El camino hacia la felicidad está plagado de amor

Por Asclepio Martí
El Astrépido es el ave silvestre más prominente de las costas de Galimburgo. Este animal es 14% más importante que los eclipses de luna y 32% más importante que Satanás.
Así comenzaba el quinto programa consecutivo de la maratón dominical de “La Importancia de los Animales”, en Animal Planet. Mientras lo miro con atención me percato de que mi interés por los animales salvajes ha aumentado considerablemente desde que mi esposa Amanda me dejó. Esto me hace reflexionar sobre los grandes cambios en nuestras vidas, que alteran nuestra forma de ver las cosas.

El astrépido no se parece en nada a este bicho.

Alberto Kesman dijo una vez “Las verdades verdaderas son aquellas que provienen del interior de las cosas. Debemos destripar los objetos en busca de estas verdades, destruyendo todo en el proceso, incluso a nosotros mismos.” Creo que en realidad no fue Kesman el que lo dijo. No importa, lo importante es que esta frase ilustra una verdad fundamental y puede ser una inspiración para nuestras vidas. Nuestra búsqueda permanente de la felicidad debe ser activa, debe generar cambios en nuestro entorno, debe conmocionar todo lo que nos rodea. Como un pollo extraterrestre con cabeza de diamante que se retuerce en una piscina de sangre hirviente construida por operarios indígenas de una fábrica subterránea de automóviles indonesios en el planeta Gliese 581 C, nuestro corazón debe alterarse y mutar transformándose radicalmente en la búsqueda de esta felicidad que tanto ansiamos.
¿De donde proviene la auténtica alegría de vivir? ¿Es legítimo el júblilo que invade nuestros espíritus cuando abrimos una lata de atún? ¿La fama es puro cuento? Son preguntas que no tienen respuesta y que nunca la tendrán. Pero ¿saben qué?, eso es lo lindo de la vida. Eso mismo.
Dicen que Courtney Love tiene en su casa una habitación con un cartel en la puerta que dice “Cosas de Kurt”, y que cuando se está quedando sin plata para comprar drogas saca un par de medias de ahí y lo vende a tres millones de dólares. Los seres humanos nos parecemos a la casa de Courtney, y nuestro corazón a esa habitación. De la misma forma en que esa habitación está llena de reliquias invaluables, nuestro corazón está lleno de AMOR. Y si está lleno de amor, ¿Por qué es que andamos por ahí como locos enfrascados en esta frenética búsqueda de felicidad? Tenemos una cantidad infinita de amor en nuestros corazones ¿Para qué queremos más? Courtney tiene acceso a una fuente ilimitada de recursos ¿Para qué quiere seguir intentando hacer música, actuando o la mierda que sea que esté intentando ahora? ¿Para qué?
Somos seres insaciables, es parte de la naturaleza humana. Esa es la razón. Somos como el astrépido, esa pequeña ave que sin importar cuanto haya comido jamás se siente satisfecha. De hecho el apetito voraz de este animal llevó a la extinción a una especie de roedor pequeño que habitaba algunas regiones de Europa ¿sabían eso? Yo tampoco. Las cosas que se aprenden mirando televisión ¿no? Y después hay gente que se queja y anda diciendo por ahí que sentarse frente a ese mágico aparatejo de rayos catódicos hace mal a la salud. ¡Qué disparate!


Apuntes históricos: La Guerra Fría

La Guerra Fría fue un episodio lamentable para la humanidad; fue un conflicto entre dos bloques ideológicos con proyectos imperialistas: por un lado, los Estados Hundidos de América, y por el otro la Unión de Repúblicas Socialistas Diabéticas.

Si bien el enfrentamiento surge como consecuencia de la situación político – militar resultante de la Segunda Guerra Mundial, bien puede decirse que ambos bandos se tenían ganas. Y esas ganas que se tenían las resolvieron, como tantas otras veces a lo largo de la historia, tirándose cubitos de hielo. Ya fuese en Vietnam, como antes en Corea, en Afganistán o en la Alemania dividida, la lluvia de cubitos de hielo de un lado a otro de la cortina de hierro fue algo constante. Se recuerdan aun episodios como la colocación por parte de la Unión Diabética de una catapulta-tira-cubitos-de-hielo en Cuba, apuntando directamente hacia los Estados Hundidos, lo que desembocó en la también memorable Invasión de la bahía con cochinos en la que los Estados Hundidos y disidentes cubanos de la revolución de William Castro intentaron invadir Cuba lanzando cientos de chanchos rumbo a La Habana a través de la playa de La Agraciada; lo que supuso un gran error estratégico y un duro revés a la campaña de invasión, principalmente porque la playa de La Agraciada no se encuentra en Cuba, sino en la Banda Oriental.

