Cebras


A la sombra de unos árboles en el prado de Montevideo, un joven, parado, intenta ponerse un huevo en la cabeza, y hacer que éste se mantenga encima de su cráneo para el resto de sus días. Alrededor del joven, se puede ver una cantidad interesante de huevos; interesante porque a mí particularmente me interesan los huevos que se encuentran alrededor de jóvenes que en el prado de Montevideo que intentan hacer que un huevo se mantenga encima de su cabeza para el resto de sus días; y no tanto por la permanencia del huevo en ese lugar para el resto de la vida, sino más bien por los huevos que pueden verse -rotos, es cierto- a su alrededor. Algunos de los huevos están más rotos que otros. Los que están más rotos, están en peores condiciones que los que están menos rotos, porque estos últimos conservan aun cierta similitud, en color o en forma, con lo que fueron antes de romperse. Porque está claro que las cosas, a pesar de no ser lo que fueron antes, mantienen, en los casos más afortunados, ciertos rastros de su vida pre-rotura. Es así que por ejemplo una mariposa puede mantener, si se la mira bien, los rastros de cuando era un asqueroso gusano, o bien un asqueroso gusano puede mantener rasgos de sus días como revolucionario cubano convencido. Y es a propósito de convencimientos, (y no mantiene la menor relación con lo dicho antes acerca del joven en el Prado) que esto viene a mi mente: estoy convencido que las señalizaciones de tránsito cobran vida durante la noche, en los lugares donde el tránsito es nulo, o muy poco frecuente. Y estoy convencido de esto porque varias veces me he cruzado con cebras que corren en manadas por las calles de mi barrio. Vale decir que en mi barrio no hay cebras autóctonas, por lo que es razonable creer que provienen de otro lado. Las señoritas señalizaciones de tránsito blanquinegras, o afro arias, como prefieren ser llamadas, vienen a mi barrio a jugar picadas y ver cuál es la cebra que tiene los ovarios más grandes ganando carreras. Ya bien hablaba Freud de las cebras y del factor psicológico consecuencia del tamaño de sus ovarios y -según acotaba Lacan- el ancho de las franjas negras. Mi indignación, que supongo se habrá podido sentir líneas más arriba, se debe al comportamiento de estas cebras descontroladas que vienen a jugar picadas para probar su cebrés. Esas picadas –más ruidosas que disco de Motosierra o planchas hablando en un ómnibus- son intolerables, además de ilegales. Con la Liga de Protección del Vecino de Peñarol, hemos salido a combatir -armados, con palabras- estas prácticas invasivas e ilegales. Nuestras palabras más frecuentes son “abran fuego” y “tiren”; debo decir que son muy eficaces. Se ha reducido sensiblemente el flujo de picadas de cebras en Peñarol; paradójicamente lo que no se ha reducido es el flujo de sangre que ha poco más que inundado el barrio. Al costado de los cordones de las veredas hay violentos “ríos” de sangre que son las delicias de los niños que salen a chapotear con sus botas de lluvia y a jugar competencias de barquitos de papel. Todo lo que divierta a los niños es algo que nos llena de ternura y alegría; sin embargo, como bien sabemos, toda vez que un niño se junta con otro para divertirse sanamente jugando carreras de barcos de papel en las calles inundadas de sangre de cebras asesinadas, aparecen los vampiros. Y es realmente horrible. Es cierto que sus apariciones son únicamente nocturnas, pero, ¿qué tipo de imagen da el barrio al resto del mundo al permitir que las veredas se llenen de vampiros -o estos darks /bobitos / tristones del myspace, que al caso son lo mismo- arrodillados, con las manitos apoyadas en el cordón, con medio cuerpo casi sobre la calle, tomando sangre como si fueran perros sedientos bebiendo agua podrida?

Te juro que me dan una bronca.



