Novedades televisivas para el año 2012, adelanto exclusivo

Estas son, y no otras, las novedades más importantes de la televisión nacional -siempre y cuando aceptemos ese error conceptual y creamos que vivimos en una nación- para el año 2012. Aquí va un resumido resumen.



1- "Jugando con retardados muertos.

Un programa para toda la familia"

Canal 4


El nuevo proyecto televisivo de canal cuatro consiste en un semi reality show semanal, donde varias familias uruguayas podrán participar en competencias de distintos tipos, jugando con retardados muertos -mayormente niños. Los participantes deberán manejar los cuerpos de los muertos, moverles los bracitos, fingir voces, llevar adelante sketches, diálogos, prendas, coreografías, streaptease y otros entretenimientos para grandes y chicos. Al mismo tiempo se realizará un casting de cadáveres, porque como se sabe los mismos no podrán mantenerse en "buen estado" durante toda la temporada en la que se emitirá el programa.

Este es el plato fuerte de la programación de este canal. Una apuesta por la familia y el entretenimiento.


2- Un clásico.

Canal 10


Se está rodando una película romántica clásica y se espera su emisión inmediata a mediados del año próximo. Se trata de una de esas películas que a la mayoría de las mujeres les gusta: los personajes principales son un hombre y una mujer que primero se odian profundamente y al final de la película terminan juntos.

La película se llama "El violador".


3- "El encuentro"

Canal 12


El Encuentro es una comedia dramática cuya línea argumental recorre de manera brillante el reencuentro de dos ex compañeros de estudios y parrandas, veinte años después.

La serie abre con un diálogo entre dos amigos que hace mucho tiempo que no se veían; eran compañeros de estudio y ahora, a sus treinta y pico, se reencuentran casualmente en un bar. La conversación deriva en temas familiares. Esta es una cita de lo que sucede en el diálogo:

-¿Sabías que tengo un hijo en la facultad de medicina?

-¿En serio? ¡Qué bueno!

-No tan bueno; está en un frasco. Murió cuando tenía dos meses.


4- Caras T.V.

Canal 4


El clásico del periodismo de farándula llega a la tv en el nuevo proyecto: Caras Tv.

El mismo consistirá en un programa diario de una hora y un resumen de “lo mejor de la semana” el sábado por la noche en la siempre caliente pantalla de canal cuatro, Montecarlo Televisión.

Según han adelantado los gerentes de programación, el programa contendrá dos novedades importantes:

por un lado, no habrá conductor ni conductora, ni presentadores, ni panel ni tampoco ninguna persona que presente tapes para dar paso al programa, que se emitirá “en crudo”; por el otro lado, el programa Caras tv consistirá justamente en eso: una serie incontable de caras de personas mirando a cámara, sin efectuar movimiento alguno, durante una hora, de lunes a viernes. Preferentemente serán personas con alguna deformidad, porque la idea es, y cito, “brindarle la oportunidad a personas repulsivas y físicamente despreciables, porque vivimos en democracia”. Es condición imprescindible no realizar ningún tipo de gesto con la cara, por lo que, según supo adelantar la gerencia del canal, se realizará un casting de hemipléjicos de lunes a jueves en el propio canal, en el horario de la tarde.




*Existe la posibilidad de que en este post usted se quede con las ganas de más, principalmente, por tres razones: 1-Porque es corto; 2- porque es malo; 3-porque tiene esta sección claramente de relleno.

Pero momento: imagine que este texto que leyó antes en realidad fue sexo. Fue corto y malo. Lo que yo le ofrezco ahora, es la sección de relleno, es conversar sobre cosas banales o fumarse un cigarro en silencio, mirando al techo.

Entonces, le conviene mirar esto: http://www.youtube.com/watch?v=tz65wnCT3VE



Grandes Problemas del Pequeño Burgués Vol. I

I.

La gente compra muchas cosas, muchísimas cosas para navidad; ¿qué tanto hay que comprar para navidad? ¿Qué tantas cosas que se necesiten para navidad son comprables en 18 de julio? Yo vivo a media cuadra, y la rotisería que permite que yo aún permanezca con vida se encuentra del otro lado de esa avenida, por lo cual debo cruzarla para procurarme alimentos. Hace poco más de dos semanas debería haber posteado y no lo hice, esto se debe a que estaba trancado esperando encontrar un lugar entre la gente para conseguir cruzar la calle. Está claro Eufrasio? Además no pude cruzar y me volví.

II.

Tener la cabeza en varios lados a la vez es posible: tanto en sentido metafórico como en sentido literal, es decir, es físicamente posible. Cuando uno dice “tengo la cabeza en muchos lados” o “en mil cosas” supone que su interlocutor ya accedió al pensamiento abstracto y va a entender esto como una metáfora, es decir, va a lograr separar la representación del objeto. Por otra parte, si lo pensamos en términos físicos, podría parecer un imposible, o al menos algo impropio de la especie humana el hecho de tener el apéndice craneal en varios sitios simultáneamente. Sucede que las palabras son tramposas, fijense: uno tiene la cabeza en una habitación, al mismo tiempo en una casa, al mismo tiempo en una manzana, al mismo tiempo en un barrio, ciudad, país, etc. ¿Comprenden?

III.

Ya he expresado en otro medio que si yo fuera Dante Alighieri ubicaría al inventor del Amigo Invisible en el Purgatorio, condenado a pensar regalos para gente que apenas conoce durante toda la eternidad. Junto con éste mandaría a todos aquellos que promueven esta práctica oscurantista año tras año en las diferentes oficinas, instituciones educativas, policlínicas, etc., a elaborar diferentes manualidades para regalarse entre sí con la materia fecal que elimina el inventor del Amigo Invisible, mientras piensa qué regalarle a un eterno número de personas que apenas conoce.

Este año tengo 3 amigos invisibles en 3 lugares de trabajo diferentes. ¿Por qué a la gente le gusta el Amigo Invisible? A mi no me desagrada solamente la recurrente espina en el ano que significa tener que pensar, elegir y comprar regalos a gente que casi no conozco, sino que además aborrezco recibir regalos random tales como los que yo regalo a mis amigos invisibles. Mis regalos de amigo invisibles nunca van más allá -en términos económicos y de originalidad- de un llavero, una agenda o un CD de música Celta. Tampoco me molesto es hacer la distinción por género: un par de caravanas si es mujer y una botella de vino si es hombre; eso ya es pensar demasiado.

IV.

Hace unos años, una familia había organizado un amigo invisible para navidad, donde la amiga invisible del niño era su madre. Las pistas que aquel le había dejado, fueron guiando a la madre entusiasmada y ansiosa por el regalo hasta el galpón del fondo, dónde se encontraba su hijo ahorcado.


V.

Disculpen que hace tiempo no aparezco, me había olvidado que escribía en un blog. Es que con esto de la llegada de las fiestas un tiene la cabeza en muchos lados al mismo tiempo. Por ejemplo, los que estudian tienen exámenes, o entregas de trabajos finales; los que trabajan tienen que pelear a muerte contra sus compañeros para ver quien se toma lo mejores días de la licencia. Yo por mi parte, he estado esta última semana ocupado pensando en regalos para mis compañeros de mis diferentes trabajos. Quería regalarles algo con lo que cada uno de ellos se sintiera identificado; es una tarea realmente complicada. Lo cierto es que esto del Amigo Invisible es algo que me incomoda un poco, no me gusta repetir regalos anteriores, pero se me van terminando las opciones. Este año intenté zafar del juego inventándole a una compañera de trabajo una historia un tanto trágica sobre el Amigo Invisible. No le gustó en lo más mínimo y desde la semana pasada su mirada tiene algo raro.