Otro episodio memorable de La Guerra Fría fue la guerra de Vietnam, donde en otro grandísimo error estratégico el ejército americano pretendió vencer a la guerrilla del King Kong- apoyada por los Diabéticos-, lanzando cubetas de hielo en una selva calurosa como la de Vietnam; ¡Hay que ser pelotudos!

De cualquier modo, a pesar de los errores estratégicos de los americanos y de las ventajas apreciables de los Diabéticos para conseguir hielo y nieve en la madre Rusia, La Guerra Fría fue en extremo pareja. Esto se debió en parte por el ataque constante de los Estados Hundidos a las provisiones de insulina de la Unión Diabética y a la propensión de éstos últimos al consumo de alcohol. Está claro que diabéticos desesperados por la falta de insulina, y encima borrachos, no pueden triunfar en un conflicto bélico.

Hoy en día La Guerra Fría es cosa del pasado (no en vano forma parte de estos Apuntes de Historia) pero en los últimos años el mundo a comenzado a temer un nuevo enfrentamiento de esa escala a raíz de las tensiones entre los Estados Hundidos, que pretenden la exclusividad de posesión de cubeteras de hielo, y la República Popular de Corea e Irán. Los coreanos afirman cosas incomprensibles acerca de sus motivos para tener cubeteras de hielo, y son incomprensibles fundamentalmente porque las cosas las afirman en coreano, y el coreano no se entiende.

Irán por su parte, con Mamút Imagine ¡ya! a la cabeza, alega que las cubeteras que poseen son exclusivamente para desinflamar tobillos en caso de esguinces; porque es bien sabido que los iraníes, al correr en chancletas en la arena, suelen esguinzarse re fácil. Pero con ellos nunca se sabe.

Terry Jones: el hombre que se enfrentó al mundo por perseguir un sueño

Siempre dije que Uruguay no llegará jamás a ser un país primer mundista en tanto no sea capaz de producir algunos adolescentes descompensados que entren a los liceos y maten gente al azar, para luego quitarse la vida a sí mismo. Acá estamos lejos de que cosas así sucedan porque producimos pobreza antes que esas otras cosas, entonces si alguien entra armado a alguna institución educativa, será a alguna escuela y para chorrearse las ceibalitas, venderlas e inyectarse pasta baste por la nariz. He ahí la diferencia entre un país rico y uno pobre. Y ahora sí, otra cosa que nos falta a nosotros es tener tipos como el pastor Jones.

Hoy, Terry Jones, es el feliz pastor de una iglesia evangélica ubicada en un pueblito de Florida, pero antes de eso fue un niño. Y como todo niño, fue abusado por un cura. Y los curas, como todas sabemos, antes fueron niños víctimas de abusos sexuales por parte de otros curas, que fueron abusados por otros y así sucesivamente hasta el primer cura: Adán, del cual Dios lógicamente abusó. Y este es el origen del sujeto, el sujeto de la castración freudiana, el sujeto edípico de Sófocles, el sujeto disciplinado de Foucault, el sujeto fragmentado del capitalismo mundial integrado, el sujeto traumado, angustiado, con nombre ridículo del que todos sus amiguitos de la escuela se burlaban haciendo rimas tontas. Pero no quiero hablar de mí, hablábamos del pastor Jones. El pequeño Terry, a diferencia de los otros niños de su barrio, era muy pobre, por lo que a la temprana edad de 4 añitos tuvo que empezar a trabajar a una mina a unos 15 km de su casa y donde desempeñaba tareas bastante peligrosas pero muy útiles, puesto que su pequeño y escurridizo cuerpecito era capaz de acceder a lugares imposibles para un adulto. Por esa época conoció al pastor Duncan, un coreano nazi cuyo verdadero nombre era Yong Jun Choe y que tuvo que ocultar su identidad luego del suceso de Pearl Harbor. Con el correr del tiempo, Duncan se fue convirtiendo en el mayor referente espiritual de Terry, al punto que con tan solo 6 años, él mismo se tatuó la cara de aquel en la espalda. Luego de esto Duncan le propuso que sea su monaguillo y por supuesto abusó de él, pero como ya sabemos, a los pastores se les tiene permitido abusar de sus monaguillos. De esta forma, Duncan se empezó a enamorar del pequeño Terry, hasta que un 10 de setiembre, en un arrebato de romanticismo le propuso huir juntos a Corea del Norte. Ese día se destapó todo sobre la verdadera identidad de Yong Jun Choe, del cual nunca más se supo nada, y también ese mismo día algo se despertó dentro de Terry Jones.

