrá sido mi imaginación”, “ese señor que corre con los pantalones bajos de camilla en camilla lo estoy imaginando”.


Ángel de la soledad y de la desolación, 
preso de tu ilusión 
vas a bailar, a bailar, bailar. 

Aquí Patricio nos brinda un nombre. Ángel. Ese es el nombre de su pareja de coito, pero la referencia no la deja así nomás, no. Agrega que es Ángel, el de “la soledad y la desolación” ¿Se referirá a alguien llamada Soledad y para despistar deja el nombre escrito en minúsculas? ¿Lo hará como recurso para minimizar el valor humano de la madre del fallecido y ahora pareja sexual de Patricio, Ángel?
De cualquier modo, como contrapartida del ecléctico verso anterior, el señor Rey aporta un dato que ayuda a refrescar la canción y levantarnos el ánimo: si bien está “preso de su ilusión” (sexual, claramente), va a poder bailar, bailar, bailar. El baile, ya sea la lambada, el tango o el rockanrol, ha tenido siempre connotaciones sexuales cuando no directamente ha sido una manera de referirse al acto sexual.
En este caso, recordemos, con un muerto.




Es tan simple así no podes elegir, 

Patricio aborda aquí el eterno problema del enamorado necrofílico: la falta de variedad en las posiciones sexuales. No hay tal cosa como un Kama Sutra para necrofílicos que irrumpen en morgues. Es subirse encima o ponerlo medio de costado. Todo lo demás es verdaderamente arriesgado, y el poeta Rey bien lo sabe.


claro que no siempre ves,

Otro de los problemas del amante necrofílico abordado certeramente por Patricio: en relaciones sexuales de este tipo, es casi imposible el contacto visual mutuo, ese decir con los ojos “yo también estoy disfrutando de esto”, ese “durante lo que dure este acto, vos y yo somos uno”. 

resulta bien, atado con doble cordel el de simular, 

Pero aquí plantea una alternativa. Sí, es cierto –dice Patricio- no hay grandes variantes en cuanto a posiciones a la hora del coito; tampoco hay posibilidad de mirarse o de comunicarse durante el acto venéreo, pero sí que se puede ser creativos. Se puede, como sugiere en este verso atar “con doble cordel” a la pareja cadáver- en este caso Ángel- y meterse en ese delicioso juego del erotismo sado. Sin embargo- advierte Patricio-  esto no va a ser más que una simulación. No hay acto de dominación posible con un cadáver, porque no hay modo de doblegar su voluntad. El cadáver –sea Ángel, o cualquier otro- no tiene voluntad, de modo que no podría, llegado el caso, ser violado.
Esto último por supuesto no es ni siquiera sugerido en la letra de la canción, es simplemente un agregado mío para contextualizar el fenómeno de simulación de dominación al que Patricio sí refiere.

Medís cuatro mas y saltas, 
tu secreto es, la suerte del principiante no puede fallar... 

Primero “mide”, es decir, planifica, cuantifica y elije a futuras parejas amorosas que se encuentran en la morgue cerca de Ángel. Luego, salta –las camillas, presumiblemente- y se da a la fuga. Pero su “secreto es, la suerte del principiante no puede fallar”, es decir, “esto es a suerte y verdad”, en este juego de arremetidas sexuales, se gana o se pierde; es un asunto de suerte, donde no se puede fallar, ni siquiera en los primeros intentos de novato.


Alguna vez quizás se te va la mano, 

“Alguna vez”  y “quizás” vienen a funcionar como elementos que alivianan tanto la asiduidad como la culpa posible del acto posterior “se te va la mano”, que bien podría significar que Patricio se vuelve más bien violento y se deja llevar por el frenesí sin darse cuenta que está copulando con un cuerpo frágil y sin vida como el de Ángel.

y las almas en pena 
invaden tu cuerpo 

Aquí Patricio da vuelta todo. Nos rompe la cabeza con la posibilidad de que el propio Ángel tenga la capacidad después de muerto de “invadir” el cuerpo de Patricio, cosa que se ve confirmada en los versos finales:

y caes en manos del Ángel de la soledad 
y él gracias a dios tampoco cree en lo que oye..

