Presentación de Enfermos II

En algún lado me topé con esto:

No conocemos la persona que redactó este manual y quede claro que no deseamos conocerla, pero no podemos pensar a sujetos que viven y sienten, sujetos sufrientes, padecientes, como meros “casos” a estudiar, como si no fueran más que un conjunto de síntomas. Hay que romper con ese legado que la psiquiatría moderna nos dejó y empezar a comprender al paciente como un interlocutor válido, como un individuo con potencialidades, y no solo como un cuerpo pasible de ser medicado. Como sea, está clarísimo que el que escribió esto es un chino (entiéndase por “chino” también japonés, o koreano o todos aquellos a los que les fascinan los robots gigantes), eso da por tierra con todo lo que dije antes, son demasiados como para pensarlos individualmente y se nos hace más práctico entenderlos como un todo complejo, imposible de ser entendido en cualquiera de sus dimensiones, y del cual hay que burlarse por las dudas, no sabemos si ellos no están haciendo lo mismo con nosotros. Fíjense nomás en este “Uso de Mando CD-ROM”, antes que nada, hay que decir que no debe haber en el mundo aparato con menos botones que una compactera, por lo que tenemos que desconfiar de tipos que elaboran un manual de uso de un artefacto como este para poder darle uso sin romperlo. Si a partir de esto podemos empezar a creer que se están mofando de nosotros en nuestras propias narices, basta con llegar al ítem “Eyaculación de Emergencia” para comprobarlo. La otra opción válida es que estemos ante la traducción de un gallego, ahí la enfermedad es distinta, también es de origen cultural, pero no es tan incomprensible para nosotros como lo que es pasa a los chinos.

Nadie en su sano juicio debería utilizar el término “eyaculación” en otro contexto que no sea el que todos sabemos que se supone que debe ser; porque si bien el término es conceptualmente pertinente a la acción que se intenta describir en este manual, es más que sabido que la tarea de eyacular es un privilegio concedido únicamente a los penes, nada que no sea un pene es capaz de eyacular, y mucho menos una compactera. Bien se podrían haber utilizado otros términos como Abrir, Expulsar, Sacar, Extraer, Arrojar, Expeler, Emitir… incluso Excretar es preferible.

Pero el chino va aún más lejos, utiliza en la misma oración las palabras insertar, hoyo y eyaculación manual; nadie que pretenda ser tomado enserio puede conjugar estos tres términos en un mismo enunciado. Aparte, el hecho de agregar el adjetivo “manual” habilita a los lectores a suponer los otros tipos de eyaculación, que se corresponden con las tres fases del desarrollo afectivo sexual del niño: oral, anal y genital. Como si esto fuera poco, se agrega “NOTA: Favor apagar el aparato antes de la eyaculación manual”. Este blog ha intentado desde sus comienzos no caer en la ordinariez, pero este chino de mierda te lo deja servido en bandeja; esta frase es una de las tantas pruebas de que los chinos no son como nosotros, ni siquiera biológicamente hablando: ellos tienen que apagar el aparato antes de la eyaculación manual, mientras que nosotros lo podemos dejar encendido que se nos apaga después automáticamente.

Por favor entiendan las terrajeadas como algo inevitable para referirse a este Manual, si quieren escuchar sutilezas humorísticas de la misma tópica y de otras escuchen a Les Luthiers, nosotros no sabemos hacer eso. Y recuerden algo: siempre es todo, absolutamente todo, culpa de los chinos.

8 comentarios:

  1. Anónimo dijo...:

    Bestial. Una alegría haber caído acá.
    Juan.

  1. Quiero expresar mi indignación con la frase "entiéndase por “chino” también japonés, o koreano o todos aquellos a los que les fascinan los robots gigante". Me parece una muestra de racismo abominable, si no de lisa y llana ignorancia, el reducir a toda una cultura en una caracterización tan banal, cuando es bien sabido que los orientales se caracterizan por disciplinas tan ricas y complejas como la poesía, la filosofía, la pedofilia y el "tentacle porn".

  1. Heisenberg dijo...:

    indignación aceptada.

  1. QUE VUELVA INSERT COIN o les juro por la santisima TRINIDAD y SAN Walter Olmos que les entrego los nombres de los responsablede este BLOG a COTUÑO para que haga lo suyo.JEJEJEJEJE

  1. Eufrasio dijo...:

    Eso, ¡que vuelva la Insert Coin! Y ya que estamos, ¡que vuelvan los Redondos también!
    En cuanto al tema de los japoneses, chinos y demás, no puedo dejar pasar el hecho de que no mencionaron a Godzilla. No hay que olvidarse de Godzilla.

  1. ¿Hay un hentai de Godzilla? No pueden haber dejado pasar esa.

    A propósito de Cotuño y su club:

    “Cada vez más empresas favorecen al sector gay, lo que hace vislumbrar el final de los tiempos.”
    Noticia Cristiana

    Word.

  1. EFE dijo...:

    se lo dije a Heisenberg personalmente y creo que no me dio pelota, como siempre, pero lo repito aquí. el autor de este manual no es chino, sino, un miserable empleado de habla hispana mal pagado, e aquí mis 2 simples y rebuscadas pruebas:
    1)Exagera demasiado el uso de la palabra "eyaculación" como ninguna otra en todo el manual
    2)"El/ella" en la única parte del manual en que diferencia a ambos sexos, esto se debe a que quería enfatizar el doble sentido implícito de este párrafo, o, esta escrito por otra persona que quería dejar en alto y bien marcado de la mujeres también pueden insertar barras pequeñas en los hoyos de las CD-teras.

  1. Legendary Player Fer dijo...:

    Ja, que grosso Pina. Yo estoy convencido que a Japón hay que cercarlo con alambres de púas y declararlo el manicomio de la humanidad.

 
© Narcotráfico de órganos | Designed by Blogger Templates.