Historia del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)


Los comienzos (1993)

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) surgió de las cenizas de al menos media docena de organizaciones que operaron en varios estados mexicanos entre 1973 y 1992. Las más importantes fueron el Movimiento por la Liberación de los Pueblos (MLP), El Conglomerado por la Libertad de la Liberación (CLL), las Fuerzas de la Libre Liberación (FLL) y la Iglesia Presbiteriana de Massachussets (IPM).
Una vez conformado el Comité Central del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (integrado a su vez por el Comando General, la Comisión de Gobierno, el Comité de Control, la Comandancia Estable, la Comisión Mayor y el Concejo Menor), la organización insurgente instaló sus campamentos en zonas rurales del estado sureño de Chiapas, iniciando el entrenamiento de sus tropas y la planificación de sus futuras operaciones militares. Desde sus inicios tuvieron gran respaldo de poblaciones locales.
En este contexto se redactó la Primera Declaración de la Selva Lacandona, exigiendo Democracia, Justicia y Libertad. La declaración fue concebida por el Comandante Gerardo, la Comandante Juana, el Subcomandante Marcos y el Subcomandante José.
En 1993 declararon la guerra al estado mexicano, iniciando una serie de incursiones que incluyeron la toma de doce heladerías y la expropiación de los helados. Lamentablemente, una falla en la planificación estratégica derivó en el derretimiento de los helados, al verse estos desprovistos de refrigeración.
Durante los enfrentamientos armados, miembros del EZLN acusaron a las fuerzas del Ejército Federal de violar sus Derechos Humanos. “En medio de la batalla, un soldado del Ejército osó dispararnos con armas de fuego, hiriendo a uno de nuestros combatientes”, declaró en su momento el Comandante Carlos Alberto. Por su parte, el Ejército Federal negó estas acusaciones. Según manifestó el Coronel Carlos López Del Pozo Escobar Aguilera, el guerrillero herido “se lastimó él solito, al tropezarse con una piedra”.
Según las autoridades, la causa de la sublevación fue el consumo excesivo de salsa picante en la región. Dijo entonces Salvador Anchosas Castro, viceministro de Cultura: “Somos férreos defensores de la identidad nacional, a pesar de los problemas que nos puedan acarrear ciertas costumbres muy arraigadas en nuestro pueblo. La comida típica constituye una parte importante de la cultura mexicana, aunque todos sabemos que su consumo excesivo puede desencadenar múltiples trastornos, como diarrea, malhumor o estallidos de violencia armada.”

El Subcomandante Marcos posa para un fotógrafo francés en el distrito de Txaloetcxliclan. Mayo de 1996.

La expansión (1994-1995)


Tras las primeras incursiones ocurrió una tregua, durante la cual los guerrilleros dialogaron con el gobierno del presidente Alberto María De Las Piedras. El fin del alto al fuego sobrevino en febrero de 1994, cuando uno de los insurgentes estornudó demasiado fuerte durante una reunión con delegados del gobierno, provocándoles un susto mayúsculo.
En octubre de 1995 se redactó la Segunda Declaración de la Selva Lacandona, exigiendo Tierra, Democracia, Libertad y Sombreros de Colores Brillantes.
A pesar del fracaso de las negociaciones y el recrudecimiento del enfrentamiento armado, el EZLN gozaba de buena salud. A fines de 1995 tenían bajo su control doce distritos del estado de Chiapas y más de 4000 miembros activos. La situación económica de la organización era también muy alentadora. Obtenían el grueso de sus ingresos de apuestas en la lotería ilegal brasileña y de la venta de pulpos vivos a acuarios de Nueva Zelanda.
La notoriedad internacional del EZLN aumentó, cosechando sus primeros seguidores célebres fuera de fronteras mexicanas. Entre ellos se destacaron el expresidente chileno Augusto Pinochet y el cantante argentino Palito Ortega.