Como sea, ayer salí a caminar por 18 de julio y me volví con tres CDs de música Celta.

Siempre me termino lastimando las encías (parte 2)


“La opinión de las grandes masas la forman los periódicos que están en contacto directo con ellas y les determinan el grado y la calidad de sus sentimientos. Y esos periódicos le han dado al football una magnitud que no tiene, confundiéndolo con la dignidad nacional y llegando a otros excesos que serían ridículos, si no fuese por los peligros que entrañan.
(...) Lo que debió ser una brillante justa deportiva como el Campeonato Mundial de Montevideo, se convirtió al final en un suceso bochornoso, de cuyas consecuencias morales no tenemos por qué enorgullecernos. Porque aquí en nuestro país, también se revistió al football de los caracteres excesivos y ridículos de que hablamos.
(...) Un diario de la capital había tomado las cosas por el lado trágico y vociferaba contra los argentinos, sosteniendo que la dignidad nacional había sido lesionada por energúmenos que a su vez vociferaban en Buenos Aires, y llegaba casi hasta a pedir una guerra internacional para lavar la afrenta. Y aunque parezca raro, el director de ese diario, no fue encerrado en el Vilardebó, al menos que nosotros sepamos.
(...) Da tristeza ver cómo la desviación moral de un pueblo produce automáticamente el mismo fenómeno en el vecino.
Es que en ambos pusimos al foot ball por encima de toda cosa y lo sacamos de la esfera del deporte para convertirlo en una actividad definitiva, de vida o muerte. Hemos pagado esos excesos y ojalá ellos nos sirvan para hacernos reflexionar.”

Diario El Telégrafo de Paysandú, 23 de agosto de 1930.

***


“Pero la Luna es un globo tan delicado, que es imposible que la gente viva allí, y ahora sólo viven las narices. Ésta es la razón por la cual no podemos ver nuestras narices, ya que todas están en la Luna.”

Nicolai Gogol, Diario de un loco

***


“Hacía ya tres años que me salió una hernia en el ombligo, se notaba a través de la ropa.
Hace un año me operaron de esa hernia, pero al tiempo esta hernia retorno, me volvió a salir en el mismo lugar, por lo que tendría que realizarme otra operación, algo que yo no aceptaba, por miedo a que otra vez quedara mal. Participe de la reunión de liberación y con toda mi fe, creyendo que ya no tendría ninguna hernia que en la reunión sería sanada.
Así fue luego del clamor me palpé y ya no encontré la hernia. Recibí el milagro en el momento. Estoy muy feliz porque ya no hará falta realizar la operación.”

Testimonio de Elia Macario, El Universal (publicación de la Iglesia Universal del Reino de Dios), Julio de 2011.

***


"Confucio fue uno de los que inventó la confusión, y por eso se le ha... De lo más antiguo, fue uno de los chinos, japoneses que fue de los más antiguos."


***


“Debemos decir que hay nuevas modalidades que se están imponiendo entre los jóvenes, como la famosa ‘previa’. No hablo de la media hora previa sino de la que realizan los chicos antes de acudir a los centros nocturnos, pues ya salen alcoholizados de diferentes lugares hacia los centros de esparcimiento. Y en cuanto a los horarios, actualmente los chicos acuden a los centros nocturnos de esparcimiento a las dos o tres de la mañana, retirándose sobre las siete u ocho, en un horario absolutamente inapropiado, lo que determina que estemos frente a un grave problema del que deberá hacerse cargo toda la sociedad.”

Diputado nacionalista Mario García en la Cámara de Representantes, 2 de marzo de 2011. Más en la página 25 de este documento.

***

 

“Quizás esto te parezca solamente cuentos de vieja, lo que tu desprecias. Y puedes tener razón en despreciarlos, pues indagando podemos encontrar algo mejor o mas verdadero.”

Platón, Gorgias.

***

 (He publicado una entrada compuesta exclusivamente por citas ¿Qué sentirán mis colegas al respecto? ¿Y los lectores? ¿Y las autoridades eclesiásticas? ¿Se indignarán? ¿Se alegrarán? ¿Se comprarán un mediotanque? No lo sé. No tengo forma de saberlo, porque de hecho estoy muerto. Me suicidé tragándome un antílope vivo. El animal se sacudió frenéticamente en mi estómago, destrozándome las entrañas y matándome en el acto.)

Cómo divertirse en la sala de espera de un hospital

Ideas prácticas para sobrellevar el momento.


Estar en un hospital no está bueno, pero estar en una sala de espera junto con otros pacientes es incluso peor.


1- Llevarse música y escuchar con auriculares.

Es el modo más común de aislamiento y sirve siempre y cuando uno tenga la fuerza de voluntad suficiente como para no ceder ante cualquier intento de charla iniciado por una señora. Si va a llevar auriculares, no se los saque hasta el momento en que le toque entrar al consultorio.


2- Llevarse un libro.

El consultorio suele estar lleno de viejas y siempre viene bien una excusa - un libro- para poder escuchar lo que hablan los demás sin ser detectado. Información valiosa sale de escuchas como éstas.


3- Fingir que uno está loco.

A las señoras mayores les encanta preguntar -varias veces- "¿por qué número van?". Una buena respuesta sería "oleoducto" o tal vez comenzar a reír a carcajadas intensas, tomándose la panza y hamacándose en el asiento; luego, de pronto, comenzar a llorar desconsoladamente para luego volver a reír. Y así ad eternum.


4- Decirle "puta" bien bajito a una señora en la sala de espera y luego fingirse autista.

Primero le susurramos al oído "puta" y cuando la señora nos comienza a hablar para mostrar su desagrado o indignación nos internamos en lo más profundo de nuestro ser. No volvemos a hablar, ni con la señora, ni con nadie, y comenzamos a balancearnos continuamente hacia adelante y hacia atrás. Mejor aun sería no fingir y volverse autista posta posta.


5- Provocar el caos.

Cuando alguna señora nos pregunte "¿qué número tiene, joven?" (Alguna va a preguntar) lo mejor es decir un número que no sea el nuestro, especialmente si es un número bajo, para causar confusión y caos entre quienes esperan. No entra en las estructuras de pensamiento de los pacientes la idea de que pueda haber dos "número 6" esperando para ser atendidos por el mismo médico. Esto tenemos que usarlo a nuestro favor y si es posible, hacer que otras pacientes se peleen entre sí, diciendo bien bajito también "la señora aquella me dijo que tiene el cinco. Usted también tiene el cinco. ¿Cómo es eso posible?"


6- Inventarse una historia de vida emotiva

Hay que comenzar la charla escuchando. Será inevitable que una señora le contará qué hace ahí, por qué, qué enfermedad tiene y hace cuánto. Usted escuche, y cuando haya un silencio, comience a contar su historia falsa. Muertes, amputaciones, accidentes, amnesias, abducciones extraterrestres, todo sirve. Siéntase libre para inventar lo que sea.


7- Hágase pasar por doctor.

Lo mejor sería llevarse una túnica en la mochila y ponérsela allí mismo, para luego decir "uno", y comenzar a atender a los pacientes en el pasillo.

