Manualidades: cómo descuartizar un hipopótamo y hacer coquetos centros de mesa con sus partes

MANUALIDADES


Cómo descuartizar un hipopótamo y hacer coquetos centros de mesa con sus partes






Como todos sabemos el hipopótamo, o hippopotamus amphibius es un gran mamífero artiodáctilo herbívoro que habita en África. Un buen lugar para encontrarnos con algunos de ellos es en la zona del África Sub -sahariana, donde suelen rondar lagos y ríos en números que pueden ascender ¡hasta los cuarenta!

Una vez en el África sub-sahariana, lo más recomendable es cargar con nosotros hojas de algún árbol de la zona, que para ellos, son manjares irresistibles. Ni bien se logra atraer la atención de uno de los hipopótamos, nos abocamos a ese, y dejamos en paz a los demás. Porque hay que tener en cuenta que con un solo hipopótamo nos alcanza para realizar muchísimos centros de mesa y para, en consecuencia, impresionar a todas nuestras amistades; esas mismas amistades que están todo el tiempo diciéndonos “si tan solo tuviera un amigo con centros de mesa hechos de hipopótamos descuartizados, oh, qué honrado me sentiría”.




Ya con el hipopótamo siguiéndonos bajo el efecto del hambre provocado por la hoja que acarreamos (y movemos, sutilmente, de vez en vez) comenzamos a caminar rumbo al lugar donde previamente colocamos la trincheta con la que lo descuartizaremos.

Estando allí, con nuestra buena onda, simplemente le provocamos la muerte y luego lo descuartizamos, utilizando palabras tranquilizadoras primero, y la trincheta después. Cuando el hipopótamo muere tranquilo, y es descuartizado con cuidado, los centros de mesa que se producen luego, tienen un aura de paz y armonía que baña, por extensión, al resto de la sala donde se los coloca.


Ahora bien, ya con el cuerpo del hipopótamo trozado, procedemos moldearlo con nuestras propias manos, aprovechando la sangre y las tripas para fortificar los bordes del canasto y, si tenemos la suficiente destreza manual, hacerle algunos firuletes decorativos que le dan la apariencia barroca que tanto nos gusta.

Finalmente otra cosa a tener en cuenta, es el modo de transporte de los canastos hasta el Uruguay; porque no olvidemos que nos encontramos en el África sub-sahariana y el flujo de ómnibus no es el mejor. Lo más conveniente sería comprar pasajes de avión, no solo de ida, sino también, de vuelta. Porque de este modo, podremos volver. Sino, solamente estaríamos en condiciones de ir al lugar, pero no de traer los canastos con nosotros; y lo que nosotros queremos es ir, pegarnos una descuartizada de hipopótamo y volver lo más campantes con nuestros centros de mesa al Uruguay. ¿Me explico?


Recuerde que para realizar exitosamente esta manualidad, se necesitará:



Hippopotamus amphibius


Viajar al África sub-sahariana


Hojas de algún árbol


Trincheta


Buena onda


destreza manual











7 comentarios:

  1. Eufrasio dijo...:

    ¡Que bueno! Siempre quise saber como hacer centros de mesa con hipopótamos.

  1. Mirena dijo...:

    Fundamental la buena onda!!!

  1. Mariana dijo...:

    Nuestros abogados van a estar poniéndose en contacto con usted en breve.
    Saludos cordiales.
    PETA.

  1. Mariana dijo...:

    Je je, qué susto, eh...

  1. Daritxo dijo...:

    Son canastos con buena onda, no hay problema....=)

  1. Fabian666 dijo...:

    me hizo acordar a LAS MANUALIDADES DE VICTOR !!!!

    aquel trolìn que salia en el programa de Cacho Bochinche, y luego tuvo su espacio en canal 12


    ah,eso si FUNDAMENTAL, lo de tener buena onda para descuatizar al bicho

    HACÌA TIEMPO QUE NO ME REÌA TANTO


    a ver cuando aprendemos a tejer bufandas para jirafas...

 
© Narcotráfico de órganos | Designed by Blogger Templates.