Mayhem: tu nueva banda favorita

Lo que voy a desarrollar no es producción mía propiamente dicha, sino más bien una recolección de datos desplegados de forma mas o menos organizada. Es en honor a la mencionada banda que realicé esta tarea compilatoria, que no merece menos que un post en este afamado blog.

Mayhem es una banda de black metal noruego con más de 20 años de vida, como buen representante del género, sus canciones son horribles, no obstante su historia es maravillosa: cuenta con suicidios, asesinatos y quema de iglesias. No quiero detenerme en fechas o en modificaciones de integrantes, conténtense con saber los nombres de los que fueron pasando por la banda: Euronymous, Dead, Necrobutcher, Aarseth, Messiah, Maniac, Hellhammer, Occultus, Blasphemer. Para los que aún no se dieron cuenta que esos nombres no fueron tomados de un dibujo animado de Disney, les cuento que Aarseth, Messiah, Maniac y Hellhammer, son todos nombres de canciones de una banda suiza llamada Hellhammer (sí, uno de ellos se puso el nombre de la banda…); es decir, si fueran uruguayos y tocaran pop, sus integrantes quizás se habrían llamado Ojos Rojos, La Plegaria Del Cuchillo, Cada Vez Te Quiero Mas y Buitres. Cabe nombrar algunos de sus trabajos de estudio: Pure Fucking Armageddon, Deathrehearsal, Deathcrush,De Mysteriis Dom Sathanas y Grand Declaration Of War. No hay que ser filólogo para advertir que absolutamente todas sus letras están basadas los conceptos de muerte, satanismo, oscuridad, depresión, paganismo, guerra y destrucción apocalíptica.

Hechos que hacen de Mayhem tu banda favorita

En cierto momento, expulsan a Maniac, el vocalista de la banda, a causa de su exagerada adicción a las drogas y por sus reiterados intentos de suicidio, y junto con él también se va el batero. Ahí entraron dos nuevos, uno tocaba antes en una banda que se llamaba Vomit y el otro en una de se llamaba Morbid. El sustituto de Maniac fue Dead, un tipo extremadamente fascinado con la muerte, la decadencia y la oscuridad. Cuanto éste entera que Mayhem se había quedado sin vocalista, lo que hace es irse a vivir a Oslo y enviar una carta con un casette y un hámster en estado de descomposición. Obviamente lo dejaron entrar a la banda si hacer preguntas. Este nuevo cantante era mas heavy que el otro ¿quién no es adicto a las drogas e intenta suicidarse muchas veces como el anterior? Queremos más, eso ya no nos alcanza. Este tipo, Dead, se cortaba con vidrios todo el cuerpo mientras cantaba (en un concierto en 1990 tuvo que ser internado por la excesiva cantidad de sangre que perdió), enterraba sus ropas en el fondo de su casa (¿?) y tenía una bolsa con pájaros muertos que cada tanto olía para sentir el olor de la muerte… y acá se hacen los zarpados oliendo pegamento; dársela con pájaros muertos es rock and roll!!! Si esto no les alcanza para considerarlo el mejor vocalista de todos los tiempos los entiendo, le falta algo: suicidarse. Todo rockero que se precie de tal debe suicidarse o morir por sobredosis o en última instancia, en una bañera por causas desconocidas, sino es necesariamente pop. Lo que hizo Dead fue rajarse las muñecas y el cuello, y al percatarse de que no se moría más, escogió pegarse un escopetazo en la cabeza. La nota que dejó fue: “Sorry for the blood”.

El 8 de abril de 1991 entra Euronymous (guitarrista) y encuentra muerto a Dead (tengo la sensación de que este texto contiene muchas veces la palabra muerte) y, ni lento ni perezoso, corre a comprar una cámara de fotos descartable y le saca fotos a su cadáver, una de las cuales sería la portada del disco en vivo Dawn of the Black Hearts. Después de tomar las fotos, Euronymous cocinó algunos pedazos del cerebro de su amigo y se los comió, asimismo, confeccionó un collar con los trozos de cráneo que habían quedado ahí en la vuelta… metaaaaaal!!!