Tome la precaución de llegar tarde.


8- Robar placas.

Póngase un pasamontañas y con un arma en la mano asalte a las personas que esperan exigiendo -no sus bienes- sino sus placas. Agítelas frente a usted con frenesí. Muérdalas y finja placer al comerlas. Porque –eso sí - tiene que comerlas.

Es muy divertido.


9- Comenzar una fogata.

Uno saca diarios de la mochila, un encendedor y comienza una fogata. Luego, saca la guitarra, se sienta en el piso y comienza a cantar "y rasguuuuuuuuuuuña las pieeeeedras, y rasguuuuuuuuuuuña las piedras" indignando a las viejas que naturalmente detestan a los hippies. Y a la música. Y al fuego. Y a los jóvenes. Y a los sanos. Y ...A todo lo que no sea la vieja en cuestión.


10- Morir.

Eso. Morirse ahí, en el pasillo.

Consumo Cuidado: hamburguesas Doña Coca

Para que el consumo no te consuma, ponele cabeza a las drogas.














Es preferible no consumir Doña Coca , pero si elegís hacerlo te acercamos algunos consejos:


  • Comé alguna verdura fresca antes de empezar a comer Doña Coca.
  • Ingerilas despacio y masticando bien, alternando con tragos de agua.
  • Si las comés fritas, secálas con servilletas o con papel higiénico o con la revista Galería para no comerte el aceite, no te preocupes, esto no reducirá el pegue.
  • No mezcles el consumo de Doña Coca con el de jugo Papo, Foky o Rinde Dos, a menos que te copen los espasmos cerebrales y la fibrosis pulmonar.
  • Cuando sientas que estás “tocado”, pará de comer, pasáte a las tostadas o las medialunas rellenas y disfrutá de ese estado.
  • Las hamburguesas Doña Coca no se extraen de la planta de coca, son restos de residuos de grasas sobrantes con pichí de carpincho fermentadas al sol con forma de croqueta aplastada, por eso, si decidís consumirlas evitá acompañarlas con bebidas destiladas.
  • Si te las vas a inyectar, asegurate de que la jeringa no haya sido usada anteriormente, y si después de hacerlo tu brazo queda color negro, trasladate rápidamente al centro de asistencia médica más cercano.
  • Tratá de pegar Doña Coca siempre en la misma boca y que sea de confianza, si conseguiste por otro lado testeala para ver la calidad del corte: si la ponés en la sartén y al aplicarle fuego su tamaño se reduce en un 280% son Doña Coca, sino te vendieron una baldosa.
  • Si elegís consumir Doña Coca evitá conducir vehículos, realizar transacciones importantes de dinero, relacionarte con niños, atender llamadas telefónicas, aceptar propuestas de matrimonio, proponer matrimonio, asistir a reuniones familiares o de trabajo, leer horóscopos, pasar cerca de algún aeropuerto, transitar por la vía pública, abrir mails con letras japonesas y acercarte a nosotros.

El Viejo Sabio de la Ciber-Rotisería

Muy consternado fui a ver al Viejo Sabio de la Montaña. Me reuní con él en una ciber-rotisería del barrio Palermo. Me dijo que nació destinado a ser un Viejo Sabio de la Montaña, pero como en Uruguay no hay montañas se conforma con hacerse llamar Viejo Sabio de la Montaña y ser, en realidad, un Viejo Sabio de Ciber-Rotisería. Estuvimos largo rato charlando en esa especie de subsuelo con cuatro computadoras ubicado en la calle Isla de Flores. Me dijo que siente gran pasión por los cibers raros, esos antros extraños donde niños pequeños van a jugar al Torture Game, atendidos por hombres gordos deformes malhumorados. “Visito con asiduidad la ciber-peluquería de la calle Gral. Flores; pero mi verdadera pasión son los cibers 24 horas, especialmente en horas de la mañana, que es cuando la cosa está más tranquila. En esos lugares he vivido agradables veladas chateando con prostitutas de países del este de Europa.” Me dijo con gran entusiasmo.


Le conté el motivo de mi visita. Le expliqué que escribo en un blog con un par de amigos, y que nuestro cronograma de publicaciones es muy estricto. Después de Daritxo vengo yo, y después viene Heisenberg . Entre dos entradas hay siempre una semana, a veces un poco más, pero la idea es que haya un orden y cumplir los plazos. Hay demoras, por supuesto, pero el cronograma es en teoría estricto. Una vez propuse abolir este sistema, y que cualquiera publique cualquier cosa cuando se le dé la gana. Nadie estuvo de acuerdo. Lo cierto es que me toca postear a mí y no sé qué escribir. Le pedí al Viejo Sabio algún consejo para superar este bloqueo.



El Viejo Sabio de la Ciber-Rotisería me dijo que no tiene fórmulas infalibles. (En realidad las tiene pero que no me las piensa dar a menos que le pague una cantidad enorme de dinero.) Se limitó a recomendarme que meta mucho relleno. “Probá contar la historia de este encuentro que tuviste conmigo. Y si te queda corto meté videos intercalados en el post. Y si todavía es demasiado corto buscá algún texto cualquiera -aunque no tenga relación alguna con nada de lo que hayas escrito antes-, y anexalo al final de la entrada.” Estas fueron sus sabias palabras. Y yo le hice caso.



La técnica moderna
El mundo de la técnica de hoy no se caracteriza por ser únicamente la suplantación de la herramienta por la máquina, ni por ser una aplicación de la ciencia positiva.
El mundo de hoy tiene tres instancias estrechamente relacionadas; la industria, la técnica y la ciencia positiva. La técnica misma no se concibe sin la ciencia y la industria, pues introduce las creaciones y los descubrimientos de ambas y el cambio de estructura derivados de ellas en diferentes y totales sectores de la cultura.
El mundo del hombre se transforma y el hombre junto con él.



Evidencia fotográfica
Fotos de los lugares mencionados en el post. Para que no anden diciendo que he incurrido en esa práctica horrible que es escribir ficción.
 
La ciber-peluquería




Por fuera parece una rotisería común y corriente…

…pero adentro tiene computadoras.

Defensa personal: aprenda a defenderse de unicornios buscapleitos

Aprenda a defenderse de unicornios buscapleitos


Es una escena ya, lamentablemente, habitual: uno va caminando por la vereda a cualquier hora del día y un unicornio, mascando chicle, con su gorrito de beisbolista con agujerito para que salga su cuerno, sus camperas deportivas desprendidas, sus pantalones de nylon holgados y sus cuatro championes con resortes, nos sale al cruce en esa típica actitud de buscapleitos que solo los unicornios menores infractores saben tener.
Muchas veces no se trata de un solo unicornio buscapleitos, sino de un grupo de ellos. Suelen estar amontonados a los gritos en una esquina, comiendo snacks, escuchando música clásica a todo volúmen en sus celulares coloridos.Pero a no temer: hoy aprenderemos las técnicas básicas para poder defendernos.

Lo primero, es tratar de evitar la confrontación.

Muchas veces indignados por los chistidos, las provocaciones o las simples miradas de desprecio de los unicornios al vernos pasar, caemos en el error de perder la calma: el unicornio es muy de percibir cuándo uno es potencial víctima y cuándo no. Lo importante aquí es tratar de no crear la confrontación al intentar evitarla. No asuma que los unicornios van a atacarlo, porque de esa forma estaría provocando usted, en cierta medida, el ataque.