La fiebre de los comunicados (mayo-junio de 1996)

El Quinto Congreso Nacional Indígena de las Comunidades del Pueblo participó en la redacción de un documento en el que se basaría la Tercera Declaración de la Selva Lacandona, exigiendo Paz, Techo, Libertad, Independencia y Felicidad.
Inesperadamente, tres días después, el Comité Central comenzó a emitir una serie de comunicados que sumarían miles de páginas en poco más de dos semanas, entre declaraciones, manifiestos revolucionarios y manuales de instrucciones.
Esta abrumadora cantidad de material escrito desconcertó a la población. Aún los más férreos seguidores del movimiento no encontraron tiempo para abordar la lectura, más aún teniendo en cuenta el carácter tedioso y repetitivo de la retórica revolucionaria del EZLN.
Entre el material difundido durante la denominada “fiebre de los comunicados” se destacan:
  • Cuarta Declaración de la Selva Lacandona, exigiendo Pan, Trabajo, Tierra, Libertad y Altruismo.
  • Quinta Declaración de la Selva Lacandona, exigiendo Paz, Democracia, Pan, Hambre, Tierra, Trabajo, Mouse y Teclado.
  • Sexta Declaración de la Selva Lacandona, exigiendo Vino, Pan, Pescado, Tierra, Libertad, Democracia, Transparencia y Pelado Cordera.
  • Séptima Declaración de la Selva Lacandona, exigiendo Abundancia, Carpintería, Excelencia y Democracia.
  • Comentario de las obras completas de William Faulkner, redactado por la Subcomandante Mónica.
  • Octava Declaración de la Selva Lacandona, exigiendo Democracia, Aristocracia, Teocracia y Autoritarismo.
  • Instrucciones para fumar pipa en la selva en días lluviosos (incluye lista de precauciones para la óptima preservación del tabaco en ambientes húmedos), redactado por el Subcomandante Alberto.
  • Novena Declaración de la Selva Lacandona, exigiendo Democracia.

Varios periodistas, políticos y miembros del gobierno vieron con preocupación el frenético ritmo de publicación de escritos por parte del EZLN. Alfredo Txclaemtec Rosas, periodista del matutino El Nacional, expresó al respecto: “Además de comer, bañarme y conducir al trabajo, también tengo que dormir y mirar la telenovela de las siete. Mi día no tiene horas suficientes para que me pueda poner al tanto de los nuevos disparates que los zapatistas divulgan a todo momento.”
La fiebre de los comunicados acabó cuando La Imprenta del Pueblo Revolucionario (una choza con dos máquinas de escribir) se incendió. Quince personas murieron en este incidente.

El gobierno mexicano procuró controlar el tráfico de pulpos para diezmar las bases económicas del EZLN.

Más apoyo internacional, nuevos diálogos y sus repercusiones (1996-1999)

Nuevos apoyos explícitos de personalidades reforzaron la visibilidad internacional de los insurgentes. El expresidente estadounidense Jimmy Carter manifestó su simpatía por el EZLN a mediados de 1996. En una entrevista en el programa nocturno “Locos por las drogas” de la emisora radial CZXN, de California, Carter afirmó: “Me gustan esos muchachos. Buena onda.”, en referencia a los insurgentes.
Cacho de la Cruz enunció al aire un discurso para concientizar a los niños uruguayos sobre la importancia de apoyar al EZLN. Esto ocurrió en la pantalla de Canal 12 de Montevideo, durante la primera emisión del ciclo 1997 del exitoso programa infantil Cacho Bochinche. Al respecto de este hecho, el Subcomandante Julio dijo en una entrevista: “Cacho ha sido siempre uno de nuestros mayores aliados.”
Durante la batalla de Txuhaltaeteco, a fines de 1997, los combatientes dejaron sus armas a un lado para jugar al póker. Los guerrilleros apostaron parte de su armamento y provisiones de tabaco. Tras perder varias partidas se vieron debilitados en su poderío bélico, lo que los obligó a retomar el camino del diálogo.
En nuevas conversaciones con delegados gubernamentales, los guerrilleros exigieron la disolución de los grupos paramilitares que incursionaban en la zona bajo control zapatista. Reclamaron, además, la revisión del modelo económico para que tengan en cuenta los intereses del Pueblo. El presidente Hugo Del Rabo prometió aplicar el modelo neoliberal en México sólo seis meses al año. Los meses restantes la economía sería estrictamente controlada por el pueblo, bajo transparentes procesos democráticos, para su propio provecho.
En julio de 1999 Servicios de Inteligencia del Estado Mexicano declararon haber descubierto la verdadera identidad del Subcomandante Marcos. Se trataría del actor cómico Roberto Gómez Bolaños, alias Chespirito.
A fines de ese mismo año se divulgó la Trigésimo Octava Declaración de la Selva Lacandona, exigiendo Salud, Dinero y Amor.

