Siempre me termino lastimando las encías (parte 2)


“La opinión de las grandes masas la forman los periódicos que están en contacto directo con ellas y les determinan el grado y la calidad de sus sentimientos. Y esos periódicos le han dado al football una magnitud que no tiene, confundiéndolo con la dignidad nacional y llegando a otros excesos que serían ridículos, si no fuese por los peligros que entrañan.
(...) Lo que debió ser una brillante justa deportiva como el Campeonato Mundial de Montevideo, se convirtió al final en un suceso bochornoso, de cuyas consecuencias morales no tenemos por qué enorgullecernos. Porque aquí en nuestro país, también se revistió al football de los caracteres excesivos y ridículos de que hablamos.
(...) Un diario de la capital había tomado las cosas por el lado trágico y vociferaba contra los argentinos, sosteniendo que la dignidad nacional había sido lesionada por energúmenos que a su vez vociferaban en Buenos Aires, y llegaba casi hasta a pedir una guerra internacional para lavar la afrenta. Y aunque parezca raro, el director de ese diario, no fue encerrado en el Vilardebó, al menos que nosotros sepamos.
(...) Da tristeza ver cómo la desviación moral de un pueblo produce automáticamente el mismo fenómeno en el vecino.
Es que en ambos pusimos al foot ball por encima de toda cosa y lo sacamos de la esfera del deporte para convertirlo en una actividad definitiva, de vida o muerte. Hemos pagado esos excesos y ojalá ellos nos sirvan para hacernos reflexionar.”

Diario El Telégrafo de Paysandú, 23 de agosto de 1930.

***


“Pero la Luna es un globo tan delicado, que es imposible que la gente viva allí, y ahora sólo viven las narices. Ésta es la razón por la cual no podemos ver nuestras narices, ya que todas están en la Luna.”

Nicolai Gogol, Diario de un loco

***


“Hacía ya tres años que me salió una hernia en el ombligo, se notaba a través de la ropa.
Hace un año me operaron de esa hernia, pero al tiempo esta hernia retorno, me volvió a salir en el mismo lugar, por lo que tendría que realizarme otra operación, algo que yo no aceptaba, por miedo a que otra vez quedara mal. Participe de la reunión de liberación y con toda mi fe, creyendo que ya no tendría ninguna hernia que en la reunión sería sanada.
Así fue luego del clamor me palpé y ya no encontré la hernia. Recibí el milagro en el momento. Estoy muy feliz porque ya no hará falta realizar la operación.”

Testimonio de Elia Macario, El Universal (publicación de la Iglesia Universal del Reino de Dios), Julio de 2011.

***


"Confucio fue uno de los que inventó la confusión, y por eso se le ha... De lo más antiguo, fue uno de los chinos, japoneses que fue de los más antiguos."


***


“Debemos decir que hay nuevas modalidades que se están imponiendo entre los jóvenes, como la famosa ‘previa’. No hablo de la media hora previa sino de la que realizan los chicos antes de acudir a los centros nocturnos, pues ya salen alcoholizados de diferentes lugares hacia los centros de esparcimiento. Y en cuanto a los horarios, actualmente los chicos acuden a los centros nocturnos de esparcimiento a las dos o tres de la mañana, retirándose sobre las siete u ocho, en un horario absolutamente inapropiado, lo que determina que estemos frente a un grave problema del que deberá hacerse cargo toda la sociedad.”

Diputado nacionalista Mario García en la Cámara de Representantes, 2 de marzo de 2011. Más en la página 25 de este documento.

***

 

“Quizás esto te parezca solamente cuentos de vieja, lo que tu desprecias. Y puedes tener razón en despreciarlos, pues indagando podemos encontrar algo mejor o mas verdadero.”

Platón, Gorgias.

***

 (He publicado una entrada compuesta exclusivamente por citas ¿Qué sentirán mis colegas al respecto? ¿Y los lectores? ¿Y las autoridades eclesiásticas? ¿Se indignarán? ¿Se alegrarán? ¿Se comprarán un mediotanque? No lo sé. No tengo forma de saberlo, porque de hecho estoy muerto. Me suicidé tragándome un antílope vivo. El animal se sacudió frenéticamente en mi estómago, destrozándome las entrañas y matándome en el acto.)

Cómo divertirse en la sala de espera de un hospital

Ideas prácticas para sobrellevar el momento.


Estar en un hospital no está bueno, pero estar en una sala de espera junto con otros pacientes es incluso peor.