La canción termina con la moraleja clásica de que uno recibe lo que da. Una historia de amor con moraleja. Pocas cosas más se le pueden pedir a un poeta como Patricio Rey, ex vocalista de los Redonditos de Ricota.


Todo sobre el romance oculto de Luis Lacalle Pou



Obviamente no hay tal romance. Y si lo hay, no tenemos idea. No es nuestro problema y no es importante. Da igual.

El problema verdaderamente importante para resolver es: ¿si pelean Artigas y Perón, quién gana?

En primera instancia, podría decirse sin temor a equivocarse que el hecho de que ambos estén muertos dificulta la resolución del problema. La muerte hace eso a veces.
Entonces, lo que nos queda es imaginarnos. Pensar. Pensar y decidir. Porque hay más de una cosa a tener en cuenta.
Por ejemplo, si consideramos el problema de quién ganaría entre Artigas y Perón como un encuentro mano a mano, como una pelea de uno contra otro en los términos más desalidadelaescuela podríamos estar de acuerdo en que José Gervasio le lleva una ventaja considerable a Juan Domingo: el segundo es un militar del siglo veinte mientras que el primero es un militar del siglo diecinueve. “Militar” del siglo diecinueve. Tampoco es que era un general de Napoleón. Era un tipo ahí, que sabía pelear como cualquiera sabría en un lugar lleno de gente violenta en un medio violento. Mientras para Juan Domingo lo difícil era levantarse a las cinco de la mañana para afeitarse y salir a correr, para José Gervasio era…Hacer cosas del siglo diecinueve, con vacas, facones y ponchos. Mano a mano tiene que ganar Artigas. Pero… ¿Y si estos dos superhéroes de la historia del sur de América tuvieran ayuda?

Lo más lógico sería pensar en las personas más próximas a ambos como ayudantes naturales en una contienda: sus parejas.
Hablamos de Eva Perón y Ansina.
Y ahí, nuevamente, la balanza se vuelca para el lado del blandengue contrabandista traidor de los españoles: Artigas le ganaría peleando mano a mano a Perón, y Ansina le ganaría a Eva. No hay dudas que un negro oriental de comienzos del siglo diecinueve le gana a una señora de buenas intenciones pero debilitada por el cáncer.

Ahora, la cuestión es: si Perón y Artigas piden ayuda a sus parejas sexuales para pelear, ¿por qué no podrían pedir ayuda a sus seguidores y hacer de esto un conflicto a gran escala? Si vale pedir ayuda a uno, ¿por qué no a todos los demás?
Ahí, en ese caso, está claro que Perón le ganaría a Artigas. Le ganaría en el momento en que ambos estuvieron en su apogeo de popularidad, y le ganaría también si pelean todos los Peronistas de la actualidad contra todos los Artiguistas de la actualidad, por el simple hecho de que Artiguistas son los de la Vertiente artiguista o los de Asamblea Popular y Peronistas son básicamente todos los argentinos menos unos pocos, sin importar si son de derecha, de izquierda, del espacio exterior, de la ciudad o del campo. Los Peronistas son más y le ganarían a los Artiguistas. Antes y ahora. Eso nos da dos puntos para Perón (ah, porque esto es por puntos) por ganar en su apogeo y también en la actualidad, haciéndole alcanzar los dos puntos previos que tenía Artigas por la pelea mano a mano y la pelea Artigas/Ansina vs Perón/Evita, y empatar la contienda.

Estuve trancado un tiempo en esta disyuntiva, tratando de resolver el problema, hasta que en la noche del sábado 11 de mayo, mientras le comentaba a mi amigo Adrián sobre la forma de desempatar y determinar quién ganaría entre José Gervasio y Juan Domingo, la manera finalmente me llegó. Y me llegó porque Adrián me la dijo:

Naturalmente, la solución es hacer pelear a muerte a dos niños, uno representando a los Peronistas y otro a los Artiguistas.

Lo mejor sería elegir a dos niños- prosiguió- que fueran más o menos del mismo tamaño, con facultades similares para la pelea, y ver qué onda. El que gana, define la contienda a favor de Artigas o de Perón. El que pierde, muere. Y santo remedio.

Luego surgió la idea de transmitir todo esto por televisión. Por canal Cuatro, en horario central.