No baje la mirada al pasar entre el grupo de unicornios.

Una escena común es que al vernos llegar a la esquina, algunos miembros del grupo de unicornios se coloquen a ambos lados de la vereda, haciendo una especie de "pasillito" para que uno tenga que pasar por el medio, y así hostigarlo con palabras soeces, con miradas de desprecio o gruñidos, cuando no directamente golpes o canciones de Ricardo Montaner cantadas a coro.
Una persona ante esa situación suele cometer el error de bajar la mirada, de adquirir una actitud sumisa, de víctima antes de serlo. No baje la mirada; sosténgala arriba, pero sin hacer contacto visual con los unicornios, porque si lo hace, puede pasar algo perjudicial para usted, que veremos en el punto siguiente.

No mire el cuerno del unicornio

Si hay algo que odia el unicornio, es a los coreanos. Pero más allá de eso, odia que le miren el cuerno. Es una cuestión de honor,una especie de código que nosotros los homo sapiens sapiens a veces no alcanzamos a entender. No le mire el cuerno a un unicornio. Repito. No le mire el cuerno a un unicornio. Esa es la mayor provocación posible -dejando de lado la de poseer la nacionalidad coreana- que se le puede hacer a un unicornio, y muchas veces lo hacemos sin querer, como parte de una estrategia de defensa, intentando no parecer sumisos. Lo mejor es mantener la cabeza arriba, la mirada arriba, pero mirando hacia adelante. Si un cuerno de unicornio se le cruza en su campo visual, gire su cabeza en otra dirección, o cierre los ojos. O arránqueselos.

No muestre señales de miedo ni de disgusto

Lo más común es que los unicornios decidan hostigarlo cuando usted pase por el pasillito que le han armado.
Seguramente le digan cosas para hostigarlo, como "che, mirá cómo te estamos hostigando, ja ja ja", o "buuuuuuu somos los unicornios y te damos miedo, mirá como te damos miedo, buuuuuu". No entre en pánico. Mantenga su actitud digna, pero no se pase, no muestre desprecio hacia ellos, porque de hacerlo ¡su vida podría estar en peligro!



Su disgusto es el alimento de la sed de violencia del unicornio

El unicornio menor infractor siente un placer morboso y perverso al ver el miedo ajeno, pero mucho más aun cuando percibe cierta actitud desafiante, o discriminatoria. Si usted destrata a un unicornio con su mirada, o con algún gesto, los unicornios lo atacarán como solo ellos saben hacer. Por eso es conveniente que evite mostrar disgusto.Muéstrese como si nada estuviese sucediendo, como si usted estuviese mirando la tele en su cuarto mirando Bendita tv. Es decir: vacíe su mente. Y camine.

Evitar la confrontación no siempre funciona. Defiéndase.

Muchas veces los unicornios, a pesar de todas nuestras precauciones, se ponen violentos e intentan atacarnos. La defensa óptima contra un ataque de unicornios es la de un arma de fuego. Si no la posee, lo felicito, porque se ahorra un problema; en este caso deberá utilizar su cuerpo, técnicas de artes marciales que previamente deberá aprender, vea videos en youtube donde muestran técnicas básicas de Aikido, vea las peleas de Valetodo en televisión o arrímese a alguna cancha de baby fútbol para sacar algunos piques a los padres y madres violentos que cruzan de un lado a otro para defender el honor de alguno de sus hijos.


Finalmente, algo para reflexionar:

La idea de "conquista amorosa" le debe resultar repulsiva al hombre sensible, pues "conquista" implica imposición y violencia; nada más que mi desprecio merece aquel que intenta imponer amor a otra persona.

¿Qué tiene que ver ésto con los de los unicornios? Nada, naturalmente.Pero lo quería decir.











Kris Namurti

"Anoche soñé que era una boxeadora uruguaya, hoy ya no se si soy un filósofo hindú que soñó que era una boxeadora plancha o soy una mariposa que sueña que es un filósofo de la antigua china".

Así se llama el libro de Kris Namurti, ustedes dirán que es un título demasiado largo, muy bien, excelente apreciación cerebritos, pero eso qué importa? ¿acaso tienen pensado tatuárselo en la frente? Como sea, lo cierto es que es realmente largo; no obstante, este es un detalle que parece no haberle importado demasiado a Namurti, quién luego de su controvertido y archiconocido cambio de nombre y de sexo, saca este libro autobiográfico que promete llevar a sus lectores a un viaje hacia lo más profundo de la naturaleza de la mente humana.

Yo, como crítico literario, estoy plenamente en contra de las autobiografías, esa palabra es casi un oxímoron, ¿cómo se puede escribir una biografía de una persona que va viviendo la mitad o menos, o más -no importa- de su vida? ¿Qué pasaría si después de escribirla es abducido por una nave espacial y elegido para gobernar en un planeta lejano habitado por seres hermosos? El libro pasaría a ser algo parecido a una de esas enciclopedias de ciencias naturales que unas señoras con el peor trabajo del mundo nos iban a vender a la escuela, con información atrasada, vieja, obsoleta. Es entendible que la persona biografiada quiera percibir las ganancias de su libro estando aún con vida, pero entonces debería llevar otro nombre, o al menos agregarle la palabra "incompleta" en el título. O en su defecto escribirla e inmediatamente después matarse, no sin antes relatar el suicidio en el capítulo final. Pero al margen de todo esto, y aún considerando que el libro de Kris Namurti no alcanza ninguno de los objetivos que se propone, creo que igualmente merece una breve reseña.

En esta autobiografía, la ex boxeadora cuenta en tercera persona su nacimiento, recuerdos del barrio de su infancia, los primeros golpes recibidos y propinados desde y hacia sus múltiples padrastros, desde sus primeras peleas en la Casona de Campbell hasta sus mejores combates dentro de un ring ya como boxeadora profesional, e incluso su incursión en el mundo de la psicología como estudiante de la UdelaR. Todo eso en el primer párrafo del libro, que constituye el primer capítulo.

El resto de la autobiografía consta de un segundo capítulo que escribe en primera persona y que comienza relatando la visión que tuvo mientras yacía inconsciente sobre la lona del cuadrilátero, luego de un brutal KO. Según lo que escribe Namurti, ese gancho izquierdo le hizo conocer La Verdad -en el sentido filosófico de la palabra- y cuenta cómo soñó que era Krishnamurti que soñaba que era Zhuangzi que soñaba que era una mariposa y que cuando se despertaba no sabía si era Zhuangzi que había soñado que era una mariposa, o era Krishnamurti que había soñado que era Zhuangzi que era una mariposa, o era Zhuangzi que había soñado que era una boxeadora que la habían noqueado, o era un filósofo hindú que en realidad era un psicólogo chino que soñaba con ser una mariposa boxeadora adicta a la pasta base pero se despertaba siempre en la mejor parte.

Yo acá traté de resumirlo un poco pero es infinitamente más larga la sucesión de falsos sueños y falsas vigilias, concluyendo incluso que según él/ella, todavía se encuentra en KO y que de alguna manera todos lo estamos, pero no queda claro por qué. Luego detalla la operación del cambio de sexo, y la operación para envejecer, así como también las operaciones realizadas en diversas ventanillas para poder cambiarse de nombre.