Giro ideológico y episodio Martínez Chotto (2000-2004)

La llegada del nuevo milenio trajo renovación a las filas del EZLN. Adoptaron nuevas perspectivas de lucha, inspirados por planteos filosóficos antes desconocidos por el grupo. El Subcomandante Marcos declaró a mediados del año 2000 que entre sus nuevos referentes estaban Santo Tomás de Aquino y Jorge Hané, Gurú Internacional de la Pérdida de Peso. En la misma entrevista, realizada telefónicamente para la revista argentina Caras, expresó su interés en realizarse una cirugía estética. “La imagen también es importante para un buen revolucionario”, dijo.
A mediados de 2003 el escritor costarricense Nahuel Martínez Chotto publicó una novela de más de 900 páginas sobre el EZLN. A pesar de tomar elementos de la realidad, la obra es mayormente una creación literaria que no pretende representar la verdadera historia de los insurgentes mexicanos. En las primeras páginas se relata fielmente los acontecimientos que dieron origen a la lucha de los guerrilleros, pero a partir del tercer capítulo empiezan a ocurrir hechos inesperados, como el reclutamiento de un Cristo travesti que se enamora del Subcomandante Marcos. Tres cuartas partes de la novela están dedicadas a retratar, hasta en el más mínimo de los detalles, los encuentros sexuales entre el Cristo travesti guerrillero y el líder insurgente.
La crítica celebró el espíritu lúdico del novelista, así como su vívida imaginación. El crítico y catedrático mexicano Esteban Pollos consideró, por su parte, que el extensivo relato de episodios sexuales en la novela es “innecesario” y “desagradable en extremo”.
El propio Subcomandante Marcos hizo referencia a la novela, a varios meses de su publicación. Sostuvo que la obra constituye “una ofensa hacia los ideales revolucionarios y hacia los pueblos originarios mexicanos” así como “un manifiesto neoliberal encubierto, aliado a intereses imperialistas”. Según el líder insurgente es “despreciable” que un autor “escudándose en el humor y en la supuesta neutralidad de la creación literaria” ataque “vilmente los intereses de los pueblos oprimidos.”

La renovación ideológica del EZLN incorporó planteos filosóficos de Jorge Hané, Gurú Internacional de la Pérdida de Peso.

Posible muerte de Marcos y situación actual de la insurgencia (2005-2011)

Los rumores de la muerte de Marcos comenzaron a circular en vísperas de año nuevo de 2006. Según un informante anónimo, el Subcomandante habría muerto a causa de un ataque de caspa fulminante en noviembre de 2005, siendo reemplazado desde entonces por un doble idéntico. La Comisión General del EZLN habría recurrido a la misma empresa que sustituyó a Paul McCartney tras su deceso en 1966. Los rumores no fueron confirmados.
A poco de su vigésimo aniversario, la organización permanece estancada. Los combates han cesado para dar paso a una interminable sucesión de negociaciones, sin grandes resultados. El actual presidente mexicano, Alfredo Sierrahonda Del Rancho, insiste en llegar a un acuerdo. Sin embargo, a pesar de sus declaraciones, es bastante claro que el gobierno no está dispuesto a hacer demasiadas concesiones.
En este contexto poco optimista se celebró en 2010 el XXXII Congreso del Pueblo Unido por la Liberación Popular, en la ciudad Oaxclitxaclán. Más de 500 personas de 24 países se hicieron presentes.
En octubre de 2011 se divulgó la Quincuagésimo Novena Declaración de la Selva Lacandona, exigiendo Democracia, Libertad, Satanismo, Castidad, Dragones y Hemorragia.

1 comentarios:

  1. Gracias!! Una entrada imprescindible. Eufrasio trae al siglo XXI la tradición del escritor comprometido que no murió con Monsiváis.

 
© Narcotráfico de órganos | Designed by Blogger Templates.