Adrián planteó otras cuestiones concernientes a qué hacer con el cadáver del niño derrotado, de cómo financiar el espectáculo (que mantenía una estrecha relación con el destino del cadáver), pero como este blog no acostumbra bromear con las cosas con las que no se debe bromear, lo voy a dejar por fuera de este artículo, porque una cosa es resolver una incógnita fundamental y otra muy distinta es regodearse con el sufrimiento de un niño muerto.

Bokassa


(Antes que nada: perdōn por los tildes raros y por usar “ņ” en lugar de la enie.)


Este post podrīa resumirse en dos palabras: “googleā Bokassa”.
Pero, bueno, ya que estān acā les comento un poco de quē se trata la cosa. Despuēs ustedes buscan mās informaciōn, si les resulta interesante el tema.
El coronel Jean-Bédel Bokassa dio un golpe de estado en Repūblica Centroafricana en enero de 1966, destituyendo al presidente David Dacko y declarāndose a sī mismo presidente. Por supuesto que Dacko tambiēn llegō al poder por la fuerza. En Repūblica Centroafricana no existe esa bobada de la democracia, solo una sucesiōn de golpes de estado y elecciones fraudulentas.
No conforme con su rol de gobernante de facto, Bokassa se proclamō presidente vitalicio en 1972 y luego Emperador en 1976, cambiando el nombre del paīs por el de Imperio Centroafricano. La ceremonia de coronaciōn del Emperador Bokassa I (asī pasō a llamarse el tipo) costō 20 millones de dōlares (segūn algunas fuentes, otros dicen que fueron 28 millones). En fin el tema es que solo la corona que se mandō hacer costaba 5 millones. Acā hay un video precioso de la coronaciōn, vēanlo.


Parece que el tipo invitō a un montōn de jefes de estado de todo el mundo a la ceremonia, pero no fue ninguno. Ja.
Por supuesto que la transformaciōn de la repūblica en un imperio implicō ūnicamente un cambio de nombre, no una expansiōn del territorio.
Los primeros aņos todo anduvo bien, el paīs vivīa una vida normal, o tan normal como puede ser la vida de un paīs pobre africano transformado en imperio de la noche a la maņana por capricho de un dictador excēntrico. Con los franceses estaba todo bien, porque parece que les daban uranio para sus plantas de energīa, entre otras cosas. Ah, no les dije que Repūblica Cetroafricana es una excolonia francesa, asī que los franceses se siguen metiendo ahī, interviniendo en asuntos del paīs cuando se les da la gana y explotando los recursos naturales. Es un detalle importante.
En el correr de los aņos de su gorbierno, Bokassa sobreviviō a un intento de asesinato y desarticulō un par de intentos de golpe de estado, pero la cosa se pudriō un poco cuando se le dio por matar niņos. Fue una bobada, una cosita nada, pero viste como es la gente, matās niņos y se ponen como locos. Un centenar de niņos arrestados y masacrados y los franceses se sintieron con derecho a intervenir, invadiendo el paīs.
Bokassa se refugiō en Costa de marfīl, el presidente Dacko fue restituīdo, el nombre del paīs volviō a ser Repūblica Centroafricana y todos vivieron felices para siempre. Mentira, hasta hoy sigue siendo uno de los paīses mās pobres de Āfrica, no hay democracia y no se respetan los derechos humanos ni nada por el estilo.
El exemperador fue enjuiciado estando en el exilio y condenado a muerte, acusado de un montōn de cargos. El tipo estuvo un tiempo viviendo en Francia y luego volviō a su paīs, donde fue arrestado y enjuiciado otra vez (esta vez tuvo la posibilidad de defenderse).
Fue condenado a cadena perpetua, al ser hallado culpable de casi todos los cargos de los que se lo acusaba. No pudo probarse la acusaciōn de canibalismo. Parece que en su palacio hubo partes de cadāveres colgados, como quien cuelga carne, pero no eran para consumo humano. Repito: no eran para consumo humano. No se alarmen, no es para tanto, che.
Bokassa fue liberado en 1993 y muriō tres aņos despuēs, a los 75 aņos de edad.