Las últimas páginas contienen dibujos de la evolución del cuerpo de Kris Namurti hechos por él mismo, desde el nacimiento de aquella tierna beba hasta la abrupta transformación en un viejo asiático. La idea es pasar rápidamente las hojas y ver cómo las figuras de la metamorfosis cobran movimiento.

Hierro

Arcadas y más arcadas. De la cama al baño, una y otra vez. Vomito y me acuesto boca arriba. Repaso mentalmente todas las comidas ingeridas ayer. Son muchas. Soy incapaz de identificar el veneno que me arrastró a mi estado actual. ¿Habrá sido la pascualina? Imposible. Nunca es la pascualina. ¿Cómo saberlo? Siempre se consumen muchas cosas. Es como buscar el culpable de un homicidio cuando éste fue perpetrado por una confusa multitud enardecida. Una multitud de la que uno mismo forma parte, al fin y al cabo fui yo quien ingirió todo ese alimento. Qué analogía tan ridícula y carente de sentido. La cuestión es que estoy mal.
Tomo un té y lo vomito casi en seguida. Ok. Tomo agua entonces. Vomito el agua. La puta madre. No tomo nada. Vomito bilis, o lo que sea esa sustancia amarga horrible que parece sangre de extraterrestre. Mi garganta me arde, mi cuerpo tiembla, no me puedo mover porque me dan ganas de vomitar otra vez. Me quedo acostado.
Mientras miro el techo pienso en los pasos a seguir. Planeo conseguir atención médica apenas se me pase un poco la cuestión y pueda caminar diez pasos sin que un vómito me detenga. El teléfono está a más de diez pasos.
Creo que estoy un poco mejor, pero me empieza a doler la cabeza. Meto la mano debajo de la cama y saco una revista que no sabía que estaba allí. Es una Muy interesante que tiene un artículo sobre una “sustancia milagrosa”, un aislante excepcional que será –en el futuro próximo– utilizado para fabricar de todo, desde heladeras hasta viviendas. Miro la fecha: mayo de 1996. Pienso que a esta altura, quince años después, ya deberíamos estar disfrutando los beneficios de la sustancia milagrosa del futuro. Pero resulta que no, como siempre suele suceder con estas cosas. La revista parece estar escrita por la misma clase de gente que escribe las publicaciones argentinas dedicadas a exponer la vida privada de los famosos: el estilo es sensacionalista y hay por doquier frases chotas del texto destacadas en recuadros.
Suena el teléfono. No atiendo, no me dan las bolas para levantarme. Suena el timbre. La concha del pato. Debería atender, debe ser el censista. Me contaron que hay una multa como de ocho mil pesos para los que no atienden al censista. Se fueron un poco al carajo, se fueron. Con cobrarme quinientos pesos de multa ya me convencés, loco, no hay necesidad de estar fijando cifras exorbitantes. No lo atiendo nada, igual, dicen que te dejan un aviso y vienen después.
Son las seis de la tarde. El sol entra por la ventana entrecerrada y me da en la cara. Creo que estoy mejor. Me siento bastante bien, podría intentar comer algo. Trato de ir juntando coraje para levantarme e ir hasta la cocina. Me queda algo de arroz, creo. Ah, no tengo sal. Fui como cinco veces al almacén ayer y me olvidé de comprar sal. Es que te dura tanto la sal que te acostumbrás a tener siempre y cuando tenés que comprar no lo hacés.
Surge en mí una sensación rara. Mi respiración se acelera y empiezo a sentir claramente los latidos de mi corazón. Mierda, voy a vomitar otra vez. Pasan los minutos y la sensación de vómito inminente no termina de conformarse. Esto es otra cosa. Siento una puntada en el estómago. Bueno, esto es grave. Me asusto. Permanezco inmóvil y en estado de alerta durante varios minutos. Mi vientre comienza, lentamente pero sin pausa, a hincharse. No puedo creer lo que ven mis ojos, nunca había sido testigo de una cosa semejante, así que no sé que hacer. Solo me quedo inmóvil como un idiota, con los ojos fijos en esa porción de mi cuerpo que se infla hasta cobrar dimensiones impensadas. Ahora parezco una mujer embarazada, y la cosa sigue creciendo. Trato de gritar pero no me sale nada, me desespero, intento ponerme de pie pero no logro hacerlo. Me muevo frenéticamente, me caigo de la cama, pataleo en el piso, no logro gritar pero emito chillidos agudos casi inaudibles.
La cosa paró de crecer, y ahora mi cuerpo es una inmensa bola deforme desparramada en la habitación, de esta bola emergen mis brazos y piernas que aún se sacuden nerviosa e inútilmente. Mis ropas fueron desgarradas hace rato, estoy desnudo y empapado en transpiración. Mi rostro está cubierto por una mezcla de lágrimas y mocos, los ojos muy abiertos no parpadean. Respiro por la boca con mucha dificultad, cada segundo que pasa es un horror indescriptible. Quiero morir. Siento una leve vibración en mi interior y me entusiasmo pensando que este sufrimiento espantoso va a llegar a su fin.
En ese instante el gigantesco vientre del hombre se desgarró, y de su interior emergió un hombre de zapatos, pantalón de vestir, camisa celeste, corbata roja y saco. Era Luis Hierro López. El ex vicepresidente quitó con su mano izquierda algunos restos de sangre y tejido de su hombro derecho, salió caminando de la habitación y cerró la puerta. Tenía una misión que cumplir.

Test: ¿Es usted hincha de fútbol?

Elija la opción que más le guste. Vaya anotando los puntos y luego sume. Vea luego los resultados. No es tan difícil. Vamos ¡Anímese!


1- ¿Le gusta el fútbol?

A- Sí.
B- No.
C- No entendí.

A= 0 B= 10 C=5

2- ¿Si usted pudiera elegir una ocupación, cuál sería?

A- Futbolista.
B- Periodista deportivo.
C- Periodista deportivo que trabaja a nivel de campo.
D- Periodista deportivo que cubre vestuarios.
E- Periodista deportivo que cubre exteriores y hace móviles de color.
F- Murguista.

A,C,D,E=5 B=10 F=0

3- Se está desarrollando un partido. ¿Qué conviene hacer?

A- Mirar.
B- Alentar al equipo propio.
C- Saltar de espaldas a la cancha, agarrado de una bandera.
D- Saltar de espaldas a la cancha, agarrando una regadera de plástico de color azul.
E- Sacarse fotos para luego subirlas a Facebook en un album titulado "yo en la cancha".

A=-5 B,D=5 C=10 E=0

4- El equipo ha ganado ¿Qué conviene hacer?

A- Celebrar.
B- Indignarse.
C- Insultar a los que perdieron.
D- Irse rápido a casa para ver Pasión.
E- Salir a romper cosas.

A=0 B,C,D=5 E=10

5- El equipo ha perdido ¿Cómo conviene reaccionar?

A- Indignarse y salir a romper cosas.
B- Indignarse con los que se indignan.
C- Insultar a los jugadores propios y rivales.
D- Pedir que vuelvan los milicos.
E- Salir rápido para llegar a casa y ver Pasión.
F- Salir rápido para llegar a casa y ver La Pasión de Cristo.

A,B,D=5 C= -10 E,F=10


6- El equipo ha empatado. ¿Cómo conviene reaccionar?

A- Quemar asientos.
B- Bailar.
C- Insultar a los jugadores, jueces y periodistas.
D- Decir a los gritos "no vuelvo nunca más."
E- Quemar el carné de socio para canalizar la frustración.
F- Quemar el carné del nene, que trajo unas notas que ni te cuento.

