Consejos aconsejadores: qué hacer cuando...

Qué hacer mientras a uno le cantan el “Feliz cumpleaños”

1) Sonreír con cara de idiota, como si uno verdaderamente disfrutase del momento.

2) Mirar hacia el piso para no ver la cara de idiota que ponen los demás al aplaudir y cantar.

3) Aplaudir y cantar mirando a otra persona, intentando de ese modo confundir a los demás y hacerles creer que no es uno el receptor del canto, sino un tercero. Es imprescindible no encontrarse en el centro de la ronda; si es posible hay que empujar a otra persona hacia la torta.

4) Desmayarse. Dejarse caer de pronto interrumpiría el canto y podría justificarse por la gran emoción y alegría del momento. Luego puede seguir con la fiesta pero sin cantos ni aplausos.

5) Orinar la torta de cumpleaños. Uno suele beber mucho en los cumpleaños y éste puede ser un buen momento para evacuar.

6) Manosear la torta. Me refiero a una de las dos strippers lesbianas que los amigos de uno debieron contratar. Que los demás aplaudan y canten. Total, qué importa.

7) Cantar otra canción, pero más fuerte. Preferentemente una canción de cancha, con actitud de “vos no me vas a venir a cantar a mí en la cara” “serán muchos y yo uno solo, pero me la banco” o sino simplemente un “oooooooooh oooooooooh” agitando la manito.

8) Ponerse los auriculares del mp4 o cualquier otro reproductor de música haciendo gestos de asentimiento con la cabeza; algo así como un “qué bueno, que bueno que me canten así”

9) Empezar a saltar en el lugar, agitando con la manito como si se tratara de un hincha de fútbol. En este caso no se canta contra otros, sino que se agita como si uno fuese un hincha retrasado mental, valga la redundancia.

10) Tocarse. Y me refiero a “tocarse” en el sentido erótico.

11) Bailar. Improvisar una danza es conveniente, porque ya que todos nos miran y nos cantan, les retribuimos con arte. Hay que bailarles de cerca.

12) Captar la atención de los que cantan para hacer que no canten y aplaudan de forma combinada y coordinada. Después podemos echarles en cara eso mismo. Una buena manera de distraerlos sería inyectarse algo (la morfina siempre es una buena idea); o tal vez empezar a quitarse la ropa con naturalidad, así, como si nada extraño estuviese pasando.

13) Fingir un arresto. Los amigos aquí deben colaborar. Montar una farsa sin los amigos es un error estratégico.

14) Hacerse arrestar verdaderamente. Esta es otra forma de terminar con ese momento tan tenso del canto- es un modo peculiar de hacerlo, es cierto, pero funciona.

15) Comprar unas lámparas que se enciendan al aplaudir y luego fingir un ataque de epilepsia hasta que cesen los cánticos y aplausos y se torne el jolgorio en preocupación.

16) Reírse a carcajadas, señalando a los que cantan, tirándose al piso en algún momento, agarrándose la panza y dando piñazos al piso.

17)Mientras la gente nos canta el feliz cumpleaños sacamos un revolver de nuestra canana -porque siempre hay que usar una canana- y comenzamos a juguetear con ella; la golpeamos contra la palma de la mano, como si estuviéramos sosteniendo un bat de béisbol; hacemos movimientos bruscos con el arma mientras nos siguen cantando. Luego, cuando llega la parte en que dicen nuestro nombre -si es que no se sintieron intimidados antes- comenzamos a tirar tiros al aire. También se puede disparar a los pies de los que cantan, porque "ya que cantan, bien pueden bailar".

18) Matarlos a todos.

2 comentarios:

  1. Heisenberg dijo...:

    Es imposible decidirse por una, pero le tengo ganas a la 15 para mi próximo cumpleaños. Excelente aporte.

  1. Lau Caos dijo...:

    La 16 es genial. Lástima que tendré que esperar aproximadamente un año para aplicarla. :/
    Saludos!

 
© Narcotráfico de órganos | Designed by Blogger Templates.