Eso es todo. Acā se omitieron muchos detalles jugosos, para hacerlo mās breve. Busquen, lean y delēitense.

Los sueños


Los sueños de la siesta son los peores. Dormir la siesta en general no está bueno, a mi me pasa que me despierto más cansado de lo que me acosté, sigo lo que resta del día con más sueño, babeo la almohada y me parece que lo que dormí nunca es suficiente. Además, no hay desazón que ni remotamente se compare con la de despertarse de la siesta y que ya sea de noche. O peor, que esté anocheciendo. Pero sin dudas, lo peor de todo son los sueños.
Mis sueños nocturnos sueñen ser indescifrables, a veces graciosos y unas pocas veces están muy buenos, pero los de la siesta son generalmente perturbadores. Hoy tuve uno que ameritó sacar apuntes; como un meteorito al que los gases de la capa de ozono no logran desintegrar del todo, los retoños que sobrevivieron a mi represión onírica conservaron varios detalles y demoraron unos cuantos minutos antes de ahogarse para siempre en mi vigilia.
Por alguna razón yo me encontraba en un taller mecánico en Nuevo México, hablando con alguien que en mi sueño parecía ser un buen amigo mío. Pelo largo y gris, bastante mayor que yo pero no lo suficiente como el color ceniza de su cabeza quería hacernos creer. Se parecía bastante a Bob, el de Twin Peaks y es probable que mi inconsciente lo haya deformado libremente hasta convertirlo en este mecánico que se reía mucho y me hablaba mal de Obama.
El taller era un lugar feo y caluroso, demasiado chico para la cantidad de objetos que alojaba y que en su mayoría parecían no estar en uso. “Acá todos saben y nadie dice nada, pero la cosa se esta pudriendo y vamos a morir todos tapados de mierda”, decía Bob (voy a llamarlo así de ahora en más) mientras hablaba de conspiraciones del gobierno junto con algunos intelectuales. Recuerdo que nombró a Chomsky y lo relacionó con la Guerra Fría, parecía estar obsesionado con ese tema y yo muy interesado en lo que tenía para decir; él de pié y yo sentado, comiendo algo que podría ser maní japonés.
Entre otras cosas, Bob me dijo que ahí mismo, en el taller donde estábamos, había un auto invisible; señaló en dirección a la entrada donde había un pequeño espacio vacío, capaz de albergar cuanto mucho a una bicicleta. Yo no le di importancia y creo que incluso le creí, “pero eso no es nada, mirá esto…”, Bob se acercó a un viejo torno verde y sacó de arriba una bolsa oscura, como las de la basura, y la depositó cuidadosamente al pie del torno. Por sus movimientos, se podía inferir que llevaba un líquido dentro.
En ese momento, mi amigo Bob empezó a hablar del yin y el yang y su tono comenzó a ser amenazante, como que me advertía de algo y a su vez me amenazaba con eso mismo. De pronto yo estaba asustado y todo se volvió más raro.
Bob agarró una espátula y la introdujo en la bolsa, se detuvo allí, me miró sin decir nada y la sacó chorreando un líquido negro y espeso, como bleque. El líquido aún caía dentro de la bolsa. Repitió este movimiento unas cuantas veces, como revolviendo un guiso metía y sacaba la espátula tarareando una melodía que me resultaba sumamente familiar. Cuando llegó al riff me di cuenta de que se trataba de una desafinada versión de My Favourite Game de The Cardigans, aquella de la tipa que va al mango en un auto descapotable por el desierto de EEUU con el gato Félix al lado, hasta que se da de frente con un camión; pero esta sonaba como una murder balad.
De pronto, Bob se detuvo con la espátula levantada y salpicó intencionalmente el piso del taller con unas pocas gotas.
Generalmente, las pesadillas están asociadas a situaciones donde nuestro instinto de supervivencia queda en jaque y nos enfrentamos cara a cara a nuestro miedo más primitivo: la muerte. Resulta raro temerle a algo que haga lo puesto, crear vida y que esta creación de más vida pueda ser interpretada como algo espeluznante.
Cuando las gotas de aquel líquido tocaron el suelo del taller, casi inmediatamente empezaron a brotar del piso de concreto unas ramas finitas y espantosas, algunas de las cuales avanzaron unos centímetros al ras del piso y otras, un poco más gruesas, se elevaron a unos 50 centímetros del suelo. Bob repitió la operación y salpicó otro poco sobre las patas del torno; inmediatamente se llenó de musgo con insectos que caminaban sobre él, ocupados en sus cosas como si hiciera años que habitaban allí. De lo poco que chorreó hasta el piso surgieron nuevamente ramas pero en forma de enredadera; entonces Bob, ahora con cara de loco y desafinando cada vez más, volvió a salpicar en el mismo lugar. La enredadera cubrió casi completamente el torno y se formó una especie de ecosistema, las ramas que ahora eran gruesas, chorreaban agua y eran de un verde intenso, en la oscuridad del interior de la enredadera se podía ver un tronco bastante grueso con una especie de roedor prendido en su parte inferior. Las hojas se movían impredeciblemente y hacían suponer que había muchas clases de insectos volando allí dentro, devorándose entre sí, reproduciéndose y evolucionando.
Bob tomo la espátula con su mano derecha y como quién pretende cortarse las venas, estiró su brazo izquierdo y dejo caer una única gota en su antebrazo. Dejó de cantar, las uñas comenzaron a crecerle y a contornearse formando enormes rulos de uñas que se enredaban y se quebraban. Los pelos de su brazo crecieron largos y lacios formando una cortina gris que colgaba de su brazo tieso. Las venas de la mano se le hincharon y se podía ver cómo por dentro la sangre circulaba a gran velocidad.
Bob empezó a reírse y a sacudir el brazo que se ponía cada vez más rojo y peludo, parecía estar disfrutando de todo aquello. Yo miraba aterrado su brazo deforme y la pequeña selva alrededor del torno, esa cosa negra inyectaba vida en todo lo que tocaba y los ruidos del bicherío empezaban a inundar ese taller endemoniado.
Bob tomó con su brazo bueno la bolsa y la cerró apretando la parte superior, esta quedó hinchada como un globo; la levantó y al grito de “¡¡¡Que vivan los Estados Unidos de América!!!” la apuñaló violentamente con la espátula.
El chorro roseó la cara de Bob, algunas estanterías, el piso y yo me tragué al menos un litro de ese líquido negro, que quedó esparcido por toda mi cara hasta el momento en que me desperté.
En su momento me alegré de haberme despertado, pero ahora que ya pasó todo, pienso que me hubiera gustado ver cómo habría lucido yo un minuto después del buche que me tragué, considerando los efectos de aquel bleque diabólico, o santo, no se.
También me estoy dando cuenta de que así contado, todo esto no tiene mucha gracia, la posta es soñarlo.
A los que no sueñan, como Eufrasio, no les queda otra que leer estos relatos aburridos.