F= O B =-5 A, C= 10 D, E= 5

7- En la tele, un periodista está diciendo algo que a usted no le gusta. ¿Qué hace?

A- Se indigna.
B- Se indigna e insulta al televisor.
C- Escucha los argumentos que plantea el periodista.
D- Se indigna, llama al canal e insulta al aire al periodista.
E- Se indigna, llama al canal (diciendo nombre y barrio) e insulta al aire al periodista.
F- Apaga el televisor y luego lo prende de vuelta, fascinado con su funcionamiento.

A,B,D= 5 C=-10 E,F= 10

8- En el supermercado se encuentra con un sujeto que viste una camiseta de fútbol con colores distintos a los de su equipo. ¿Cómo reacciona?

A- Continúa con sus compras; después de todo, cada uno tiene derecho a ser hincha del equipo que le plazca.
B- Lo mata.
C- Llora, seguramente por un conflicto mal resuelto que le impide soportar cualquier tipo de frustración.
D- Salta en el lugar, hostigando al sujeto antes mencionado con palabras de corte soez que vengan a disminuir el concepto que los demás tengan de él.
E- Compra Absenta, bebe y hace un test de múltiple opción a pesar de que el reloj dice que ya son las 6:34 de la mañana y usted debería estar ya durmiendo.

A,E=-10 C= 0 D =5 B = 10

9- Su hijo le dice que es hincha de su "tradicional rival" ¿Qué hace?

A- Lo mata.

A= 10

10 ¿De qué equipo era hincha Artigas?

A- Del equipo del que usted es hincha, naturalmente.
B- De ninguno. Creer que Artigas era hincha de algún equipo es caer en un grosero anacronismo.
C- Del rival de todas las horas, por eso perdió y se fue a Paraguay.
D- Artigas son los padres.

A,D=5 B =-10 C=10

Resultados:

Entre -40 y 0 : Espantoso. Usted no es un hincha; ha perdido su tiempo haciendo este test. ¿Sabe qué? Váyase del país.

Entre 0 y 40 : Mal. Usted debe ser un hippie. Agarre su bicicleta, su morral y su bolsa de nylon llena de naranjas y váyase del país.

Entre 40 y 60 : Bien. Usted cuando se enoja es hincha. Va por el buen camino. Indígnese más. No se olvide que los demás siempre están tratando de perjudicarlo.

Entre 60 y 80 :¡Iei! Usted es un hincha. Pero claro, más allá de eso, usted no tiene nada, tan solo vacío existencial, tan solo un fetiche con un equipo de fútbol que lo emociona igual que el piii piii piii del microondas emociona a un perro a la hora de comer.

Entre 80 y 100 : Fantástico. Usted es el más hincha de todos. Felicitaciones. Su vida debe ser una maravilla.

Entre 100 y 120 : Claramente usted ha hecho trampa, porque el puntaje máximo era 100.



El post que algunos idiotas van a calificar equívocamente de misógino

El otro día estaba mirando “Esta boca es mía” (por favor, traten de no dejar de leer acá mismo) y se estaba debatiendo sobre la maravillosa propuesta del alcalde de La Paloma Alcides Perdomo, aprobada por unanimidad en el Concejo Municipal, de hacer todo lo posible para que no haya promotoras que estén buenas durante el verano rochense. La idea es no auspiciar ni contratar servicios, o brindar beneficios tributarios a empresas que utilicen promotoras para sus eventos, “que tengan determinadas cualidades físicas”. Ante esta vaga y ambigua respuesta se le preguntó cuál sería entonces el tipo de promotora permitida, a lo que respondió: "Si fuera una mujer normal, media gordita no habría problema".

No se si es necesario continuar este post o quizás cada uno deba continuarlo como quiera, algo parecido a los Elige tu propia aventura pero imaginando diferentes tipos de tortura para Alcides.

Se podrían poner sobre la mesa muchísimos argumentos antropológicos y sociológicos para desmerecer la propuesta de este señor, se podría decir que desde que el mundo es mundo, en todas las culturas las personas que en ese momento se consideraban bellas eran empleadas para fines que las otras personas menos agraciadas no estaban aptas para cumplir. O incluso se podría decir que en los trabajos en los que se requiere gente inteligente se discrimina a los más burros, o que en los que se requieren gente con mucha fuerza se discrimina a los más débiles, o que en los trabajos en que se necesita un arquitecto se discrimina a todo el que no lo sea. Se podría discutir entorno al concepto de estética y su evolución, o al eje belleza–inteligencia, o sobre los agenciamientos maquínicos del cuerpo deseante, etc. Apoyo todo esto, pero no me interesa tanto. Es decir, ¿es realmente necesario argumentar por qué esta propuesta no cae simpática a nadie que no sea Andrea Dworkin? ¿Hay que intelectualizar las replicas para que las ganas de seguir viendo culos lindos sea tomada como un argumento válido? ¿Esto de querer promotoras “medias gorditas” es algo que le sucede a las personas cuando devienen Alcaldes? ¿Qué carajo es un Alcalde? ¿Debo poner Alcalde con mayúscula? Ni siquiera se cómo se escribe!

Lo cierto es que en el programa que estaba viendo no se discutían estas cosas, se hablaba de si estaba bien o mal lo que decía el alcalde, y se trataba por un lado el problema de la discriminación a las mujeres que no son lo suficientemente lindas como para ser promotoras por un lado, y el problema del racismo aparejado al anterior por otro. Aquí me quiero detener, aparentemente no se contratan chicas “de color” para estos trabajos porque justamente, son “de color”. Craso error. Creo firmemente que si no se contratan es porque las negras de acá, en su gran mayoría, no están para nada buenas -claro que hay hermosas y escasas excepciones-, por lo tanto no constituye un problema diferenciado del otro. A diferencia de las gordas, que no podrían ser promotoras acá ni en ningún lado –salvo en Perdomolandia-, las negras de otros rincones del mundo están tremendamente buenas; y para hablar con propiedad, invitamos a subirse a cualquier metro de Paris, si de diez negras que suben hay dos medianamente feas, ya ligaron mal en ese vagón.

Pero volvamos a Perdomo, en una tanda comercial del programa fui a googlear su nombre y leer mas sobre sus propuestas, allí vi que las aspiraciones del Alcalde no terminaban en los confines de su tierra, porque como todo hombre pelado que quiere conquistar el mundo (en su momento ya hablaremos de por qué los pelados van a terminar apoderándose del planeta tierra), Alcides va más allá y planea que su iniciativa “llegue a todo el Estado, evitando que las promotoras pasen a integrar los cuadrados contratados por empresas públicas y ministerios, cuando realizan algún acto de presentación o firma de convenios." Quiero creer que junto con esta iniciativa se diseñarán nuevas prendas de vestir para las nuevas promotoras del nuevo país –que ya no será conocido por Forlan, sino por ser la tierra de las promotoras feas–, sino ahí sí esto va a ser algo realmente horroroso.

En una entrevista concedida a un diario, el Alcalde relata lo que quizás fue el suceso que colmó su tolerancia ante tanta misoginia y que lo obligó redactar su propuesta-anti-promotoras-lindas: “Hace un tiempo hubo acá en La Paloma un evento de motocross y nos solicitaron el auspicio con diferentes exoneraciones tributarias. Lo apoyamos porque sirve para fomentar el balneario. Cuando terminó la competición me invitaron a entregar un premio y al subir al escenario, estaba rodeado de bellas chicas, representantes de diferentes marcas. Después pregunte cuál era su función y me dijeron que ninguna”.