Necrobutcher (bajista) se calentó con Euronymous por lo de las fotos y se fue de la banda, por lo que Euronymous contrata a su pupilo Varg Vikernes para sustituirlo. En 1993, Varg Vikernes mata a Euronymous metiéndole 23 puñaladas (dos en la cabeza, cinco en el cuello, y dieciséis a la espalda por si les interesa). Aparentemente, Vikernes se había enterado de que Euronymous - quien había matado a un joven polaco desfigurándole la cara con una botella rota unos días antes- tenía pensado torturarlo hasta la muerte y grabarlo para hacer una película. Unos días más tarde va preso Van Vikernes y también marcha Snorre (segunda guitarra) por cómplice. En su acusación por asesinato se incluían también el incendio de varias iglesias centenarias noruegas. Cabe destacar que la quema de iglesias era una de las actividades predilectas de Van Vikernes; en su haber tiene la iglesia de Storetveit en Bergen, la iglesia de Åsane en Bergen, la iglesia de Fantoft en las afueras de Bergen, la iglesia de Skjold en Vindafjord, la capilla de Holmenkollen en Oslo (con muerte de un bombero incluida) y algunas otras. La imagen de los restos calcinados de una de estas iglesias se usó de portada para un EP de la banda Burzum fundada por Varg Vikernes, y existe también una edición pirata de uno de sus discos cuya contratapa incluye un recortable de una iglesia junto al texto "quema tu propia iglesia".

En el funeral de Euronymous se encuentran algunos de sus viejos integrantes y deciden en 1995 volver a tocar. En esa época tuvieron problemas por usar imágenes nazis como la esvástica o el emblema de la Totenkopf, además de sus clásicos empalamientos de cabezas de chancho en sus toques.

Ya entrados en este siglo, en el 2003 se le presentaron cargos a la banda por partirle el cráneo a un aficionado con una cabeza de oveja que tiraron al público.

En noviembre del año pasado, toda la banda fue arrestada por destruir totalmente la habitación de un hotel en Holanda.

En abril de este año, Mayhem actuó en el Infierno Metal Festival de Oslo, y mientras tocaban el tema “Pure Fucking Armageddon”, el actual vocalista Csihar fue crucificado en el escenario y el tema fue cantado por Messiah, el primer vocalista de la banda.

Hay entrevista a Euronymous en donde dice cosas interesantes como “La cosa que es más importante para nosotros es ser activos en la difusión del Mal”; “Si mi novia se muere, yo no lloraré, abusaré del cadáver”, y en la que ubica a Mayhem dentro de los llamados Satanistas Violentos Adoradores de Satán entre los diferentes tipos de satánicos.

De yapa les dejo un video de una banda que se llama Nargaroth, la letra de esta balada romántica habla del episodio en el que Van Vikernes mata a Euronymous, ta subtitulado y todo. Miren la cara de muchacho nazi con padre rico que tiene Van Vikernes en la primera entrevista.

http://www.youtube.com/watch?gl=ES&hl=es&v=F9Trp680SRg

Bueno chicos, ahora ya tienen un nombre de banda para rayar el banco del liceo. Hay más cosas interesantes de estos tipos en Internet, busquen, investiguen, googleen, y háganse Satanistas Violentos Adoradores de Satán!!!