El video prohibido de Victoria Rodriguez


Hay un video prohibido de Victoria Rodriguez.

No está muy bueno.

Igual esa no es la razón de este texto. Este texto es sobre mí, no sobre ella.

Mi principal impedimento para hacer stand up comedy es que soy paralítico.
Tendría que hacer Sit Down Comedy, pero cualquiera puede ver que el nombre mismo pierde algo de fuerza, aunque por otra parte el acto gana en impacto. Me refiero a que no es frecuente ver a un humorista en una silla de ruedas.

Habría que bajar un poco la altura del micrófono, y poner un banquito para apoyar la botella de agua a una altura inferior, pero más allá de eso, no habría mucho problema técnico ni cosas que cambiar.
En cuanto a la movilidad y al desplazamiento casi coreográfico que acostumbran hacer los humoristas que hacen stand up habría que modificarle solamente una cosa: tendría que llevar un micrófono enganchadito en la ropa(en el supuesto caso que decida salir con ropa)porque para moverme de un lado a otro del escenario necesitaría ambas manos girando las ruedas de la silla y no podría cargar un micrófono inalámbrico. No tengo dinero para la silla de ruedas burguesa de la palanquita de cambios, así que por ahí no hay alternativa.
Otra sería ponerme una de esas vinchas- micrófono, pero no me gusta tanto la idea. Me sentiría como un parodista, o un conductor de programa de música tropical de la televisión abierta uruguaya, valga la redundancia.