Yo creo que en realidad la cosa fue así: Imaginemos a Perdomo con un platito de sándwiches en una mano y un tinto en la otra, la corbata con una mancha de mostaza por un pebete resbaladizo y la patilla izquierda de los lentes pegada con cinta adhesiva, acercándose como boludeando a una pareja de promotoras. Una de ellas lo ve, se vuelve hacia su compañera y le susurra algo. Esta se inclina ligeramente hacia delante hasta que la grotesca figura entra en su campo de visión, luego pone cara de asco y vuelve a su posición original.

A.P: Buenasss…

Pomotora 1:…

Promotora 2:…

A.P: Al final no se largó, estuvo amenazando desde temprano…

Pomotora 1:…

Promotora 2:…

A.P: Y a ustedes les gustan las motos corss?

Pomotora 1: Si

Promotora 2: Si

A.P: Mi primo tiene una… Yo en realidad vine por cuestiones oficiales, me invitaron y ta, acá estoy, los políticos tenemos que estar en todos lados… a la vez! Jaja.

Pomotora 1:…

Promotora 2:…

A.P: Capaz que no me reconocieron porque a veces ando sin lentes… saben quién soy no?

Pomotora 1: No

Promotora 2: No

A.P: Alcides…

Pomotora 1: El cantante?

Promotora 2: Yo pensaba que era más joven

A.P: No, no, bueno sí, a veces canto, pero no creo que me conozcan de ahí, seguramente me ubican de otro lado pero no se dan cuenta… Alcides Perdomo!

Pomotora 1:…

Promotora 2: Ah, no… no se, no.

A.P: "Alcides Perdomo, para La Paloma y El Palomo" (Dice esto impostando la voz a la vez que hace un bailecito, como una especie de zapateo y aleteo frenético, pero con la cabeza extrañamente estática en su lugar)

Pomotora 1:…

Promotora 2:…

A.P: Soy el Alcalde!

Pomotora 1: ¿Alcalde?

Promotora 2: ¿Como en las películas de Estados Unidos?

A.P: Sí, bueno no se, algo así… ¿no me votaron?

Pomotora 1: Tenemos 15 años

Promotora 2: Yo 14

A.P:…

Pomotora 1: ¿Y por qué estás acá?

Promotora 2: ¿Qué hacen los alcaldes?

A.P: No se… muchas cosas, no se… no se me ocurre nada en este momento, no entenderían… no se.


El programa del canal 12 seguía, luego de discutir 45 minutos sobre los ideales de belleza inalcanzables que imponen los medios, sobre la cosificación del cuerpo de la mujer, la fetichización de la juventud y la frivolización de la mujer como ser pensante, vuelven de la pausa con Victoria Rodríguez diciendo "para vos que tenes 40 ahora podes decir que tenés 35 porque llego la nueva crema Revitalift de L`Oreal"

Me jodo, eso me pasa por mirar Esta boca es Mía.

UBAL / EDUCIÓN / Dios / PUTO

“MAURICIO UBAL VIVE”

Sé que ustedes andan por ahí diciendo que Mauricio Ubal está muerto. Sé que forman parte de una organización secreta que está conspirando para convencer al mundo de que Mauricio Ubal está muerto. Pero mientras hacen uso de sus secretas influencias en distintos ámbitos de la sociedad para llenar las cabezas de la gente con mentiras, hay héroes anónimos que se encargan de plasmar en la calle la verdad: ellos saben que Ubal vive, y nadie podrá callarlos.


“NO A LA EDUCIÓN P”

El rey de los graffitis de protesta fallidos. Está en la pared de una institución educativa privada, así que supongo que lo que el autor quiso decir fue “No a la educación privada”.


“Dios”

Dicen que el mismísimo Dios sale por las noches a escribir su nombre con pintura en aerosol en las paredes de Montevideo.


“PUTO”

Los mejores graffitis son los que dicen simplemente “PUTO”. Son enigmáticos y fascinantes. Si algún día te encontrás en la situación de estar frente a un muro con una lata de pintura en aerosol en la mano, no dudes en escribir “PUTO”. Es lo mejor que podés hacer en tales circunstancias.

Apuntes Históricos: Franz Skuravy III


Breve y apurada biografía del Rey Franz Skuravy III de Eslovaquia.

Nació en Bratislava en 1414. Fue el primer rey de Eslovaquia en llamarse Franz Skuravy III y también el último, porque fue el único en tener ese nombre.

Desde temprana edad se destacó por su ingenio y vivacidad.
Abundan los registros de la época que lo describen como un “drnko mock grant”, es decir, un “hijo de puta”.
Según se relata, perseguía gatos por los jardines del palacio real armado solamente con un cucharón de madera. El pequeño príncipe Franz coleccionaba ojos de gatos y gustaba de arrancárselos él mismo a los animalitos. Una vez efectuada la extracción ocular, ponía los ojos del gato en el cucharón y realizaba hábiles carreras en dirección al palacio intentando que los ojos no cayeran al piso. En ocasiones organizaba competencias similares con sus hermanos y demás jóvenes aristócratas; competencias que consistían en llevar ojos de gatos en cucharones de sopa a través de los caminos del palacio real, lo más rápido posible. Podría decirse que es un antecedente del estúpido juego “huevo en la cuchara”.

En su adolescencia se dedicó mayormente a instruirse en Literatura, Filosofía, Matemáticas, Estrategia militar, Sexo con primas y Cerrajería, con el claro propósito de convertirse en algún momento en rey.

Su llegada al trono no fue nada sencilla: la tradición eslovaca indicaba que el mayor de los hijos varones heredaría el trono, y Franz Skuravy era el menor de siete hermanos. De modo que merced a una cintura política prominente y precoz, alianzas con miembros de la corte y el asesinato sanguinario de toda su familia, logró hacerse con el trono.

Una vez coronado rey de los eslovacos, tal cual como haría cualquiera que haya visto fotos de mujeres de Europa del Este, comenzó a realizar el acto venéreo con cada joven que pudo, revolcándose entre los yuyos tantas veces como le fue posible. Y le fue muy posible.
A pesar de esta lujuria desbordante, Franz Skuravy III aun conservaba ciertas conductas y características infantiles. Y con características infantiles me refiero a la característica más común en los niños: la maldad.

Durante de su reinado le dio muchas más importancia a los deportes y a los juegos que a la política exterior.
Fue el creador y principal impulsor del Fetnis, una especie de tenis con algunas pequeñas variantes: se jugaba de a seis jugadores, tres por lado –lados de la cancha divididos en dos partes por una red-, con raquetas hechas con cuerdas vocales de enemigos del Estado y marco de mármol. No se utilizaba una pelota, sino un feto. De ahí su denominación Fetnis.

Otro juego muy popular en la época fue el Kilómetro, probable antepasado del Metro que se juega hoy en día. Aquél, se jugaba de la siguiente manera: los límites eran los de un campo de fútbol actual, y participaban un máximo de 60 jugadores. Era un deporte individual, de modo que no había equipos. Se utilizaba una pelota, y esta tenía un rol fundamental en el desarrollo del juego: aquel que estuviese a menos de un kilómetro de la pelota podía ser atacado por cualquiera de los otros jugadores (que por cierto llevaban consigo espadas y dagas, que tenían permitido usar). El juego acababa cuando acababan los jugadores en plural, es decir, cuando quedaba solo uno vivo.