Hoy, este pastor a quién los años y las desventuras lo han convertido en un sabio, asegura que las coincidencias no existen, y que por tanto no puede ser un mero capricho del azar que los atentados a las torres gemelas hayan sido un 11 de setiembre –un día después de que él se enterara la verdad y tan luego justo en las torres gemelas, clarísimos símbolos fálicos- y propone el “International Burn a Korean Day”. La idea es acercarse a su iglesia a eso de las 6 de la tarde con un alimento no perecedero y algún coreano para quemar, “para que no haya nunca más un Duncan entre nosotros”.

Terry Jones aún espera con la paciencia que sólo Dios le puede dar, el día en que encuentre al pastor Duncan entre las góndolas de una tienda de pesca, para ponerle las manos alrededor de su cuello.

Gran concurso de vehículos futuristas

Lagartopatín - por Daritxo

Para mi vehículo futurista vamos a necesitar, lamentablemente, tan solo tres tipos de animales. La idea es construir un monopatín de lagarto-jirafa-niño contorsionista coreano muerto hecho un rollito. La cosa es así: la base del monopatín (que debería llamarse Lagartopatín) será el lagarto, sin patas, donde el viajante apoyará uno de sus pies mientras que con el otro toma impulso (los ucranianos de más de una pierna producto del problemita aquel de “mi abuelo vivía cerca de Chernobil” necesitarán variaciones que no contemplaré, porque después de todo, ¿a quién le importan?); a pocos centímetros del centro, más para el lado de adelante, iría el “manubrio” del Lagartopatín. Éste se conseguirá incrustando un cuello de jirafa que haya sido asesinada en un momento de pico de estrés, o mucho dolor; según los estudios que he leído, los animales sufren mucho al momento de ser…privados de su vida, y en algunos casos experimentan endurecimientos de sus nervios, lo que se traduce en un endurecimiento de sus músculos más cercanos al cerebro (no estoy inventando, increíblemente) y por lo tanto ese cuellito será un perfecto manubrio vertical central, que además de efectivo es agradable a la vista por su diseño y su presentación enternecedora. La cabeza, claro, debe ser sustituida a través de la incrustación de las patas delanteras del lagarto antes mutilado. La firmeza de las patas si no se logra mediante el estrés del lagarto, deberá hacerse recubriendo las mismas con yeso, de modo que habrá luego que decorarlas con el diseño del cuello/manubrio central. La cola del lagarto, y su cabeza, darán una ventaja importante al viajante en términos de velocidad y seguridad de desplazamiento. Ahora bien: esta es la parte más complicada… habría que conseguir una cantidad de DOS niños coreanos contorsionistas que hayan muerto hechos un rollito por lagartopatín; esto a primera vista resulta complicado, pero no debemos desesperar. Lo único que se necesita es convencer a los coreanos del norte que las Elites gobernantes de los E.E.U.U y Corea del Sur consideran que matar niños durante una ejecución de contorsiones circenses es propio de las naciones del eje del mal para que los coreanos del norte comiencen a adiestrar niños contorsionistas para morir hechos bolita. Si algunos han convencido a mucha gente que un hippie caminó por arriba del agua no veo por qué no se puede lograr esto. Creo que nos lo debemos como sociedad. En fin, los niños coreanos (del norte) muertos son mucho más resistentes y disciplinados que el resto de los asiáticos, así que van a aguantar el peso de cualquier pasajero. Tal vez sea necesario realizar pequeñas modificaciones al niño contorsionista hasta lograr un óvolo, pero si se los colocá tomándose los pies con las manitos por atrás de la espalda quedando de cara al piso no creo que haya mucho problema; y considero oportuno pegarlos a la tabla (el lagarto) utilizando los tendones de las patas de la jirafa, porque bien sabido es lo firmes y resistentes que son.
Claro está que esto es un ensayo, y he sido apremiado por el tiempo. Tal vez debí haber trabajado un poco más en esto. Pero solo con la práctica se perfecciona.

Tetraelfín - por EFE

El "tetraelfin" se trata de un prototipo futurista que contempla el hecho de que la tierra está en un irreversible efecto invernadero, en donde los extremos polares se derriten sumergiendo a las principales ciudades costeras de todo el mundo en lo profundo del océano, y como humanos vamos a tener que adaptarnos a vivir en esas condiciones. Es así que el tetraelfin surca los mares con sus cuatro delfines de potencia que remolcan una cabina submarina, a las que para evitar inconvenientes con los clásicos "instintos animales", se les removió quirurgicamente la cabeza, controlando sus movimientos con una computadora conectado a su columna vertebral.