Por un mundo sin nombre propios

Cuando nació mi primer hijo tanto mi familia como mis amigos y conocidos insistían en que debía ponerle un nombre. Incluso mi esposa me molestaba mucho por ese asunto. Siempre me pareció una costumbre muy ridícula la de ponerle nombres a los hijos, al fin y al cabo existen las palabras “hijo” e “hija” para denominar a las criaturas que uno engendra. Y si uno tiene más de un hijo puede usar “segundo hijo” para referirse al segundo, “tercer hijo” para el tercero, etc. Y la gente podría inventar un sinfín de estrategias para identificar a las personas evitando confusiones.
Puede que la motivación de esta práctica inútil radique en la búsqueda de la consolidación de ciertos rasgos en el niño. Poniéndole un nombre bello los padres expresan la esperanza de que sea una bella persona. También están los que prestan atención a la etimología de las palabras que suelen usarse como nombres propios, esperando que algo de ese significado se filtre en el alma de la criatura y ayude de alguna forma mágica a forjar su carácter. Todo esto puede explicarse por el miedo de los progenitores de que ese pequeño ser que han traído al mundo se transforme al crecer en una criatura horrible, un ser abominable que no cumpla un sinfín de expectativas que albergan secretamente los padres desde el momento mismo en que lo concibieron.

Hitler Ignacio Da Silva

Para demostrarle a todo el mundo lo inútil y estúpido que es poner nombres a los hijos fue que decidí hacer un experimento. Le puse a mi hijo un nombre de perro y lo dí en adopción a una pareja coreana. Sería la prueba definitiva: si el mito sobre los nombres era cierto entonces mi primogénito adoptaría rasgos caninos y los coreanos lo cocinarían y se lo comerían. De lo contrario lo tratarían como a un ser humano y lo criarían como a su hijo.

Mi hijo, en un mundo paralelo en el cual poner nombres es algo útil.

¿Adivinen que pasó? Exacto, los coreanos se comieron al niño con nombre de perro. No, mentira, lo criaron como a su hijo y viven felices en un poblado al norte de la provincia de Gangwon. En cuanto a mí, mi mujer me dejó y mi familia no me perdonó jamás por haber entregado a mi hijo. Hace años que no me hablan. Ni siquiera admitieron que yo tenía razón los muy desgraciados.
Cuando tenga otro hijo no le voy a poner nombre, y voy a dejar que corra libre por ahí sin ninguna palabra extraña atada a su cuello por el resto de su vida. Los otros niños en la escuela se burlarán de él, claro, ser el primer hombre sin nombre tiene su precio y en el futuro se sentirá orgulloso de que su padre haya tenido la iniciativa de ser el impulsor de la erradicación de los nombres propios. Ese futuro en el cual nadie tenga nombre llegará inevitablemente, porque todos merecemos vivir en una sociedad más razonable.

El cuarto de Trócoli



Trócoli creía que su cuarto estaba lleno de hipopótamos. Sus amigos, por distintos caminos, intentaban hacerle entrar en razón.

-No puede haber hipopótamos en tu cuarto porque es muy chico- afirmaba Asdrúbal. Trócoli miraba, sin hablar. Asdrúbal prosiguió.

-Si hubiesen hipopótamos acá, cosa que ya te voy diciendo que no hay, tendríamos un problema matemático. Un problema de espacio. En el mejor de los casos, “hipopótamos” podría referirse a dos. Más de uno, seguro. Y mirá tu cuarto, Trócoli; sin ánimo de ofender, pero, es muy chiquito. Los hipopótamos no son objetos inanimados, son seres que se mueven, de modo que si hubiera, no hay, repito, pero si hubiera al menos dos hipopótamos, no habría espacio para que nosotros estemos acá, ni los muebles ni nada.

-Cuidado- interrumpió Balaguer- si bien estoy de acuerdo con tu idea y con tu intención, Asdrúbal, me gustaría dejar en claro algo. Si vos decís que no puede haber dos hipopótamos en el cuarto porque no daría el espacio, tal vez le dejes la equivocada impresión, acá al amigo Trócoli, de que puede haber un hipopótamo y no varios.

-Es cierto- se apresuró a decir Asdrúbal. Tampoco podría haber uno.

-Pero ¿cómo concluís eso?- intervino Joel- ; eso no se desprende de ningún modo de tu lógica. Porque espacio para un hipopótamo, si nos apretujamos un poco y acomodamos algún mueble, podría haber.

-Pero no hay hipopótamos- retrucó Asdrúbal.

