Apuntes Históricos: Franz Skuravy III


Breve y apurada biografía del Rey Franz Skuravy III de Eslovaquia.

Nació en Bratislava en 1414. Fue el primer rey de Eslovaquia en llamarse Franz Skuravy III y también el último, porque fue el único en tener ese nombre.

Desde temprana edad se destacó por su ingenio y vivacidad.
Abundan los registros de la época que lo describen como un “drnko mock grant”, es decir, un “hijo de puta”.
Según se relata, perseguía gatos por los jardines del palacio real armado solamente con un cucharón de madera. El pequeño príncipe Franz coleccionaba ojos de gatos y gustaba de arrancárselos él mismo a los animalitos. Una vez efectuada la extracción ocular, ponía los ojos del gato en el cucharón y realizaba hábiles carreras en dirección al palacio intentando que los ojos no cayeran al piso. En ocasiones organizaba competencias similares con sus hermanos y demás jóvenes aristócratas; competencias que consistían en llevar ojos de gatos en cucharones de sopa a través de los caminos del palacio real, lo más rápido posible. Podría decirse que es un antecedente del estúpido juego “huevo en la cuchara”.

En su adolescencia se dedicó mayormente a instruirse en Literatura, Filosofía, Matemáticas, Estrategia militar, Sexo con primas y Cerrajería, con el claro propósito de convertirse en algún momento en rey.

Su llegada al trono no fue nada sencilla: la tradición eslovaca indicaba que el mayor de los hijos varones heredaría el trono, y Franz Skuravy era el menor de siete hermanos. De modo que merced a una cintura política prominente y precoz, alianzas con miembros de la corte y el asesinato sanguinario de toda su familia, logró hacerse con el trono.

Una vez coronado rey de los eslovacos, tal cual como haría cualquiera que haya visto fotos de mujeres de Europa del Este, comenzó a realizar el acto venéreo con cada joven que pudo, revolcándose entre los yuyos tantas veces como le fue posible. Y le fue muy posible.
A pesar de esta lujuria desbordante, Franz Skuravy III aun conservaba ciertas conductas y características infantiles. Y con características infantiles me refiero a la característica más común en los niños: la maldad.

Durante de su reinado le dio muchas más importancia a los deportes y a los juegos que a la política exterior.
Fue el creador y principal impulsor del Fetnis, una especie de tenis con algunas pequeñas variantes: se jugaba de a seis jugadores, tres por lado –lados de la cancha divididos en dos partes por una red-, con raquetas hechas con cuerdas vocales de enemigos del Estado y marco de mármol. No se utilizaba una pelota, sino un feto. De ahí su denominación Fetnis.

Otro juego muy popular en la época fue el Kilómetro, probable antepasado del Metro que se juega hoy en día. Aquél, se jugaba de la siguiente manera: los límites eran los de un campo de fútbol actual, y participaban un máximo de 60 jugadores. Era un deporte individual, de modo que no había equipos. Se utilizaba una pelota, y esta tenía un rol fundamental en el desarrollo del juego: aquel que estuviese a menos de un kilómetro de la pelota podía ser atacado por cualquiera de los otros jugadores (que por cierto llevaban consigo espadas y dagas, que tenían permitido usar). El juego acababa cuando acababan los jugadores en plural, es decir, cuando quedaba solo uno vivo.

Otra actividad que se le adjudica al rey Franz Skuravy III es la de combatir a furiosos pelirrojos alienígenas radioactivos monstruosos del espacio exterior, pero esa información ha sido recientemente discutida y en la actualidad está sujeta a un acalorado debate.

Es indudable sin embargo que el principal aporte del rey Franz Skuravy III fue el curioso decreto de abolición del pasado. Siendo abolido el pasado, recordar pasó a ser un delito, al igual que la nostalgia y el estudio de la historia. Un efecto de esta última disposición legal fue la dificultad para comunicarse que sufrieron los eslovacos, ya que varios tiempos verbales debieron ser abandonados.

El hecho mismo de realizar estos Apuntes históricos en la Eslovaquia de Franz Skuravy III hubiese significado mi ejecución inmediata y la posibilidad para nada improbable de que mis cuerdas vocales terminaran en una coqueta raqueta de Fetnis, tirando fetos de aquí para allá, de allá para acá.

Pero por suerte no vivo en la Eslovaquia de Franz Skuravy III.

4 comentarios:

  1. Anónimo dijo...:

    “drnko mock grant”, No me parece correcta la traducciòn de esta frase del esloveno. Investigà un poco mas.

  1. Anónimo dijo...:

    :)Naturalmente la traducción de esa frase del Esloveno no es correcta, porque la frase está en Eslovaco. Y en el Eslovaco hablado en 1414, entre los meses de Agosto y Setiembre. En este blog jamás se hace algo sin investigar. Gracias por tu aporte.

  1. Dr Maremoto dijo...:

    Faltan fotos

  1. Anónimo dijo...:

    jaja... que ingenuo el de arriba!! le pide fotos a Darixto!!

 
© Narcotráfico de órganos | Designed by Blogger Templates.