1- Llevarse música y escuchar con auriculares.

Es el modo más común de aislamiento y sirve siempre y cuando uno tenga la fuerza de voluntad suficiente como para no ceder ante cualquier intento de charla iniciado por una señora. Si va a llevar auriculares, no se los saque hasta el momento en que le toque entrar al consultorio.


2- Llevarse un libro.

El consultorio suele estar lleno de viejas y siempre viene bien una excusa - un libro- para poder escuchar lo que hablan los demás sin ser detectado. Información valiosa sale de escuchas como éstas.


3- Fingir que uno está loco.

A las señoras mayores les encanta preguntar -varias veces- "¿por qué número van?". Una buena respuesta sería "oleoducto" o tal vez comenzar a reír a carcajadas intensas, tomándose la panza y hamacándose en el asiento; luego, de pronto, comenzar a llorar desconsoladamente para luego volver a reír. Y así ad eternum.


4- Decirle "puta" bien bajito a una señora en la sala de espera y luego fingirse autista.

Primero le susurramos al oído "puta" y cuando la señora nos comienza a hablar para mostrar su desagrado o indignación nos internamos en lo más profundo de nuestro ser. No volvemos a hablar, ni con la señora, ni con nadie, y comenzamos a balancearnos continuamente hacia adelante y hacia atrás. Mejor aun sería no fingir y volverse autista posta posta.


5- Provocar el caos.

Cuando alguna señora nos pregunte "¿qué número tiene, joven?" (Alguna va a preguntar) lo mejor es decir un número que no sea el nuestro, especialmente si es un número bajo, para causar confusión y caos entre quienes esperan. No entra en las estructuras de pensamiento de los pacientes la idea de que pueda haber dos "número 6" esperando para ser atendidos por el mismo médico. Esto tenemos que usarlo a nuestro favor y si es posible, hacer que otras pacientes se peleen entre sí, diciendo bien bajito también "la señora aquella me dijo que tiene el cinco. Usted también tiene el cinco. ¿Cómo es eso posible?"


6- Inventarse una historia de vida emotiva

Hay que comenzar la charla escuchando. Será inevitable que una señora le contará qué hace ahí, por qué, qué enfermedad tiene y hace cuánto. Usted escuche, y cuando haya un silencio, comience a contar su historia falsa. Muertes, amputaciones, accidentes, amnesias, abducciones extraterrestres, todo sirve. Siéntase libre para inventar lo que sea.


7- Hágase pasar por doctor.

Lo mejor sería llevarse una túnica en la mochila y ponérsela allí mismo, para luego decir "uno", y comenzar a atender a los pacientes en el pasillo.

Tome la precaución de llegar tarde.


8- Robar placas.

Póngase un pasamontañas y con un arma en la mano asalte a las personas que esperan exigiendo -no sus bienes- sino sus placas. Agítelas frente a usted con frenesí. Muérdalas y finja placer al comerlas. Porque –eso sí - tiene que comerlas.

Es muy divertido.


9- Comenzar una fogata.

Uno saca diarios de la mochila, un encendedor y comienza una fogata. Luego, saca la guitarra, se sienta en el piso y comienza a cantar "y rasguuuuuuuuuuuña las pieeeeedras, y rasguuuuuuuuuuuña las piedras" indignando a las viejas que naturalmente detestan a los hippies. Y a la música. Y al fuego. Y a los jóvenes. Y a los sanos. Y ...A todo lo que no sea la vieja en cuestión.


10- Morir.

Eso. Morirse ahí, en el pasillo.

Consumo Cuidado: hamburguesas Doña Coca

Para que el consumo no te consuma, ponele cabeza a las drogas.














Es preferible no consumir Doña Coca , pero si elegís hacerlo te acercamos algunos consejos:


  • Comé alguna verdura fresca antes de empezar a comer Doña Coca.
  • Ingerilas despacio y masticando bien, alternando con tragos de agua.
  • Si las comés fritas, secálas con servilletas o con papel higiénico o con la revista Galería para no comerte el aceite, no te preocupes, esto no reducirá el pegue.
  • No mezcles el consumo de Doña Coca con el de jugo Papo, Foky o Rinde Dos, a menos que te copen los espasmos cerebrales y la fibrosis pulmonar.
  • Cuando sientas que estás “tocado”, pará de comer, pasáte a las tostadas o las medialunas rellenas y disfrutá de ese estado.
  • Las hamburguesas Doña Coca no se extraen de la planta de coca, son restos de residuos de grasas sobrantes con pichí de carpincho fermentadas al sol con forma de croqueta aplastada, por eso, si decidís consumirlas evitá acompañarlas con bebidas destiladas.
  • Si te las vas a inyectar, asegurate de que la jeringa no haya sido usada anteriormente, y si después de hacerlo tu brazo queda color negro, trasladate rápidamente al centro de asistencia médica más cercano.
  • Tratá de pegar Doña Coca siempre en la misma boca y que sea de confianza, si conseguiste por otro lado testeala para ver la calidad del corte: si la ponés en la sartén y al aplicarle fuego su tamaño se reduce en un 280% son Doña Coca, sino te vendieron una baldosa.
  • Si elegís consumir Doña Coca evitá conducir vehículos, realizar transacciones importantes de dinero, relacionarte con niños, atender llamadas telefónicas, aceptar propuestas de matrimonio, proponer matrimonio, asistir a reuniones familiares o de trabajo, leer horóscopos, pasar cerca de algún aeropuerto, transitar por la vía pública, abrir mails con letras japonesas y acercarte a nosotros.

El Viejo Sabio de la Ciber-Rotisería

Muy consternado fui a ver al Viejo Sabio de la Montaña. Me reuní con él en una ciber-rotisería del barrio Palermo. Me dijo que nació destinado a ser un Viejo Sabio de la Montaña, pero como en Uruguay no hay montañas se conforma con hacerse llamar Viejo Sabio de la Montaña y ser, en realidad, un Viejo Sabio de Ciber-Rotisería. Estuvimos largo rato charlando en esa especie de subsuelo con cuatro computadoras ubicado en la calle Isla de Flores. Me dijo que siente gran pasión por los cibers raros, esos antros extraños donde niños pequeños van a jugar al Torture Game, atendidos por hombres gordos deformes malhumorados. “Visito con asiduidad la ciber-peluquería de la calle Gral. Flores; pero mi verdadera pasión son los cibers 24 horas, especialmente en horas de la mañana, que es cuando la cosa está más tranquila. En esos lugares he vivido agradables veladas chateando con prostitutas de países del este de Europa.” Me dijo con gran entusiasmo.


Le conté el motivo de mi visita. Le expliqué que escribo en un blog con un par de amigos, y que nuestro cronograma de publicaciones es muy estricto. Después de Daritxo vengo yo, y después viene Heisenberg . Entre dos entradas hay siempre una semana, a veces un poco más, pero la idea es que haya un orden y cumplir los plazos. Hay demoras, por supuesto, pero el cronograma es en teoría estricto. Una vez propuse abolir este sistema, y que cualquiera publique cualquier cosa cuando se le dé la gana. Nadie estuvo de acuerdo. Lo cierto es que me toca postear a mí y no sé qué escribir. Le pedí al Viejo Sabio algún consejo para superar este bloqueo.



El Viejo Sabio de la Ciber-Rotisería me dijo que no tiene fórmulas infalibles. (En realidad las tiene pero que no me las piensa dar a menos que le pague una cantidad enorme de dinero.) Se limitó a recomendarme que meta mucho relleno. “Probá contar la historia de este encuentro que tuviste conmigo. Y si te queda corto meté videos intercalados en el post. Y si todavía es demasiado corto buscá algún texto cualquiera -aunque no tenga relación alguna con nada de lo que hayas escrito antes-, y anexalo al final de la entrada.” Estas fueron sus sabias palabras. Y yo le hice caso.



La técnica moderna
El mundo de la técnica de hoy no se caracteriza por ser únicamente la suplantación de la herramienta por la máquina, ni por ser una aplicación de la ciencia positiva.
El mundo de hoy tiene tres instancias estrechamente relacionadas; la industria, la técnica y la ciencia positiva. La técnica misma no se concibe sin la ciencia y la industria, pues introduce las creaciones y los descubrimientos de ambas y el cambio de estructura derivados de ellas en diferentes y totales sectores de la cultura.
El mundo del hombre se transforma y el hombre junto con él.



Evidencia fotográfica
Fotos de los lugares mencionados en el post. Para que no anden diciendo que he incurrido en esa práctica horrible que es escribir ficción.
 
La ciber-peluquería




Por fuera parece una rotisería común y corriente…

…pero adentro tiene computadoras.
 
© Narcotráfico de órganos | Designed by Blogger Templates.