Otra actividad que se le adjudica al rey Franz Skuravy III es la de combatir a furiosos pelirrojos alienígenas radioactivos monstruosos del espacio exterior, pero esa información ha sido recientemente discutida y en la actualidad está sujeta a un acalorado debate.

Es indudable sin embargo que el principal aporte del rey Franz Skuravy III fue el curioso decreto de abolición del pasado. Siendo abolido el pasado, recordar pasó a ser un delito, al igual que la nostalgia y el estudio de la historia. Un efecto de esta última disposición legal fue la dificultad para comunicarse que sufrieron los eslovacos, ya que varios tiempos verbales debieron ser abandonados.

El hecho mismo de realizar estos Apuntes históricos en la Eslovaquia de Franz Skuravy III hubiese significado mi ejecución inmediata y la posibilidad para nada improbable de que mis cuerdas vocales terminaran en una coqueta raqueta de Fetnis, tirando fetos de aquí para allá, de allá para acá.

Pero por suerte no vivo en la Eslovaquia de Franz Skuravy III.

Fear and Loathing in Montevideo

Uruguay se está convirtiendo en un país de viejas asustadas y no estoy descubriendo nada con esto. Hace tiempo sucede que las señoras se detienen cuando uno va a pasar por su lado, yendo ambos en la misma dirección, en alguna calle no tan desolada como para que amerite tal comportamiento. Reacción por otro lado absolutamente inútil, sobre todo porque suelen hacerlo muy tardíamente, cuando su aparato auditivo logra percibir la presencia de ciertos pasos detrás y nos encontramos a menos de un metro de distancia. Igualmente si su capacidad de escucha fuese más fina y les permitiese detenerse antes, el recurso de parar la marcha y girar sobre su propio eje con una lentitud caracolezca para constatar o no la presencia de un eventual chorro, tampoco ayuda mucho en la empresa de evitar el posible robo. Sucede que otro tipo de reacción ya no entraría en el campo de lo posible para estas disminuidas anatomías ante una situación de este tipo.
No pretendo realizar una genealogía de la evolución tónico-postural de las ancianas ante la presencia de un joven extraño (pero estoy seguro que esto es cosa de hace poco tiempo a esta parte), más bien lo que quería era narrar brevemente lo que me aconteció hace dos noches mientras transitaba por calle Durazno, a la altura de Jackson, y que resulta casi una parodia del arquetipo de vieja asustada por Fernando Vilar.
Eran más de las diez de la noche e iba calculando el ritmo de mis pasos, procurando que acompasaran lo que sonaba en mi mp3, cuando reconozco delante de mí una silueta casi tan ancha como alta -pero que igualmente resultaba pequeña- que venía a mi encuentro. Cuando la puerta de un zaguán echó luz sobre la forma que avanzaba lentamente, este bulto indefinido se transformó en señora; señora que se detuvo; señora con unas bolsas de nylon en una mano y un gas paralizante en la otra.
En ese momento cometí el error de entreparar la marcha: sucede que la señora venía contra el cordón de la vereda y yo, digamos, más contra la pared, por lo que mi único posible camino a recorrer era pasar entre la señora armada y el portón cerrado de un garage. La otra opción era bajar a la calle pero ya me encontraba demasiado cerca de la doña y eso habría implicado una maniobra excesivamente brusca y sería decodificada por esta como una clara constatación empírica de que lo que tenía delante suyo era un joven que pretendía robarla, matarla y quizás violarla, a ella y a toda su familia.
La septuagenaria dama, parada como el Comisario Stockburn mientras Clint Eastwood se acercaba lentamente en aquella escena de Pale Rider, examinaba mi rostro y mis movimientos con el dedo ya en el gatillo. La mochila que llevaba conmigo jugaba a mi favor (quizás me podría haber hecho lucir como un joven estudiante), a lo mejor los auriculares también; la noche, las calles, mi rostro semioculto por la bufanda, mi edad y Fernando Vilar jugaban en mi contra.
No se me ocurría cómo demostrarle en ese pequeño lapso témporo-espacial de tan pocos segundos y tan pocos centímetros que yo no era todo lo que ella estaba segura de que yo era; que no soy más que un triste y domesticado cerdo pequeño burgués de clase media al que ni se le ocurriría pegarle una patada en la cabeza y robarle toda la jubilación para poder comprar la entrada para Sonic Youth, ni nada por el estilo. Es más, en ese momento no se me ocurrió, pero sacar una hoja y exhortarla a firmar para bajar la edad de imputabilidad hubiera sido un buen recurso para demostrar mi poco espíritu de chorro.
Yo seguía avanzando cada vez más lentamente y pensando los posibles desenlaces. Llegaba el momento de la verdad, los segundos decisivos, los pasos definitorios, los movimientos concluyentes, la señora, con su brazo ahora erguido, acompañaba implacablemente el recorrido del blanco con el arma y con su vista; yo casi podía sentir mi frente iluminada por un láser rojo. Agaché ligeramente la cabeza, quizás levanté un poco los hombros y me hice más pequeño e indefenso, procuré mantener constante la velocidad de mis pasos y continué marchando con mi brazo izquierdo rozando la pared y con la vista en la punta de mis pies, sumergiéndome cada vez más en mi bufanda y esperando el inminente “psss” del disparo.
Nada sucedió.
Continué mi recorrido algunos metros y me aventuré a girar mi cabeza, sin detenerme, para observar lo que había dejado detrás de mi. La señora permanecía estática, desvelada, con su brazo inclemente que seguía apuntándome aún a una distancia imposible para el calibre de su artefacto.
Pensé en propinarle una puteada, llegué a pensar incluso en la entrada de Sonic Youth, pero mis pensamientos volvieron la senda que venía recorriendo, a la del pequeño burgués, a la de Durazno y Jackson.
Penosamente todo esto sucedió durante el estribillo de “La cara pintada” de Manuel Capella; pero no se preocupen, si algún día soy cineasta y filmo una película que incluya esta escena voy procurar ambientarla con Massive Attack. Además yo voy a tener varios tatuajes y voy a ir en una moto Ninja con ametralladoras en los costados, la señora van a ser dos mafiosos chinos que me persiguen por Miami Beach en motos de menor cilindrada que la mía y que irían vestidos iguales. Uno de ellos en realidad podría ser un robot y quizás yo sería un policía del futuro o algo así, y llevaría una voluptuosa mujer semidesnuda en el asiento trasero de mi lancha de alta velocidad mientras me disparan desde los helicópteros. Ahora que lo pienso podría musicalizar la escena con algún tema de Linkin Park o alguna otra porquería nü metal.

-------------------------------------------------------------------------------------------------


Yo acostumbro a adornar mis posts con fotos, en parte para rellenar un poco, pero en esta ocasión voy a hacer como Daritxo y no poner ninguna a ver si escriben una nota sobre mí en La Diaria.


-------------------------------------------------------------------------------------------------


Está bien no me aguanté, sucede que encontré esta foto que representa casi a la perfección lo que quiero para el personaje principal de este relato en su adaptación al cine.



 
© Narcotráfico de órganos | Designed by Blogger Templates.