-Exacto- dijo Joel- no hay ni uno solo. Yo nada más quería dejar en claro que esa conclusión que sacaste no se desprende de tu razonamiento en cuanto al espacio y a la movilidad de los, o del, hipopótamo.

-Sin embargo- intervino Balaguer- los hipopótamos que sabemos que no están aquí, bien podrían haber muerto y de ese modo haber perdido su movilidad. Incluso pudieron haber sido apilados uno sobre otro hasta llegar al techo.

-Pero eso no sucedió- dijo Asdrúbal.

-Pero eso no sucedió- repitió Balaguer.

-Por otra parte los hipopótamos pudieron haber sido mutilados, picados en pequeños trozos, tal vez transformados en alguna sustancia pastosa con la que se pudieron haber construido todos estos muebles que adornan el cuarto de Trócoli- comentó pensativo Joel.

-¿Todos?- dijo Balaguer.

-Sí. O, algunos, no sé. Igual era solo una idea de lo que podría haber pasado. Tenemos en claro que no pasó.

Trócoli miraba lo que sucedía, pensativo. Asdrúbal inspeccionaba los muebles con mucha atención.

-Pero estas dos últimas ideas- dijo Asdrúbal dándose vuelta súbitamente- requieren la actuación de una o más personas. Los hipopótamos no pueden haberse matado y apilado hasta llegar al techo por sí solos; y mucho menos pudieron haberse trozado y trasformado en una sustancia pastosa con la que se pudieran haber construido los muebles que vemos acá. Necesitaron ayuda.

- Pero no hay tales hipopótamos. Ni los hubo- sentenció Balaguer.

-Claro, claro. Yo decía en el caso hipotético de que los hubiera- repuso Asdrúbal.

-¿Y quién pudo haber matado a los hipopótamos, si es que hubiese habido alguno aquí, en algún momento?- preguntó Joel.

-¿Y por qué me mirás a mí?- intervino nervioso Balaguer.

-Yo no te miré- dijo Asdrúbal.

-No te hablaba a vos, le hablaba a él- dijo Balaguer, señalando a Joel.

-Ah, y yo te miré como podría haber mirado a cualquier cosa: a Asdrúbal, a un mueble, a la pared, a un hipopótamo, a un asesino de hipopótamos, yo que sé- dijo Joel, entrecerrando los ojos.

-No, no. Vos buscás acusarme. Lo siento- insistió Balaguer.

-Creo que te estás acusando solo-retrucó Joel.

- Por favor, muchachos, no sean así; acá nadie acusa a nadie, y nadie es un asesino de hipopótamos.

Trócoli, mientras tanto, mascaba algo de forma vehemente y miraba de reojo.

- Y si los muebles fueran, en efecto, de una sustancia proveniente de un hipopótamo, o de varios ¿no vendría esto de cualquier modo a contradecir la idea de que el cuarto está lleno de hipopótamos? Después de todo es solo una sustancia. Los hipopótamos no están más. Son muebles.- dijo Asdrúbal.

-Ni tampoco estuvieron- corrigió Joel.

-Pero eso no tenemos que demostrarlo; el tema era que Trócoli estaba convencido de que su cuarto está lleno de hipopótamos, no si alguna vez hubo alguno aquí- dijo Balaguer.

-No tenemos que demostrar nada. Lo hacemos solamente porque queremos. Queremos que Trócoli entre en razón- afirmó Joel, mirando al mencionado, de reojo.

Trócoli estaba revolcándose en el piso.

-Tu cuarto, además de chico, está muy sucio, Trócoli- comentó Balaguer.

-Sí, hasta parece que hubiera barro- agregó Asdrúbal.

-Tu cuarto es un pantano Trócoli, ponete las pilas- dijo Joel, entre risas.

Trócoli se había perdido de la vista de sus amigos ya. Estaba con medio cuerpo dentro del barro. Solo se veía su lomo.

 
© Narcotráfico de órganos | Designed by Blogger Templates.