SBMUM - por Eufrasio

El Súper Bicho Mutante Ultraliviano Móvil (SBMUM) es fruto de la combinación de las más avanzadas tecnologías desarrolladas por el trabajo conjunto de 25 laboratorios de ingeniería genética que unieron esfuerzos para lograr el vehículo perfecto.
Realizado en base a la combinación de genes de 250 especies, el SBMUM es un inmenso animal cuadrúpedo que corre a grandes velocidades, y que posee una cavidad capaz de albergar pasajeros que pueden conducirlo a su voluntad. La cavidad es tibia en invierno, fresca en verano, muy cómoda y espaciosa. Los controles de mando son intuitivos y fáciles de usar, y consisten en artefactos electrónicos conectados al sistema nervioso del animal. Estos dispositivos fueron desarrollados por expertos que dedicaron toda su vida a investigar y adaptar tecnología extraterrestre hallada a bordo de naves interestelares que se estrellaron en la Antártida hace miles de millones de años y fueron encontradas a mediados de la década de 1920 por una expedición de paraguayos satanistas que viajaron buscando coordenadas que un antiguo manuscrito señalaban como muy propicias para la realización del ritual por medio del cual invocarían al Demonio Negro de Ocho Cabezas (casi me muero cuando releí esta oración, de todas formas no le pienso poner ni una sola coma, está bien así).
El SBMUM se alimenta de cualquier producto de desecho orgánico o inorgánico, y lo procesa generando energía y material residual consistente en inocuos gases perfumados, cien veces más agradables que el aroma de las más exquisito perfume conocido por el hombre. Una delgada capa de células vegetales fotosintéticas ubicada en la parte superior del vehículo funciona como fuente de energía de reserva.
Este animal de transporte puede desplazarse a través de los más diversos terrenos y condiciones climáticas gracias a su gran resistencia y durabilidad. La vida media del vehículo suele ser de 120 años. Gracias a las excelentes cualidades nutricionales de su cadáver, el mismo puede ser usado como alimento para otro SBMUM.
En el mundo del futuro ya no existe el petróleo. Pero el transporte no es problema, si tenemos a mano un SBMUM. Reserve el suyo ahora mismo, no espere más.


Motocaballo - por Heisenberg

¿Cuántas veces miró un caballo por la calle y pensó lo bueno que sería convertirlo en una moto? Mientras otros diseñadores intentan resolver el futuro a los adinerados, yo propongo, con el Motocaballo, resolver los problemas del hombre deapié, literalmente hablando. Siempre admiré la capacidad de maniobra que logran los recolectores de basura con sus carros tirados por caballos, frenando ante cada semáforo en rojo, galopando ante cada luz amarilla, relinchando ante cada bocinazo. Pero los animales son impredecibles, no como los humanos. Como se puede ver en el prototipo, el (o la) Motocaballo -que tiene un diseño inspirado en el interior del auto de Gustavo Trelles y en los estudios que Forrest Hooke realizó sobre los granulomas epiteloideos- lo que propone es acoplar toda una estructura alrededor de la corporeidad del equino que logre contener, domesticar, dirigir y evitar estos arrebatos animales propios de un caballo. Los beneficios saltan a la vista, estaríamos sirviéndonos de un vehículo que no necesita petróleo para funcionar, que es económico, que se lo puede acariciar y que no representa ningún peligro para el transporte urbano ni para la sociedad toda.
¿Pero cómo un caballo deviene en un Motocaballo?
Se le amputan las dos patas delanteras y se le embute en su lugar un manillar de moto cuyo largo deberá ser acorde al alto del caballo. Si bien el mismo esta definido básicamente por sus patas, es recomendable no utilizar manubrios demasiado cortos, dado que la cabeza del ahora bípedo, quedaría peligrosamente expuesta a la altura de los paragolpes de los demás vehículos (suponiendo que para ese entonces no se utilicen nada más que Motocaballos para trasladarse), además de quedar desnivelado con sus patas traseras, provocando incomodidad a la hora de conducirlo y acumulación de sangre en la cabeza del animal. La colocación del manillar ofrece una mayor precisión que las patas y la rienda a la hora circular, doblar o estacionar. Y justamente, para lograr estacionar o detenerse a tiempo en un semáforo sin tener que preocuparnos por los impredecibles caprichos animales, es que el Motocaballo utiliza una cinta sin fin sobre la cual el mamífero perisodáctilo puede agitar frenéticamente sus extremidades traseras (las únicas que le van quedando) sin provocar al vehículo movimiento alguno, gracias a un simple sistema de frenos traseros y delanteros.
La materia fecal del animal no va a ser un problema en las calles del futuro, porque el Motocaballo tiene un sistema de alimentación directa (la otrora bestia no ingiere los alimentos por la boca, sino que se los coloca en una procesadora que va directo a su aparato digestivo) y evacuación controlada (tiene un caño en el culo y la mierda cae en un receptáculo). Cuenta además con una simpática escalerita y un cómodo asiento que no es reclinable pero que está forrado con el cuero de las patas delanteras.

Tabla comparativa


 
© Narcotráfico de órganos | Designed by Blogger Templates.