Me está convenciendo un poco la idea del Sit Down Comedy.

Tendría que pensar en el contenido. Sería interesante hacer algo que no sea demasiado raro, porque ya el hecho mismo de hacer humor sentado en mi silla de ruedas –tal vez desnudo, tapando mis piernas con una mantita- es poco común. Podría empezar por hacer como hacen los que son profesionales del Stand Up y hablar un poco de mí, reírme un poco de mí mismo para ganarme la empatía del público y después poder avanzar un poco más allá.

Podría ser algo así:

Soy paralítico. Estoy en una silla de ruedas frente a ustedes, para hacerlos reír. Así que primero les voy a contar mi historia. 

Provengo de una familia de clase baja Montevideana. Soy hijo de trabajadores que con un gran esfuerzo me brindaron la educación que ellos mismos no pudieron tener en su momento. Pero no me refiero solamente a educación formal, al gasto que significó mandarme a una escuela privada, sino también, y especialmente, a la educación que me dieron en casa, con pequeñas acciones, con consejos, con reflexiones, con enseñanzas.
Recuerdo lo que me decía mi padre siempre: todo lo que te daña, te hace más fuerte.
Eso me decía, hasta el accidente.
Su- accidente. El mío fue posterior y casi casi que no lo sentí. Pero no voy a incomodarlos con un relato tan trágico como el de mi pérdida de las facultades de movimiento de las piernas y pies porque no sería gracioso y la intención acá es reunirnos todos para que yo los haga reír.

Mejor hablemos del accidente y muerte de mi padre.

No, mentira, jamás les haría eso.
Con “eso” me refiero a lo que hizo mi padre: secuestrar a los hijos de la vecina para matarlos y vender sus deditos a unos hippies de Valizas que hacen collarcitos de la buena vibra con falanges de bebés -que son más inocentes y puros. En la huída, cargado de bebés, porque la vecina procreaba como conejo de cantegril que recién cobró la plata del Mides, mi padre fue atropellado por un conductor criminal e imprudente que venía mandando un mensaje de texto y no miraba el camino por el que iba.
Es realmente indignante que haya gente así de descuidada. Gente que viole la ley así como si nada, que realmente les importe nada la vida de los demás, que manejen con tal desinterés por la vida humana. Me asquea solo pensarlo.
Igual yo sé que mi padre no estuvo bien. Incluso veo una moraleja en todo esto: cuando secuestres bebés, no los lleves todos de una, porque el que mucho abarca, poco aprieta, y por querer apurar una venta terminás muerto.
Y la verdad que no da.

Antes mencioné al pasar que fui a escuela privada. Pero no solamente privada era. Era católica. Por alguna razón mis padres creyeron que la educación privada era mejor que la pública –estaba esa idea de moda en aquella época- y en mi barrio solamente había una y era católica. Así que incomprensiblemente, con un esfuerzo económico mayúsculo, me mandaron ahí.
Yo era un niño que no entendía nada, pero ya en ese momento me sentía un poco perdido en el ámbito religioso. En especial en la capilla. Los rituales católicos siempre me resultaron confusos y aburridos:
-que ahora parate, que ahora sentate, que ahora arrodíllate, que ahora volvete a parar, que ahora volvete a sentar.
-Ojalá el cura se decida por una posición y me coja de una vez- pensaba yo.
Pero no. El catolicismo me resultaba desconcertante. Incomprensible.

Y después me pasó lo que me pasó. Chau poder correr. Chau poder caminar. Hola silla de ruedas.”


En ese momento ya debería haberme ganado la empatía del público presente, y tendría esa coartada moral que me permitiría pasar a la siguiente etapa en el repertorio,  donde nos metemos con los otros; la parte que siempre todos queremos oir: cómo le dicen a Peñarol, la escena del puto que quiere que se lo cojan a toda costa y el sinfín de enredos, el deleite del repertorio de chistes sobre la arrogancia porteña o la brutalidad gallega y los chistes sobre gordos y negros. Todo eso con expresión de comediante al estilo Maxi de la Cruz.
Pero con parálisis de la médula espinal.

 
© Narcotráfico de órganos | Designed by Blogger Templates.